Abadía Retuerta Cuvée El Palomar 2004

Vino Abadía Retuerta Cuvée El Palomar 2004

Puntuación del vino
Puntuación sobre 100:
92
Puntuación Media:
8,4
Calidad-precio:
7,8

Bodega: Abadía Retuerta
D.O./Zona: V.T. Castilla y León
País: España
Tipo de vino: Tinto
Graduación (vol): 14,00%
Varietales: 80% Tempranillo 20% Cabernet Sauvignon
Precio aproximado: Desconocido
Descripción
Otros vinos catados de esta bodega

Elaboración: 18 Meses en barricas de roble Allier con tostado medio alto.

Varietales: 80% Tempranillo 20% Cabernet Sauvignon

11 Opiniones de Abadía Retuerta Cuvée El Palomar

Bien repartidas están el cúmulo de sensaciones apreciadas en este vino...sin lugar a dudas buen vino en términos generales. La parte alta la asigno a la visual, donde en apariencia se muestra un vino joven, de buena capa, muy brillante y un novel ribete rubí. En cuanto a la parte media ó media-alta considero su entrada en boca, con buen potencial, concentrado, amplio, sin aristas pendientes de pulir, taninos dulces, buena acidez y bastante persistente.
Lo más bajo lo asigno a su nariz, no por falta de expresión ó intensidad pero sí por lo evolucionado que he encontrado esta botella, con potentes tostados, desván, cuero, especias y fruta madura.

Color rojo cereza con alguna nota grana de buena capa.Nariz previsible con fruta roja y negra madura como fresas,cerezas,ciruelas,grosellas,cassis bien conjuntadas con notas de crianza que aportan tostados,especiados,cremosos,vainilla,mas abajo hay notas de mina de lápiz y polvo.En boca es carnoso,poderoso,vivo,con equilibrio,fruta roja y negra madura,bastantes notas de crianza con tostados,especiados,vainilla.Acidez equilibrada,taninos algo dulzones,persistente y balsámico al final.Con algo menos de notas de barrica me hubiera gustado mas.

Uff, que bueno esta. Esta de 9.
color oscuro, picota cereza con capa alta. 14º bien compensados en nariz, con notas primarias y secundarias largas, pasando a gran fruta negra y dulce zarzaparrilla. Notas de ciruela y orejones. complejo y con sabor muy lóngevo, estructura y cuerpo muy buenos. Muy rico, deja al final sabores de frutas de aragon.
Creo que dejan de fabricarlo, que pena!

Tengo recuerdos muy pero muy gratos de los vinos de Abadía Retuerta. Este Cuvée El Palomar pintaba para no ser la excepción con una fragante nariz de frambuesa y tostados, más un paladar muy cálido con taninos suaves, envolventes, elegantes. Pascal Delbeck y Ángel Anocíbar, ahh, la magia de Francia y la mística de España, venga el sorbo largo... peroooo... (me encontraba en una boda, no precisamente el lugar adecuado para una cata contemplativa) y llegó un mesero badulaque, corrijo, llegó un badulaque, quien sin preguntarme ni avisarme, en un descuido me vació en la copa un chorro del tinto Beso de Vino Garnacha, y aunque no tengo especial encono contra este último vino creo que la imagen descrita explica por si sola el título de esta reseña.
"El horror, el horror, el horror", diría Kurtz en la novela "Viaje al Corazón de las Tinieblas" de Conrad.

Y sigue adelante firme como un roble..........
Untuoso en copa, picota de lágrima rubi fino.
En nariz aromas de frambuesa de lujo, tomillo, miel. Los frutos rojos de madera excelente se ensamblan en finura compleja con cuerpo al entrar en boca.
Muy carnoso y aterciopelado, suave y afrutado, con largo retrogusto donde domina el cafe oscuro y las moras.
Me encanta este caldo.

Catado en restataurante.
Pues parece ser que este vino ha evolucinado a mi modo de ver de un modo magnífico, la nariz esta ahora tremenda , lo encontré totalmente redondo, los taninos están completamente integrados con una fruta madura de calidad una buena acidez que en absoluto me ha parecido un vino tipicamente "de cata", sino que acompañó perfectamente la comida. Un vino que gustó a todos iniciados y no tanto.
Creo que esta en un momento optimo para tomar.

Un vino en el que se puede encontrar mucho. Cerrado al principio color picota poco evolucionado y tostados y fruta en nariz. En boca se confirma mucha fruta, mucho tanino, acidez correcta y un punto de dulzor.

Vino demasiado potente para comer y muy bueno para catar. EMHO

Color cubierto.Nariz agradable con fruta madura y taninos bien integrados.La boca es fresca,acidez correcta,medianamente largo.Muy agradable

Picota oscuro con ribete violaceo muy cubierto, brillante y con precipitados. La nariz es poco expresiva, muy cerrado, notas a grafito, tostados de la madera, cierta frutosidad. En boca es excesivamente ácido, su acidez no está integrada en absoluto, ni su madera, astringente y continúa con escasa expresividad, se cató junto con un Lan Edición Limitada 2003 que hizo de verdugo a este Cuveé Palomar.

Jornada de Puertas Abiertas de la Vinacoteca sobre Vinos de Castilla y León.
Picota intenso, ribete amoratado, lágrima fina, densa y tinta, capa alta. Nariz un poco apagada pero deja denotar su fruta negra madura aunque tiene unas primeras sensaciones de fruta verde y piel de cítricos (mandarinas), tostados flojos, ligeras notas balsámicas y un ligero final de mina de lápiz. En boca es fresco, recorrido un poco agresivo, astringente, goloso, notas balsámicas, senciones dulces (caramelo) aunque un final corto y amargo. Para guardar y abrir más adelante.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar