Peña La Verema

Cata 226 en Celler del Tossal. Blanca Navidad: Variedades autóctonas con carácter.

Blanca Navidad: Variedades autóctonas con carácter.

 

La Cata 226 de la Penya La Verema tuvo luga en los previos a las fiestas Navideñas... apenas unos días después de que algunos de los miembros de la Penya disfrutáramos en el Canalla Bistro de Ricard Camarena de una espectacular cata de ostras.

La cata tuvo lugar en un local con notable tradición en la gastronomía valenciana que ha emprendido un nuevo rumbo, se trata del antiguo Tossal, ahora El Celler del Tossal bajo la dirección de Luca Bernasconi.

Cuando comencé a preparar esta cata navideña tenía claro que quería que mis colegas de la Penya disfrutaran de blancos monovarietales de vidueños autóctonos de cada una de las zonas seleccionadas. Tenía claro que no habría un chardonnay... y no porque participé del movimiento ABC (anything but chardonnay) sino porque imaginé que, a ciegas, más de uno de mis colegas tendría excesivas facilidades con esta variedad.

También tenía claro que quería una riesling.... la Diva es una de mis variedades favoritas.... pero busqué ante todo una riesling sencilla, que mostrara las virtudes -y/o miserias- de la variedad sin los aportes de uno de esos espectaculares terroirs que encontramos en su patria natal (y me refiero tanto a Alemania como a la región de Alsacia).

Elegida la riesling, mi foco se centró en otra de mis variedades favoritas, la chenin blanc... y ya se sabe, decir chenin es... decir Loira. Aquí opté por un espectacular elaborador pero también por una poco conocida denominación Montlouis-sur-Loire.

El círculo se cerraba.... las opciones para el tercer vino fueron, una Grüner Veltliner austriaca y la gewurztraminer del Norte de Italia o de Alsacia. Pero para aquellos que conocen mis gustos poner una grüner era dar demasiadas facilidades... y la gewurz resulta demasiado ‘fácil’ de identificar... así que opté por poner algo más difícil y elegí por otra variedad de Alsacia (y del Norte de Italia) la pinot gris (pinot griggio) que en este caso ofreció un marcado carácter floral/especiado y un punto dulce en boca por el que fue ¿injustamente? penalizado.

Ya sólo quedaba la referencia nacional. La opción bien pudo ser una fresca variedad gallega, la actual estrella del panorama enológico -la verdejo-, la cada vez más prometedora xarel·lo o una de las variedades más extendidas en el territorio nacional, la viura /macabeo/ macabeu. Y esta última fue la elegida...

Así pues, los vinos elegidos fueron:
1. François Chidaine Les Choisilles 2009. François Chidaine. Zona: AOC Montlouis sur Loire  (Francia), 13,5%. Chenin blanc que suele proceder de la mezcla de uvas de viejas viñas de los pagos Les Epinais, La Taille aux Loups y Clos au Renard. Choisilles es un tipo de pedernal que se encuentra en estas parcelas. PVP: 16,5€

2. Tesch Riesling Unplugged 2011 Weingut Tesch. Zona: Nahe (Alemania), 12,5%  Riesling. PVP: 9,5€

3. Kientz Grand Cru Winzenberg Pinot Gris 2009. René Kientz et fils. Zona: Alsacia (Francia), 13,5%. Pinot Gris. PVP: 12,5€

4. Aptià macabeu fb 2011. Agustí Torelló. Zona: D.O. Penedés. 11,5%. Macabeo de viticultura ecológica. Crianza sobre sus lías durante 6 meses en barricas de roble. PVP: 10,70€

El vino ganador, fue el teóricamente más sencillo.... el Unplugged de Weingut Tesch (83,8) que mostró lo mejor de la variedad, una delicada expresión frutal y un paso por boca estilizado y fresco. El segundo clásificado fue el chenin blanc, mineral, cítrico y muy bien definido, con un paso por boca fresco y muy buenos amargos (82,7). El tercer clasificado fue el alsaciano, el más voluminoso, también el más goloso y maduro, que fue penalizado por el toque dulce en boca (80,1). La última posición quedó el macabeu, que frente a un grupo de catadores claramente posicionados en el sector “anti-madera” fue penalizado por sus vainillas, sus tostados y las huellas del paso por barrica que mostraba en boca. Sin duda el tiempo será su aliado, pero de momento la fruta queda un tanto enmascarada (78,1).

Los únicos 2 catadores que fueron capaces de completar el puzzle fueron Alessandro, que discretamente fue uniendo las piezas y Asensi, que por momentos ejerció de ‘Big Mouth’ pero que al menos afinó  en sus elecciones. Hubo también 4 catadores que lograron 2 Cata 226 Penyaaciertos, los 2 invitados, José Luis y Rober y dos de los socios, Pepe García y Juan Such. Por otra parte destacar que el vino más acertado fue el Riesling, el ganador, que fue acertado por 8 de los 12 catadores y el menos acertado el chenin blanc, pero sólo fue descubierto por los dos acertantes del pleno.

Tras la cata llegó el momento de la cena. El equipo de el Celler del Tosal nos agasajó con un excelente menú compuesto de:

 

Aperitivo de bienvenida: Cucharita de bonito con pisto.
Entrantes (al centro)

Ensalada de vieiras asadas con estofado de lentejas y chipirones
Pulpo a la brasa sobre trinchado de patatas
Panceta ibérica a la brasa con polenta a la salvia
 

Principales a escoger

Chuletón de vaca gallega a la brasa o pescado de lonja a la brasa

Y para concluir variado de postres y café

Estos platos fueron regados, en primer lugar con una novedad en el mercado, aprovechando que había Cata Virtual, degustamos el 

Pago de Tharsys Millesimé Chardonnay 2011 un atractivo cava que mostró la personalidad de la variedad con un toque de personalidad mediterránea.

Seguimos con un espectacular Cuvée Antoine 2009 de nuevo una chenin blanc con un toquecito de azúcar residual que gustó a todo el mundo, sorprendente y con una magnífica definición.

Parecía lógico que también hubiera algún tinto, aunque la opción fue hacia un vino los menos tinto posible... decir eso y decir pinot noir... es casi lo mismo, la sorpresa fue que toda la finura de la pinot noir pero con algo más de peso en boca se podía encontrar en un vino de Baden (Alemania) concretamente con el Duijn Spatburgunder Gut Alsenhof 2008. Magnífico.

Era hora de volver a los blancos, y el primer paso fue tomar una excelente Champagne Colin Blanche de Castille 1er cru blanc de blancs brut. Tremendo.

El cierre, teórico, antes de los postres, vino de la mano de uno de mis champagnes favoritos, el brut nature de Pierre Peters, es decir su  Cuvée de Reserve Sans Dosage Grand Cru Blanc de Blancs.

Finalmente para los postres tomamos, cortesía de la casa, un personalísimo Ramblis 2010, el tinto dulce de Bernabé Navarro, que muestra un excelente trabajo de la monastrell. Los más descarriados optaron por las grappas e incluso por los limoncellos y así, tras una tertulia no demasiado larga -los años no perdonan- todos los mochuelos volamos hacia nuestros respectivos olivos, contentos por el ‘trabajo bien hecho’.

 

 

 

  1. #1

    Jose Contreras

    Buena cata para ser la de despedida del año de la Peña La Verema. Sorprendente ese Tesch Riesling Unplugged 2011, con muy buena RCP. Felicidades Paco por la organización.

  2. #2

    Juan Such

    El entorno de la cata fue excelente, con una gran mesa en la sala subterranea, donde se podía hablar con tranquilidad. Todo un lujo. También muy buena la selección de los vinos, me sorprendió mucho la calidad-precio del Tesch Riesling Unplugged 2011, un riesling de manual (el único que tuve claro desde el principio). Respecto a la cata a ciegas, confundí el Loira con el Alsaciano (por eso, al igual que Pepe G., también tenía 2 aciertos :-). Por último, muy bueno el menú propuesto por Luca y más a ese precio. El toque de la brasa excelente. Una gran velada pre-fin del mundo maya y un restaurante para volver pronto.

  3. #3

    Paco Higón

    en respuesta a Jose Contreras
    Ver mensaje de Jose Contreras

    Gracias resalao... Fue un placer veros disfrutar!!! ;-)

  4. #4

    Paco Higón

    en respuesta a Juan Such
    Ver mensaje de Juan Such

    Cierto... ya está corregido... Escribir a las tantas de la madrugada tiene esos riesgos...

  5. #5

    jose-sempere

    Paco enhorabuena por la eleccion de los vinos y el sitio. Lo pase fenomenal, disfrutando de los manjares y la cia. Realmente el riesling me encanto, pero he de decir que el macabeo tiene su punto. Todos los platos de la cena estaban estupendos, pero como ya sabeis el chuleton fue mi preferido. Estaba impresionante.
    Gracias Paco

  6. #6

    Paco Higón

    en respuesta a jose-sempere
    Ver mensaje de jose-sempere

    Fuimos pocos los carnívoros... y lo cierto es que la pinta del bonito era espectacular... pero ¡¡cómo estaba la chicha!!!

  7. #7

    J_de_Castro

    Gracias por la crónica, Paco, estupenda cata. Me gusta el rumbo que le está dando Luca al Tossal. Excelente cena, a destacar la brasa, con una relación calidad-precio muy buena. Respecto a la cata, me gustó mucho Les Choisiles y el Riesling de Tesch. Esta vez pleno al 15: 0/4, lo que tiene también su mérito :-)
    Impresionante el Duijn, Pinot noir alemán finísimo.

  8. #8

    PepeGarcia

    Ayer lei la crónica y te felicito Paco, refleja fidedignamente todo lo acontecido. Te felicito por la organización, tanto por los vinos de la cata (me gustó especialmente el riesling, como a la mayoria), como por la cena posterior. Me pareció un excelente RCP, y el sitio fenomenal, estuvimos muy cómodos. Tienes razón Paco: ¡¡¡Cómo estaba la "chicha"!!!. En fin, para repetir.


Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar