Vinya La Scala Cabernet Sauvignon Gran Reserva 2012

Vino Vinya La Scala Cabernet Sauvignon Gran Reserva 2012

Puntuación del vino
Puntuación sobre 100:
94
Puntuación Media:
8,8
Calidad-precio:
6,6

Bodega: Jean Leon
D.O./Zona: D.O. Penedès
País: España
Tipo de vino: Tinto
Crianza: Con crianza
Graduación (vol): 14,50%
Varietales: Cabernet Sauvignon
Precio aproximado: De 30 a 49,9 €
Vino de la quincena
Descripción
Otros vinos catados de esta bodega

El restaurante fundado por Jean Leon en Beverly Hills que da nombre a este Gran Reserva siempre fue un punto de encuentro para artistas y almas inconformistas. Con Barcelona en la memoria, Vinya La Scala Gran Reserva 2012, ilustrada por el pintor Josep Moscardó, evoca el tiempo en que Jean Leon y su familia habitaron en la ciudad.

64 Opiniones de Vinya La Scala Cabernet Sauvignon Gran Reserva

Una pena, no pude realizar la cata a la hora prevista y aunque la inicie con la fase visual, deje la cats para hacerla unos días despues,
Hoy he realizado el resto de cata y lamentablemente parece que se ha estropeado y aunque aromáticamente sí cumple las expectativas con esos aromas balsámicos y mentolados en boca lo noto demasiado astringente y ácido.

Rojo picota de capa media alta.

Aroma de intensidad alta y lleno de matices. Fruta negra madura. Regaliz, notas tostadas y especiadas. Monte bajo, pimienta negra. Fondo licoroso. Conjunto poderoso y atractivo.

En boca es potente y fresco. Buena acidez. Con bastante cuerpo. Retronasal con recuerdos de la fruta en sazón. Largo.

Un gran vino para disfrutar con sosiego.

La botella muy original,buen corchó,el mío algo seco
Visual:cereza picota,capa media alta,ribetes poco degradados,lágrima lenta que no tinta la copa
Olfativa:fruta madura,tabaco,hhumados,balsámicos,guindas en licor
Gustativa:taninos integrados,graso,largo,postgusto persistente,buena acidez

Bonita y original botella (y pesada). Buen corcho.

Vino de color rojo picota de capa media-alta, que sorprende por su ribete apenas evolucionado a pesar de su larga crianza.

En nariz presenta una intensidad bastante alta, destacando su complejidad. Frutos rojos y negros maduros, con notas de especiados y balsámicos. Pimienta negra, regaliz, tabaco, algún cuero... Pero, sobre todo, complejidad.

En boca tiene cuerpo, taninos sedosos, más acidez de la esperada (sin llegar a molestar) y notas en línea con las percibidas en nariz. Complejo, con cuerpo, elegante y muy largo.

Un buen vino, para disfrutar pausadamente con comidas contundentes. Su precio, no obstante, me parece algo desproporcionado; quizás esté más enfocado al mercado norteamericano...

La botella tiene un diseño muy elegante, buen enmaquetado de etiqueta, con toques coloridos y de bonito parque de Barcelona. En la etiqueta trasera tiene la información completa y simple. La botella es bonita, rígida y el corcho de calidad y buena longitud
El vino lo veo con tono rojo picota de capa alta.
En nariz, un placer de aromas intensos y muy agradables nada más oler. A medida que profundizas, encuentras fruta madura roja, hay recuerdos de cereza y arándanos, vainilla, melocotón, ciruela, ligeros tostados, toques dulces muy agradables y una aroma espectacular en general, que me hace salivar. Chapó!!

Espectacular entrada en boca, acidez muy buena y equilibrada, vino muy denso, casi masticable y fenomenal, de largo recorrido y persistencia, con sensaciones placenteras que invitan a seguir bebiendo. Magnífico vino que presagia durante años buenas sensaciones.

Botella elegante (y pesada, algo que la elaboración Eco debería tener en cuenta como huella de Carbono), imagen muy atractiva y etiqueta posterior con información detallada. Corcho largo, flexible y de buena calidad.

Vino de color burdeos, sin apenas evolución en el ribete a pesar de su larga crianza. Lágrima fina y muy densa. Capa media.

Vino fragante, sale mucha polvorilla, pirazinas, balsámicos, monte bajo, lacas... Muy joven aún.

En boca corrobora las dos fases anteriores, está por hacer. Especiado y con un curioso toque picante en la punta de la lengua. Frutas en licor y madera que acompaña en segundo plano. Buen esqueleto de acidez, tanino joven aunque suficientemente redondo para tomar ya, cálido (vigilar la Tª de servicio). Permanece impertérrito tras unos días con el Vacuvin.

Vino para tomar con platos especiados de cocina internacional (México, India, China), con guisos tradicionales de carne o carnes a la brasa/plancha.

Botella con diseño vistoso, una imagen difícil de olvidar. Corcho bueno que sale íntegro y con facilidad, hacía tiempo que no abría una botella con tanta facilidad.

Color cereza-picota, capa media-alta.

En nariz la primera impresión es muy buena, intenso. Fruta madura, balsámico. Regaliz. Muy agradable

La entrada en boca es interesante, con cuerpo, transmite complejidad. Sigue apreciándose la fruta madura. Persistente.

Aunque es un vino que se puede beber ya, puede seguir evolucionando en botella.

 

Botella elegante y moderna. Etiqueta muy llamativa por los colores y la obra de arte en sí que representa. Me parece una muy buena presentación para este vino.

Buen corcho.

En fase visual se trata de un vino con capa media alta. Presenta un bonito color rojo cereza picota. El ribete está empezando a perder color, torna a naranja pero levemente. Sorprende para un 2012. Es un vino limpio y brillante

En nariz y con copa parada ya se aprecia una intensidad olfativa muy alta. A medida que agitamos la copa aparece mucha fruta madura, ciruelas, grosellas, arándanos... Más tarde van saliendo notas propias de la crianza, regaliz, balsámicos... Muy bien integradas las notas de la crianza. Siendo la variedad la cabernet también se aprecia un pimiento verde muy bien integrado.

Ya en boca, se trata de un vino con una entrada potente. Fruta madura muy presente. Vino redondo. Buena acidez, hace salivar. Taninos pulidos, nada astringente. Llena la boca con mucho cuerpo. Persistencia muy larga.

Vino para tomar y disfrutar junto a una buena comida. Seguramente tiene guarda para años.

Botella y diseño muy vistoso y elegante, corcho de gran calidad y en perfecto estado, picota de capa alta, ribete un pelín evolucionado, lágrima densa y constante, en nariz, complejo y muy intenso, torrefactos, especiados, balsámicos y fruta negra muy madura, en boca la entrada es suave y aterciopelada, taninos muy pulidos, largo, con notas de cacao y vainilla, un gran vino, muchas gracias a Verema y a la Bodega por esta oportunidad.

Vino color picota, capa media alta, bien cubierto,  con ribete granate, limpio, brillante y lágrima abundante y ágil.

En nariz con buena intensidad, notas de frutos negros en compota, ciruela, cerezas y moras para dar paso a toques florales más frescos y con un fondo de especias de corte dulce, perfumado e intenso, demuestra carácter, casi al final de la botella, nos termina con un monte bajo perfectamente integrado con la fruta.

El paso por boca, potente, con cuerpo, largo recorrido, buena acidez, con estructura, fruta negra con mucho volumen, nos sale ese monte bajo con especias, equilibrado, amplio y un tanino aterciopelado.

Retronasal, afrutado.

Postgusto, largo y muy bueno.

Se puede beber ya o guardar unos años, yo le auguro un buen futuro, camino lleva.

 

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar