Vinya La Scala Cabernet Sauvignon Gran Reserva 2012

Vino Vinya La Scala Cabernet Sauvignon Gran Reserva 2012

Puntuación del vino
Puntuación sobre 100:
94
Puntuación Media:
8,8
Calidad-precio:
6,6

Bodega: Jean Leon
D.O./Zona: D.O. Penedès
País: España
Tipo de vino: Tinto
Crianza: Con crianza
Graduación (vol): 14,50%
Varietales: Cabernet Sauvignon
Precio aproximado: De 30 a 49,9 €
Vino de la quincena
Descripción
Otros vinos catados de esta bodega

El restaurante fundado por Jean Leon en Beverly Hills que da nombre a este Gran Reserva siempre fue un punto de encuentro para artistas y almas inconformistas. Con Barcelona en la memoria, Vinya La Scala Gran Reserva 2012, ilustrada por el pintor Josep Moscardó, evoca el tiempo en que Jean Leon y su familia habitaron en la ciudad.

64 Opiniones de Vinya La Scala Cabernet Sauvignon Gran Reserva

La etiqueta es moderna y joven, se le ve una intención clara de querer llegar al público joven.

En visual se presenta con lágrima densa, glicérica, capa media, rojo picota madura.

En nariz se presenta intenso y complejo, pero fresco, con notas mentoladas y balsámicas, cerezas picotas, especias, regaliz, cacao.

En boca tiene buena entrada, largo, con taninos marcados pero domados, seco, potente, con acidez marcada, un  vino vivo, muy vivo. Aparecen notas de fruta del bosque madura, tabaco, pimiento, con notas de barrica muy presente.

Final largo.

Un gran vino que actualmente lo puedes disfrutar pero que evolucionará a mejor con unos años.

Un vino que puede acompañar perfectamente a carnes guisadas, carrillada, rabo de toro o por el estilo.

Mi primera cata virtual de Verema y todo un placer.

Y no pudo ser mejor vino, con una botella muy elegante y vistosa etiqueta y contraetiqueta. 

Fase Visual: Color rojo cereza picota.

Fase Olfativa: Destaca por su intensidad, fruta roja madura, cereza y notas a tostados y especiados.

Fase Gustativa: Los taninos son suaves confiriendo un paso untuoso y elegante. De final largo y persistente.

Un vinazo.

En la fase visual es un vino color picota de capa media-alta. Fruta roja, mermeladas y compotas. Tiene una lágrima densa y desciende de la copa lentamente.

En nariz lo percibo muy intenso y complejo. Aromas balsámicos y un punto de torrefactos. Pimienta, especias, mentolado. Al final de la boca, aparece la madera muy bien integrada.

En boca, es equilibrado aunque con cierta acidez que le proporciona frescor, aún con la edad que tiene. Los taninos redondeados , aunque se marcan en toda la boca. El vino es corpulento, te invade la boca, pero de una forma sedosa y con mucha personalidad. El final es largo y persistente, apareciendo notas mentoladas y de maderas.

En definitiva, se trata de un gran vino que hace honor a la Cabernet muy bien tratado en bodega ( y por supuesto en la viña ). Le auguro un largo porvenir.

 

Visual: Vino tinto tranquilo, limpio y brillante de color rojo picota oscuro,  capa alta con  ribete ligeramente más evolucionado con reflejos atejados. Lagrimeo abundante, de caída lenta.

Olfativa: Intensidad media-alta, fruta negra, torrefactos, finas maderas, tabaco, especiados y buenos balsámicos. Recuerdos de tinta china. Al agitar la copa, aparecen ligeros terciarios, que nos cuentan su edad, aunque está poco evolucionado.

Gustativa: Entrada fresca, buen cuerpo, potencia y acidez equilibradas, taninos presentes pero bien trabajados; muy frutal y balsámico, final muy grato (levemente amargante) y muy muy largo en su postgusto. Mucha fruta, chocolate, tostados, buena madera... Muy rico. Invita a beber, a volver a su nariz y a volver a beber y a...

Un gran cabernet sauvignon, con muy buena crianza, que empieza a dar mucho de sí, pero que en unos años más estará en pleno.

Color rojo cereza oscuro con ribete violaceo. Limpio y brillante.

En nariz resulta muy expresivo y complejo. De inicio dominan las notas de fruta negra muy madura, seguidamente aparecen notas de guindas en licor y de pimiento rojo asado y confitado con sus notas a brasa y humo de carbón. Luego van mostrandose más notas especiadas destacando la vainilla con un toque de caramelo, notas florales de flores lilas, bosque mediterraneo y unos balsámicos deliciosos.

La boca és coherente con la nariz: potencia y complejidad. Entrada voluminosa y musculosa, siguen las notas golosas mediterraneas de la fase olfactiva, pero estas no molestan ni tampoco el grado alcohólico elevado que está muy bien integrado en el conjunto. Tiene cierta frescura que no viene dada por la acidez, que es correcta, sinó más bien por unas notas amargosas que refrescan el conjunto, estas son muy presentes y un poco salvajes pero con el tiempo se iran puliendo confiriendo al vino una mayor elegancia.  

Granate de capa media, con ribete degradado y reflejos anaranjados. Buena lágrima. Muy glicérica, abundante y tintada.

Muy aromático desde el principio, sin necesidad de aireación. Destacan, en primer plano unos maravillosos aromas producto de su crianza en barrica, perfectamente engarzados con los aromas propios de los varietales con los que se elabora el vino. Se perciben aromas de vainillas y canelas, café recién tostado, regaliz (paloduz) y tofe, sobre un fondo de fruta madura muy franca, con recuerdos de ciruelas maduras, piel de naranja confitada y cerezas en licor. Nos envuelven los balsámicos de regaliz y eucalipto. Con un ligero fondo de pimiento rojo tostado y apuntes de monte mediterráneo (jara). Muy complejo. Atractivo y sugerente.

Boca de muy buena intensidad, que reproduce con bastante fidelidad los aromas de la nariz, con predominio marcado de la barrica de gran calidad: recuerdos de regaliz, café, vainilla, canela y tofe, sobre un fondo frutal de ciruelas maduras y cerezas en licor. Taninos de una gran calidad, aterciopelados y finos, dulces, con una textura maravillosa que augura larga guarda, evolución y beneficio de la complejidad del vino con el tiempo. Tiene muy buena acidez y frescura, lo cual es un plus para el equilibrio en boca y para su guarda y evolución. Es un vino muy largo, que deja un final que dura minutos en los recuerdos de las notas de crianza.

Botella de presentación muy llamativa, de etiqueta principal que no pasara inadvertida con rasgos muy atrevidos,  la etiqueta trasera bien presentadas  y muy trabajada su información. Tapon largo y compacto y bien presentado.

Vista:   Color rojo cereza picota de capa media alta,  con tonos de color ocre y tierra, limpio y brillante.  Lágrima fina, abundante y transparente

Olfativa:   En nariz encontramos aromas a fruta negra, compota de pera ahumados destaca por su intensidad, también a fruta roja madura, cereza y notas a tostados y especiados procedentes de su envejecimiento en barrica, roble, vainilla tabaco, cuero, humo. Sin duda es un vino de aromas sutiles y elegante complejidad.

Boca:   En la entrada de boca destaca por su carácter equilibrado de cuerpo medio-alto con concentración tánica que le confiere corpulencia y una sensación  sedosa envolvente. Los taninos son suaves confiriendo un paso untuoso y elegante que ya se percibía en la nariz. De final largo y persistente.  Elegante, sutil.  Acidez perfecta entrada dulzona.

 

 

 

Bonito color cereza picota, capa media alta, destellos violáceos y menisco algo granatoso, lágrima densa, parece más joven de lo que es.  Gran nariz. Complejo y elegante, fruta madura en abundancia, tornando a notas como de guindas en licor, especias con una pimienta muy marcada, balsámicos con regaliz y monte bajo, pimiento verde pero sin apabullar, lo cual se agradece en un Cabernet patrio, surgen notas de tierra húmeda, trufa y tabaco y una madera muy medida que respeta el conjunto y que se ve de calidad.

Estamos ante un muy buen vino. Potente, pero equilibrado, carga frutal en forma de fruta licorosa, buena acidez que aporta frescor y refresca algo, junto con algún verdor a la nota cálida predominante, tanino integrado, sedoso, balsámico con notas como de lacas y acetona, final largo y ligeramente amargo. Adictivo.

Color picota con un ribete donde todavia no se nota gran evolucion. Lagrima densa que tinta la copa ligeramente.

En nariz hay mucha fruta madura, balsamicos, especiados y gran evolucion a medida que la temperatura sube hacia cafe, chocolate, ahumados y alguna punta de alcohol que no molesta.

En boca es sedoso, con taninos maduros y amables, acidez justa y un final amargoso que lo hace fantastico para ser consumido con carne roja, o, como en mi caso con un muslo de pato con el que maridaba perfectamente.

No suelo ser fan de la Cabernet Sauvignon, pero cuando el vino esta bien hecho merece la pena. Muy buen vino

Ya tenía ganas de catar un Jean Leon y volvemos a probar uno y qué vino… Qué potencial.

La botella tiene un diseño elegante, de autor, con toques modernos, con clase. Tiene la información justa en la contraetiqueta con la variedad y tiempos de crianza. Y luego ya una bonita literatura. Destaca. El encapsulado es rígido y bueno y el corcho de calidad y buena longitud.

Me gusta el detalle de Vi de Finca y la numeración le da imagen de distinción y exclusividad.

Capa alta de un picota intenso, con el borde con tonos morados, más joven de lo que me esperaba. Brillante y limpio. Con cambios de luz, empezamos a ver los toques granatosos. Limpio y juvenil, sin notas de fatiga en el color. Es denso y tiene pinta de tener mucha chicha. 

Buena lágrima densa, que tinta ligeramente la copa.

Se nota tensión, ganas de desplegar todo su potencial. Su color es una gozada.

 

En nariz suaves guindas en licor, cerezas picotas muy jugosas, suaves fresas, toques cárnicos y de laca de uñas, balsámicos, alcohol intenso por ahora.... Eso en un primer momento ¡y sin agitar! El alcohol se despliega, con aromas de caramelo, regaliz, especias dulces... Y tiene un toque como de unos palitos de chuchería de fresa que comen [email protected] pequeñ[email protected]

Los tostados empiezan a aparecer con cacao, un toque como de azúcar quemado... Y notas de pimienta negra recién molida. Necesita un buen baile para desperezarse y mostrarse. No hay notas de pimientazo verde, sino toques sutiles de pimiento rojo asado, golosete.

Se abre y me va dando como notas animales muy sutiles, como cuero. Y especias a saco. Toques ahumados y picantones, como de pimentón dulce. Toques de tabaco, pero tabaco un poco verde, de ese que se machaba y picaba antaño.

Vas captando notas de resina, junto con notas de eucalipto bastante marcadas. Se empieza a subir la temperatura, pero da la sensación de vinazo y complejo, de joven, con ciertas notas verdes que te dicen que le queda por crecer.

Da la sensación de vino poderoso que necesita comida para seguir la conversación. Y ese punto licoroso, con la temperatura ambiente que hay, pues se sube y te da ese toque un pelín excesivo.

Muy elegante. La nariz me ha gustando mucho.

 

Primeras notas en boca, a temperatura actual, calentorrete: muy muy seco, con la madera presente, amargores, toques dulces de fondo, notas minerales, la fruta madura, pero el tanino y las notas vegetales apoderándose de todo. Cacaos marcados y con un paso mucho más ligero de lo esperado, La pimienta negra y la piedra caliente se apoderan junto con el alcohol. 

Matorral, flores azules y notas de colonia de bebés en el postgusto.

Sigo a temperatura alta: notas de pintura, de disolvente. Pero no te da ganas de tirar la copa por el fregadero. 

A temperatura más baja (creo que ahora demasiado) el vino es seco, con la fruta madura, pero aún con un toque joven. Notas de tabaco, balsámicos, madera marcada, alcohol suave, con una carga de pimienta negra importante.

Notas minerales, con toques vegetales propios de su "juventud". Tanino secante, pero sedoso, sin rugosidades. Acidez suave y refrescante. Notas de laca de uñas y de medicamento para niños.

Me lo esperaba muy alcohólico después de la nariz, pero para nada.

Con la oxigenación y a la temperatura correcta, aparece la fruta madura, jugosa, con esos toques vegetales de juventud, el cacao, ese suave grano de café, con notas avainilladas y de pimienta negra. Notas ahumadas, de pimentón dulce, que tienen su contrapunto amargoso. Madera aún presente, con una excelente estructura y unas notas de bosque mediterráneo, de mejorana, de tomillo, de aceituna verde. Flores azules, Notas de carne suaves, balsámicos marcados, notas minerales, de guinda dulce en licor de fondo y un suave toque medicamentoso.

Buena estructura para ir creciendo.

 

Un vino muy serio y con recorrido, aún joven y que creo que dará muchas alegrías en el futuro. Me da que se encuentra un poco "tierno".

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar