Quincha Corral 2005

Vino Quincha Corral 2005

Puntuación del vino
Puntuación sobre 100:
97
Puntuación Media:
9,4
Calidad-precio:
8,2

Bodega: Bodega Mustiguillo
D.O./Zona: D.O.P. El Terrerazo
País: España
Tipo de vino: Tinto
Graduación (vol): 14,50%
Varietales: 90% Bobal, 5%Tempranillo y 5% Cabernet Sauvignon
Precio aproximado: De 50 a 99,9 €
Descripción
Otros vinos catados de esta bodega

Elaboración: El vino Quincha Corral 2005 se elabora con uvas Bobal cultivadas siguiendo los métodos de la vendimia ecológica y venidmiadas a mano. Tras la vendimia y una primera maceración en frío, tiene lugar la fermentación de 12 días en barrica abierta y con pigeage manual. Posteriormente, se produce una maceración post-fermentativa de 12 días y solamente el vino de flor se usará para la crianza. El vino Quincha Corral 2005 tiene una crianza de 18 meses en barricas de roble francés.

Varietales: 90% Bobal, 5%Tempranillo y 5% Cabernet Sauvignon

16 Opiniones de Quincha Corral

4 años y 6 meses han transcurrido desde la última cata colgada de este magnífico vino. Ello no quiere decir que no lo tenga bebido en este tiempo. Siempre por Navidad como con él. Pero enredando estos días en la bodega de Torrelavega, comprobé que me quedaban 7 botellas, así que decidimos probar una en el día de hoy, Día de la Madre. 

       Botella abierta con sacacorchos de láminas, saliendo con mucha facilidad.

      ¿Qué me he encontrado?. Corcho en magnífico estado, muy tintada la cara que está en contacto con el vino. Significando en él la añada y marca.

       A la vista mantiene su color rojo picota, sin notas teja. Limpio y brillante, pero aconsejo decantar pues el fondo de la botella tiene precipitación. Con muy buena, gruesa, abundante y lenta lágrima en su deslizamiento por el cáliz de la copa. Ribete picota y granatoso.

       En nariz muy abundantes frutas rojas y negras en sazón. La excelente madera de su crianza en segundo término y muy bien integrada. Continúan sin aparecer notas terciarias.

        En boca está elegantísimo, muy equilibrado, sedoso, aterciopelado, profundo, con mucha carga frutal, con volumen, con la madera sin hacerse notar. ¡Una maravilla!. Con notas balsámicas y ligera pimienta negra. Taninos domándose y manteniendo una fresca y elegante acidez que invita a beber y beber y que le va a otorgar muchos años más de vida. Sin fatiga, a pesar de sus años y variedad. Elegante, aterciopelado, sedoso y frutal paso de boca. Es un vino muy, muy largo. Me da una permanencia de 4,30 minutos.                         

       Posiblemente la mejor botella de las que tengo bebidas de esta añada y van 5 botellas.

Visual:

Picota de ribete violáceo, nada evolucionado para los 12 años que tiene. Lágrima glicérica que tinta la copa.

Olfativa:

En nariz es irresistible, muy aromático y elegante. De buena complexión, tiene mucha pólvora, cueros finos, especias en todas sus formas, polvo, brasas, pedregoso, su barniz, la hoja de tabaco, el romero, tomillo, pegamento, sacristía, almizcle y fruta roja fresca.

Gustativa:

En boca es fresco, sabroso, largo, muy buena acidez, un tanino exquisito, sápido, intenso y balsámico. Das otro trago y es más fresco si cabe. Muy goloso, floral y mineral, prácticamente masticas la pólvora. Un vino sedoso y muy equilibrado. Tremendo!!!

Han transcurrido 18 meses desde la última botella bebida de este vino y continua extraordinario. Corcho de gran calidad y en perfecto estado. Eso sí, una de las tapas de color vinoso por su prolongado contacto con el mismo.
A la vista igual, color rojo picota y granatoso de capa alta, limpio y brillante y con una pequeña precipitación que no te impide apurar la botella hasta el último "culín" de vino. Abundante, gruesa y lenta lágrima en su deslizamiento por el cáliz de la copa. Ribete granatoso y con leves notas teja.
En nariz abundantísimas frutas, en sazón, negras y rojas. Madera de su crianza integrada y en muy segundo plano. No aparecen terciarios.
En boba es opulento, muy elegante, sedoso, aterciopelado, con mucho volumen en boca, muy frutal, con la madera en muy segundo término. Mantiene una elegante acidez que invita a beber y que le va a dar mucha vida. ¿Cuanta?, lo iremos comprobando durante 5 o 6 años. Botellas me quedan. Con los elegantes taninos domándose. Sin terciarios en boca. Es mineral y fino. Sedoso, voluminoso, frutal y elegante paso de boca. Es un vino muy largo. Me da una permanencia de 4,30 minutos.

Aprovechando que pasaban por Comillas dos muy ilustres veremeros y habiendo quedado a comer en Las Piscinas de Villacarriedo, decido agasajarlos llevando una botella de Quincha Corral.
Hacía 14 meses que no le probaba y este vino sigue mejorando. Corcho en perfecto estado, se mantiene limpio y brillante. Mantiene ese color rojo picota-granantoso. Sin atisbos de oxidación y por lo tanto siguen sin aparecer las notas teja.
Mantiene una abundantísima fruta, frutos negros y rojos en sazón. Madera muy bién integrada. Taninos domados. Es balsámico, con notas de pimienta negra.
En boca es ampuloso, con mucho volumen y mayor elegancia, aterciopelado, frutal, resurgen las frutas de la fase olfativa. No percibo notas de evolución. Mantiene una elegante acidez que invita a beber y beber con pasión y glotonería y que le dará más años de vida. Te llena plenamente y como un guante de seda la boca. Es muy, muy equilibrado.
Como siempre sigue siendo un vino muy, muy largo. Me da una permanencia de 4,35 minutos. Sin ningún género de dudas el mejor tinto que he tomado este verano y del que podré seguir disfrutando.

Cata casi 3 años después.

A la vista se presenta con una ausencia de aparición del color teja.

En la nariz dentro de una intensidad alta, es un acumulo de sensaciones, pero sin necesidad de esperar mucho tiempo, fruta, buena madera, detalles de mineralidad, etc... No aprecio apenas sensaciones de tipo terciario.

En el paso por la boca, otro torrente de sensaciones, pero con un gran equilibrio, fruta, maderas, taninos, etc.…

Fase final larga y al unísono de la fase de boca y de la nariz.

Ya era hace 3 años un muy buen vino, ahora es un gran vino, pero quizás lo mejor es que no denota ningún detalle de estar en la curva de caída de consumo.

Muchas gracias Javier, por esta joya.

No describo la botella ni la etiqueta por haberlo hecho anteriormente. No quiero ser reiterativo. Si debo manifestar que lleva un gran corcho y que no está humedecido por el transcurso de los años.
A la vista se presenta de un bonito color rojo picota de capa alta, limpio, brillante y con una pequeña precipitación en el fondo de la botella, por lo que conviene decantarlo. Buena y densa lágrima que se desliza con elegante parsimonia por la copa tintándola. Menisco granatoso y con incipientes notas rubís.
En nariz es una explosión de frutas negras y rojas del bosque en sazón, arándanos, cerezas, mayuetas, balsámico, mineralidad en forma de tiza de encerado y mina de lapiz. Madera muy bién conjuntada, elegante nariz de la excelente madera de su crianza. Notas de cacao y ciruelas negras en licor.
En boca mucha elegancia, aterciopelado, sabroso, corpulento, carnoso, muy frutal, madera de su crianza integrada, un vino equilibrado, taninos domándose, con una viva y presente acidez que invita a beber y beber y que le dará más años de vida. Excelente paso de boca. Y es muy, muy largo. Me da una permanencia de 4,30 minutos.

Es elegante en nariz, se hace esperar, es profundo, invita a catarlo, es negro y concentrado, surgen unos tonos tostados y especiados, frutas negras, cedro e incienso, una madera conjuntada, entretejida con el caramelo y el bálsamo. Hay frutillas rojas chispeantes, que hacen que beba el vino, cuanto antes.
Al tiempo es floral, surgen las rosas y el agua de manantial. Conserva con intensidad ese rasgo de fresillas, regaliz rojo.

En boca es redondo, puro placer, con garra y elegancia. Te envuelve en café, finos mentolados, cacao, todo ello con persistencia. Muy maduro sin empalagar. Firme tanicidad.
Un vino para disfrutarlo con una buena comida en el campo con brasas.

Vino catado en el encuentro Verema.

https://www.verema.com/foros/foro-vino/temas/1060343-encuentro-verema-cata-quincha-corral-vinos-alma#respuesta_1060402

Visualmente se percibe un cereza oscuro de capa alta.

En nariz es complejo, una sinfonía de aromas definidos y ponderados. Inicialmente caramelo de violetas, para pasar a frutas rojas y negras maduras, café torrefacto, vainilla, toffe, chocolate negro, guindas en licor, sotobosque, algo mineral y fondo balsámico.

En boca se presenta potente y sabroso, buena estructura, tanino presente pero perfectamente integrado, muy sedoso, redondo, equilibrada acidez. Largo y persistente.

Es un vino para beber y disfrutar, hedonismo puro

Experiencia completa de la Cata Vertical del 12 Encuentro Verema: http://www.vinowine.es/vinos-catados/1a-cata-vertical-de-quincha-corral.html

Vino encerrado en botella bordelesa de hombro ancho y fondo undido. Etiqueta sencilla y elegante.
A la vista se manifiesta de color rojo picota de capa muy alta, menisco del mismo color y con una lágrima muy densa y que se desliza con lentitud por la copa.
En nariz mucha fruta del bosque, especies,madera perfectamente integrada, alguna nota de vainilla y cacao.
En boca potencia, mucha potencia unida a la elegancia, vino muy equilibrado, taninos domados, fina acidez,corpulento, carnoso, mineral, te invita a beber y es largo, muy largo. Me dá una permanencia en boca de 4,30 minutos. Vivirá todavía unos años, seguiremos disfrutandole.

Rojo púrpura, ribete granate, muy, muy cubierto.
Lágrima mediana muy teñida.
Nariz a monte bajo, amplísima, intensísima, con fuerte componente a toffee y lácteos.
En boca es serio, mate, frutas muy maduras en compota, acidez ideal, astringencia importante pero sin aristas. Moras, tapon de cava, madera, posgusto eterno y elegante a regaliz.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar