Blog de Verema.com

Marimar Estates, la mirada californiana de la família Torres

El 17 de febrero bajo un entorno de sol y playa se presentaron en la Experiencia Verema Valencia celebrada en el Hotel las Arenas de Valencia los vinos californianos de Marimar Estate, la bodega que la família Torres posee en Estados Unidos a manos de Sergio Castro Sumiller de la familia, quien nos invitó a degustar seis peculiares vinos: Albariño 2016, Acero Chardonnay, La Masía Chardonnay 2015, La Masia Pinot Noir 2014, Más Cavalls 2013 y Cristina PN 2014.

 

vinos californianos

 

Torres al otro lado del charco: El Viñedo y la agricultura de Marimar Estate.

Desde hace unos tres siglo y a través de unas cinco generaciones la Familia torres elabora y produce vino en Vilafranca del Penedés. Una empresa vitivinícola que ha ido creciendo con el paso del tiempo.

Torres comenzó a elaborar vinos en España desde 1870, momento en el que se construyó la primera Bodega. Sus vinos ganaron tal prestigio que comenzó a ser exportadora de productos. Hamburgo, San Petersburgo y Cuba entre otros fueron los destinos. Desde este momento no han dejado de crecer, de renovarse y de expandirse. Hoy día a nivel nacional son varias las bodegas que conforman el Grupo Torres y que se encuentran en las Denominaciones de Origen: Cataluña, Conca de Barberà, Costers del Segre, Penedès, Ribera del Duero, Rueda, Rías Baixas, Rioja y Priorat; comercializando más de cincuenta marcas presentes en unos 150 países del mundo. Pero Bodegas Torres no sólo ha exportado vino, sino también ha conseguido exportar su saber hacer en el viñedo al otro lado del charco donde posee 400 hectáreas de viñedos en Chile y 32 en California.

El ámbito de la exportación de Torres tiene un nombre que destaca: Marimar Torres, hermana de Miguel Torres. Como directora de exportación en España y Estados Unidos se ha dedicado gran parte de su vida a viajar por el mundo promocionando los vinos de su familia, consiguiendo altas cuantías de ventas y siendo la representante más conocida del vino español en Norte América. En 1975 se asentó en California, allí mandó plantar las primeras cepas de Chardonnay y Pinot Noir y en 1992 construyó la bodega Marima Estate siguiendo el prototipo estético clásico de las masias catalanas, realizando así su sueño enológico. Ella es licenciada en Altos Estudios Mercantiles por la Universidad de Barcelona, además se graduó en el Programa Ejecutivo de la Stanford Business School, y estudió Enología y Viticultura en la Universidad de California.

Para construir la bodega eligió la zona californiana del Condado de Sonoma donde posee dos viñedos a los que ha bautizado con los nombres de sus progenitores y en cuyas parcelas cultiva las variedades europeas: Chardonnay, Albariño, Pinot Noir, Tempranillo, Syrah e incluso están contemplando nuevos proyectos con la variedad Godello.

cata marimar

Don Miguel y Doña Margarita

El primero de los viñedos que lleva el nombre de su padre es Don Miguel. Está situado en las colinas occidentales de la Denominación de Origen Russian River Valley del Condado de Sonoma sobre suelos limo arenosos, ligeros y con buen drenaje. Una extensión de 33 hectáreas de las cuales 8 hectáreas, son de cepas Chardonnay, ocho de Pinot Noir, una de Albariño y una hectárea para tempranillo y syrah. Todo el viñedo tiene una densidad de población cuatro veces mayor que el marco de plantación tradicional de California, pues posee unas 5000 cepas por hectárea que son cultivadas según las premisas europeas ya que están dispuestas en espaldera conformando hileras, siguiendo una ladera orientada al suroeste y se suele realizar una poda en verde para conseguir un equilibrio foliar, buena exposición solar y ventilación de los racimos.

El segundo viñedo, que lleva el nombre de su madre, Doña Margarita, se encuentra en el Valle de Freestone a 11 kilómetros del Océano Pacífico, en la Denominación de Origen Sonoma Coast. Es una región peculiar con un microclima de días muy frios y soleados marcados por las nieblas marinas y las noches aún más frías que el propio día. Este viñedo se encuentra a una altura que va desde los 190 a 135 metros de altura y tiene una extensión de 73 hectáreas cuya densidad de plantación es de 5700 cepas con un marco de 1 x 1,80. Son plantas que se desarrollan en suelos limosos y arenosos de origen volcánico y sedimentos marinos, por su proximidad al mar, sobre un fondo de piedra arenisca. Debido a su alto contenido en arenisca y su alta porosidad contiene gran capacidad de retención y drenaje de agua.

viñedos biodinámicos

Tanto en el viñedo Don Miguel como en el viñedo Doña Margarita se ejerce una agricultura orgánica y sostenible desde 2003, por eso podremos encontrar entre los viñedos coberturas de plantas que ayudan a fijar el nitrógeno, retienen la humedad del suelo, reducen el nivel de erosión del suelo y además son buen hábitat para insectos beneficiosos y depredadores naturales de otros insectos protagonistas de las plagas dañinas para cepas, como los ácaros. A este tipo de prácticas agrícolas se le añadió en 2010 un carácter biodinámico.

 

Descubriendo los vinos californianos de Torres de la mano de Sergio Castro

Comenzamos la cata de Marimar Estate con un peculiar Albariño elaborado a partir de la materia prima que la Familia Torres tiene en los viñedos sostenibles Don Miguel en la región de Russian River.

 

Vinos Californianos Marimar

Aquí la variedad albariño que plantaron, se ha adaptado muy bien, ya que es una variedad que se adapta de forma extraordinaria en este tipo de clima, muy parecido a la zona de origen del Albariño en Galicia. Pero Sergio nos comentó que había sido una variedad que les había dado muchos quebraderos de cabeza hasta conseguir los resultados finales óptimos deseados. Es decir, en un inicio la variedad albariño fue plantada en los terrenos que la bodega posee en la costa de Sonoma, pero pese a que es una variedad con buen desarrollo en zonas frías y lluviosas, esta localización resultaba demasiado fría para conseguir una buena maduración del fruto. Tras cuatro años de trabajos e intentos, decidieron injertar esta variedad en sus viñedos Don Miguel ubicados en una región más cálida. Este cambio les trajo un buen resultado que pudimos degustar con la primera copa de la cata: Albariño 2016.

 

Albariño 2016

Este vino blanco se recolecta en los primeros veinte días de septiembre, una vez llega a la bodega se realiza un prensado suave y mínimo a la uva y el mosto que se extrae se fermenta en depósitos de acero inoxidable. Después de esta primera fermentación el vino realizó la maloláctica en su totalidad y se embotelló para el comercio en 2017.

  • Nota de Cata: blanco amarillo pajizo brillante y limpio. Albariño 2016 es un vino expresivo en nariz, donde se marca la buena tipicidad varietal. Aromas intensos y agradables con una sutil tendencia hacia lo mineral protagonizados por cítricos como la lima, y flores blancas como el azahar o la madreselvas. En boca tiene una entrada suave y vibrante debido a la buena acidez que posee lo que le hace ser un vino fresco, es un vino de buena estructura que reproduce las mismas sensaciones percibidas en nariz, creciendo un poco más en boca las sensaciones minerales. Es un vino de largo recorrido, vivaz, elegante y agradable.

alabriño

Acero Chardonnay 2016

El segundo vino que degustamos fue otro blanco; esta vez realizado con la variedad chardonnay procedente también del viñedo Don Miguel situado en Green Valle (Región Russian River Valley). Esta variedad está conducida en cordón, tiene una densidad de plantación de 5000 cepas por hectáreas con producciones bajas. Es un viñedo muy al estilo europeo que se vendimia durante la primera quincena de septiembre a mano siguiendo una exhaustiva selección. Una vez llega a la bodega los racimos se prensan enternos y fermentan en frío usando una levadura autóctona en tinas de acero inoxidable a unos 12ºC, de ahí su nombre Acero Chardonnay 2016. El objetivo de fermentar en este tipo de depósitos es conseguir retener la intensidad y pureza de sabores y aromas.

  • Nota de Cata: amarillo pajizo de tendencia dorada brillante y limpio. En cuanto aromas la nariz queda protagonizada por frutas y flores  blancas como la manzana, azahar con toques cítricos de corteza de lima. Es un vino de entrada fácil, ligera, suave, fresca a la vez que cremoso notándose nuevamente lo percibido en nariz. Es un vino de buena acidez y largo en recorrido.

acero blanco

La Masia Chardonnay 2015

El tercer vino californiano de la mañana fue otro blanco elaborado con  chardonnay, en este caso fue La Masia Chardonnay 2015. Es un vino que recibe el nombre de La Masía, como homenaje a los orígenes catalanes de la familia, es decir, la bodega de la Familia Torres en California fue construida siguiendo el esquema arquitectónico tradicional de las masías catalanas. Una edificación rural de la zona que se encargaba de explotar el entorno desde el punto de vista agrícola y ganadero en la región Española. Es un manera de hacer hincapié y mostrar los orígenes de la Família, pero no sólo el homenaje queda centrado en la apariencia estética de la bodega sino que también dan el nombre de Masía a el vino blanco chardonnay cuyas uvas se recolectan entre finales de agosto y principios de septiembre. Los racimos seleccionados se prensan enteros siguiendo una presión mínima. Después es fermentado en barricas de robles francés nuevas compuestas por madera procedente de los bosques de Allier y Rousseau franceses. Tras la fermentación maloláctica el vino envejeció sobre sus lías once meses y se embotello en 2016.

  • Nota de Cata: vino blanco de color amarillo pajizo subido de tendencia hacia lo dorado brillante y limpio. Destaca por su intensidad aromática, de ella destacamos las esencias a flores blancas, fruta blanca como la manzana y el melón pero de corte maduro y muy dulce sobre un suave fondo de frutos secos, es decir, automáticamente la barrica está muy bien integrada, casi ni se aprecia. En boca es un vino de entrada cremosa, con buena estructura, aquí la madera no se aprecia, ya que sobresale por encima de todo las flores blancas y la fruta. Es un vino elegante, aterciopelado de buen recorrido debido a su acidez equilibrada.

masia blanco

 

Masía Pinot Noir 2014

Siguiendo con los vinos que reciben el nombre de Masía nos encontramos ante la cuarta copa a catar: Masía Pinot Noir 2014, para conseguir un buen pinot noir en la extensión vinícola de Don Miguel se emplearon los clones Swan, Pommard, Dijon 115 y Dijon 667. Las uvas que se recolectaron para elaborar Masía Pinot Noir 2014 fueron seleccionadas a mano, despalilladas y fermentadas en pequeñas tinas de acero inoxidable. Posteriormente el vino envejeció  en barricas de roble francés nuevas procedente de los toneleros de Remond, Rousseau y Marchive. Es un vino cuya peculiaridad es que se embotella sin filtrar ni clarificar.

  • Nota de Cata: Color rojo cereza intenso con reflejos rubí, brillante y limpio. En nariz es un vino complejo porque al agitar la copa descubrimos notas especiadas como la canela y el calvo. También percibimos frutas rojas maduras y cítricas como la granada. En boca es un vino suave,refinado, equilibrado en acidez y con la madera muy bien integrada donde vuelve a primar la fruta roja. Es además, un vino de largo recorrido con un final intenso que nos recuerda a la piel de naranja.

masia tinto

Más Cavalls 2013

El siguiente vino tinto fue Más Cavalls 2013, realizado con la variedad Pinot Noir procedente de las 8 hectáreas del Viñedo Doña Margarita. Recibe el nombre de Más Cavalls porque en catalán significa granja de caballos,  y como la bodega Marimar Estate posee justo al lado de sus viñedos un centro ecuestre, llamaron así al vino. En este caso las uvas vendimiadas durante la primera veintena de septiembre fueron prensadas mínimamente y fermentadas sin racimos enteros en tinas de acero inoxidable. El resultado se envejeció en barricas nuevas de roble francés y fue embotellado también sin filtrar ni clarificar.

  • Nota de Cata: Más Cavalls destaca por su elegante apariencia marcada por un intenso, brillante y limpio color granate intenso. En nariz es complejo, sorprendente pues cada vez surge de la copa matices nuevos. En un primer momento sobresalen los aromas varietales, predominando las notas a fruta fresca y madura roja, con alguna nota especiada como clavo o pimienta junto un final que nos recuerdan a las plantas aromáticas de bosque bajo. En boca también observamos una sutil complejidad ya que tiene una entrada suave de taninos redondos, pulidos y refinados, bastante generosos por lo que es un vino con cuerpo donde la madera y la acidez están bien integrada, y dejan protagonismo a las notas frutales de corte mineral. Es un vino potente de buena permanencia y largo recorrido.

Mas Cavall

Cristina PN 2014

El último vino de esta interesantísima cata es Cristina PN 2014, un homenaje a Cristina, hija de Marimar Torres, para realizar este vino emplearon una selección especial de los clones de Pinot Noir que reflejar mejor el terroir del Viñedo Don Miguel. La vendimia se realizó durante los primeros diez días de septiembre. Al realizar la fermentación el vino pasa cuatro meses en barricas de roble francés procedente de los toneleros Remond y Marchive. Tras este tiempo se trasiega a barricas nuevas de un año, embotellándose sin filtrar ni clarificar.

  • Nota de Cata: Intenso color rojo oscuro de capa alta. En nariz destaca por su complejidad puesto que emergen de la copa un amplio abanico de aromas muy expresivos: fruta negra madura con algo de rojas, combinado con tomillos propios del bajo bosque con alguna nota a café y esencia de vainilla. En boca es un vino de tanino suave y redondo, potente, buen volumen y estructura con una acidez equilibrada y bien integrada. Es un vino elegante con un largo e intenso retrogusto.

Cristina

 

Finalizó la cata con un gran sabor de boca. Grandes vinos californianos que nos sorprendieron y descubrimos. Una gran apuesta de la Familia Torres a manos de Marimar Torres una mujer extraordinaria, gran emprendedora, que con el trabajo diario ha sabido mantenerse siempre en los escalones más altos en el mundo del vino.

  1. #1

    Josep_Gallego

    Gracias, buen reflejo de lo vivido, una pena no haber podido disfrutar de añadas más antiguas de estos vinos para ver su evolución.

  2. #2

    Miryam777

    Una gozada poder rememorar, gracias a tu crónica, aquel día con esa estupenda cata que nos ofreció, de forma muy amena y de algún momento divertido, Sergio Castro, la pasión y la admiración hacia los vinos y en especial a Mari Mar.... Un placer

  3. #3

    Arrutzi_Najera

    Menudo trabajo, espléndido y claro. Lo viví y lo he vuelto a vivir, incluso he caído en cosas que en el momento pasaron desapercibidas. Confieso que hacía mucho tiempo que no bebía los vinos de Marimar y he decir que en su día lo hice mucho y a gusto, he aprendido y percibido muchos detalles gracias a ellos. Es por eso que esperaba encontrarme con ellos, con las nuevas añadas y con las anteriores, para comprobar su evolución, algo que siempre me había dejado en suspenso. Sobre todo los Pinot. Un saludo.


Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar