Vinya La Scala Cabernet Sauvignon Gran Reserva 2012

Vino Vinya La Scala Cabernet Sauvignon Gran Reserva 2012

Puntuación del vino
Puntuación sobre 100:
94
Puntuación Media:
8,8
Calidad-precio:
6,6

Bodega: Jean Leon
D.O./Zona: D.O. Penedès
País: España
Tipo de vino: Tinto
Crianza: Con crianza
Graduación (vol): 14,50%
Varietales: Cabernet Sauvignon
Precio aproximado: De 30 a 49,9 €
Vino de la quincena
Descripción
Otros vinos catados de esta bodega

El restaurante fundado por Jean Leon en Beverly Hills que da nombre a este Gran Reserva siempre fue un punto de encuentro para artistas y almas inconformistas. Con Barcelona en la memoria, Vinya La Scala Gran Reserva 2012, ilustrada por el pintor Josep Moscardó, evoca el tiempo en que Jean Leon y su familia habitaron en la ciudad.

64 Opiniones de Vinya La Scala Cabernet Sauvignon Gran Reserva

Botella con diseño atractivo de "vanguardia" aunque sin las estridencias contemporáneas. Corcho de buena calidad y en buen estado.

FV: Color picota madura, de capa media, limpio y brillante.  Ribete acusado transparente. Lágrima abundante ligeramente teñida, que cae lentamente y en gotas gordas.

FO: La primera impresión es de fruta roja y negra madura y en compota, con intensidad media/alta. Se aprecian también notas balsámicas y vainilla. Con el tiempo perdura todo ello y aparecen pimienta negra y otras especias, madera y tabaco.

FG: El primer ataque es intenso en acidez, para mí excesiva porque no la veo suficientemente compensada. Para mi gusto, le falta carnosidad. Perdura tras beberlo, pero sobre todo perdura la acidez. Tiene complejidad… y también cierta astringencia y un amargo por ahí que yo qué sé, qué sé yo.

Será falta de conocimiento por mi parte pero, a mi juicio, está aún muy verde para su consumo. Mejorará mucho en botella… pero lo que tiene que mejorar es el precio.

Color cereza muy oscuro, casi picota con borde granate.

La nariz la encuentro con muy buena intensidad y bastante complejidad, destaca la frutos rojos con mucha madurez, leves toques de sobremaduración, especias dulces, vegetales, levisimos toques de pimiento verde, en segundo plano aparecen frutos negros y exóticos, igualmente con mucha madurez y por último, después de muchas "pruebas", minerales. Lo dicho una nariz muy completa.

En boca esta bastante equilibrado, los taninos vivos y un pelin punzantes, la acidez presente pero no agresiva, bastante soportable,  El paso agradable, equilibrado y variado, aunque queda la sensación de la acidez, el retronasal bastante bien con muchos de los aromas de la muy buena nariz, y el final es largo y sobre todo tiene enorme persistencia.

Un vino con mucha, mucha personalidad, y que es bastante/muy diferente a otros vinos de su precio que he disfrutado de esa añada e incluso de esta D.O..

 

Color picota, de intensidad alta, a copa movida produce una buena lágrima que va cayendo con parsimonia y arrastrando un leve color. Tiene ribete que va tomando color teja, pero realmente no muestra la edad que tiene. Se le ve con cuerpo, compacto y con mucho que decir.

En nariz se muestra robusto, va abriéndose y lo primero son notas florales (violetas), toques mentolados, aparece la fruta, mezcla de negra y roja, con balsámicos de fondo, tostados y aromas algo pimentosos...los terciarios empiezan a despuntar: tabaco, trufa, cuero... Necesita su tiempo para abrirse. Muchas complejidad.

En boca lo esperaba más pesado y carnosos, entra con firmeza y frescura, con unos taninos envolventes...buena acidez...toques golosos y con un punto de amargor. Buena acidez. Mantiene en boca lo que se percibía en nariz. Postgusto largo y goloso, te deja salivando y queriendo más...

Un Gran cabernet-sauvignon que armoniza cualquier comida, hay que darle su tiempo y saborearlo con pasión...

Un gran vino de Cabernet Sauvignon, de la Bodega Jean León. Penedes. 

De capa media alta, color muy vivo, muestra cierta densidad al servirlo, se le ve el cuerpo. De gran intensidad y frescura en nariz. Parece mentira que sea 2012...Muy potente y complejo. Notas balsámicas, de fruta negra licorosa, toques especiados, de la crianza, vainilla, tostados...rico, rico!

Con 24 meses de crianza en barrica y otros pocos de reductiva en botella, sí que hay complejidad. Terciarios que van saliendo, de café torrefacto, barnices, cueros. Todo muy integrado.

Muy equilibrado, de buena y potente entrada, pero un paso por boca suave. Lo esperaba más alcohólico y para nada. Acidez correctos y de nuevo la frescura predomina. Bravo!!

Desde que bebo vino, más de 20 años, y probé por primera vez un Jean Leon, he creído que quien elabora la mejor cabernet suavignon 100% en España es esta Bodega. En esta etiqueta moderna y colorida lanza un guiño al mercado más joven. 

En la Fase Visual, se observa en esta botella bordelesa y corcho largo y cuello corto; una lágrima densa, glicérica, capa media alta, de color rojo.  Embriagador en su movimiento en la copa y esa lágrima que baja lentamente y tinta poco la copa.

En la Fase Olfativa, se muestra muy intenso y complejo, pero fresco, con notas mentoladas, especias, regaliz, cacao, fruta negra y torrefactos. Al agitar la copa, aparecen ligeros terciarios, cerezas en licor (las notas alcohólicas no molestan). Con lo que despierta el deseo de probarlo... ya que denota que es complejo y a su vez equilibrado.

En la Fase Gustativa, se muestra largo, con taninos bien integrados, potente, un  vino vivo. Van apareciendo notas de fruta del bosque, tabaco, regaliz, cafés. Es potente con acidez equilibrada, final muy grato y muy largo en su postgusto. Destaco su buena acidez y frescura lo que le va a proporcionar una larga vida en botella a mejor.

Me ha gustado bastante, es un gran vino este gran reserva del 2012, invita a beberlo, a olerlo y a volverlo a beber...

Un tinto que puede acompañar perfectamente a buenos embutidos, todo tipo de carnes y guisos de cuchara. 

!!Muy recomendable!!

 

 

 

 

 

 

 

 

Era una gran emoción poder catar un vino con reminiscencias épicas.

Bien presentado con etiqueta diseñada de época que recuerda vanguardias de los 60.

Rojo picota con mucha lágrima y tonos muy maduros.

En boca resulta muy sabroso. Un Cabernet clásico de gama alta. Goloso, mucho cuerpo.  Complejo con muchas sensaciones. Invita a continuar degustándolo.

Un regalo para los sentidos.

Botella bordelesa de hombros diagonales, vidrio muy grueso y pesado, de calidad, etiquetado moderno muy atractivo para mi gusto, buena cápsula y excelente corcho, largo y grueso, de calidad, que sale perfectamente con sacacorchos de dos tiempos. Huele muy bien.

Sacada la botella de vinoteca a 14ºC y mantenida la temperatura con jarra térmica Egg-O.

Servido el vino en copa amplia de balón.

Visual

Rojo picota-cereza con tonos rubí oscuro, capa media-alta, ribete cereza-transparente con ligeros destellos entre granates y algo anaranjados ya. Es un vino limpio, es brillante y tiene una lágrima abundante y fina que cae lentamente por la copa.

Muy buena pinta tiene este vino EMHO (botella, etiqueta, corcho y vista del contenido en copa). (9,5)

Nariz

El vino ya lleva descorchado unos 40 minutos y en copa unos 25 minutos.

De bastante intensidad y elevada potencia olfativa, notas potentes de fruta negra madura, notas a flores azules, algunos torrefactos, toffee, regaliz, especias dulces de calidad, alguna nota vegetal (ligero pimiento verde asado), balsámico-mentolados muy potentes que le otorgan mucha sensación de frescura, coco rallado, pimienta negra, laurel, resina de pino,tabaco rubio, ligeros toques minerales y como de tinta china junto a, en segundo plano, un gran fondo de maderas finas de calidad.

Muy buena nariz. Más de 24 horas después de haber abierto la botella, el vino tiene una nariz muy buena, intensa, compleja, sin ápice de oxidación aunque sí con la fruta algo más madura que recién abierto.  (9,3)

Boca

Vino en copa a no menos de 19-20ºC que rellenamos con vino a 14-15ºC de la botella que está en jarra térmica.

Ataque potente y contundente, seco, frutal, sabroso, densidad alta, de gran volumen, cuerpazo y magnífica estructura. 

A pesar de todo esto, es un vino muy balsámico, fresco y que posee una acidez bastante alta que invita a beber otro trago.

El paso por boca es poderoso, con unos taninos enormes que se "mastican", todavía algo astringentes en mucosas pero, en general, son sabrosos, dulces y muy redondos para tener el vino menos de 7 años (recordemos que hablar de añada 2012 en un vino de este estilo es hablar de un vino muy joven todavía).

El final es larguísimo, con una complejidad tremenda, con abundante fruta roja y negra madura con un toque amargoso y seco al final, un punto ligeramente licoroso y medicamentoso, también muchísimos mentolados, especiados, notas vegetales, minerales, con toffee, chocolate, café, tabaco rubio y finas maderas de fondo que proporcionan un retrogusto y retronasal balsámico fantástico.

Gran boca la de este vino. (9,4)

Está muy bueno para disfrutar ya, pero, EMHO, aún es muy joven y en clara fase ascendente. Estoy convencido que en 5-10 años, este vino será un verdadero portento (como otros Jean Leon Gran Reserva Cabernet Sauvignon con 15-20 años que he podido disfrutar y que evolucionan de maravilla).

Su PVP ronda los 38-40€. No es muy accesible pero tampoco tiene un precio desproporcionado teniendo en cuenta las características del vino y el potencial de envejecimiento en botella que posee (recordemos que su PH es de 3,41 y la acidez en tartárico es de 5,9 gramos/litro, nada desdeñable para un tinto y al nivel de grandes tintos de guarda). Correcta RCP.

Bonito picota con ribete que ya tira a anaranjado, de capa media-alta. Denso y con cuerpo.

Muy chula la etiqueta, aunque no es mi estilo sí que concuerda con el personaje de Jean Leon. Corcho que parece de calidad aunque en mi caso estaba bastante reseco y se ha partido, puede que culpa de un transporte "calentito".

Ya olía al abrir la botella, buena intensidad, parece que necesita abrirse. Huele muy a cabernet... tinta china, regaliz, fruta negra, maderas, pimiento asado, alcohol predominante si se calienta demasiado la copa. Se lo ve profundo, como una nota de violonchelo.

Reproduce lo que ya insinuaba en nariz, algo más cerrado. Un vino intenso, profundo, complejo, denso. Buena acidez, tanino muy integrado, tan sólo unos amargos finales que alargan y no molestan demasiado. Algún verdor final poco agradable, quizá agradecería de un tiempo extra en botella. Le iría bien la comida, en solitario no muestra todo su potencial. Habría que verlo dentro de unos años, ahora mismo por el precio que tiene en tienda se me ocurren mejores opciones.

La presentación de la botella predispone para disfrutar este gran vino.
Una etiqueta con un bello y original diseño. El corcho, entero y en perfectas condiciones.
Color rojo picota, brillante y limpio. Con lágrima que tiñe ligeramente.
Aroma complejo, con notas de frutas maduras, balsámicos, café, y muchas notas de especias.
En boca se presenta suave, pero con cuerpo, potente, con ajustada acidez.
Un magnífico vino que denota un buen trabajo y esmero en su elaboración. Enhorabuena.

Otro excelente vino de esta marca. El último fue un Jean Leon Vinya Palau que bebimos para acompañar una paella en una alqueria de Valencia. En este caso el vino es intenso, corpulento con un final largo y persistente. El aroma y sabor me ha parecido afrutado y complejo, con muchos matices. La relación calidad precio es bien correcta, porque aunque es un muy buen vino el coste sobrepasa los 30 Eur, lo que conlleva que solo podamos degustarlo en ocasiones bien especiales. Mis felicitaciones a los elaboradores por el buen trabajo.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar