Blog de Verema.com

En tempranillo llegan las vacaciones

¡Hoy comenzamos el mes de agosto! Un mes en el que una gran mayoría de la gente está de vacaciones. Así que, desde hoy mismo tenemos por delante 31 días seguidos de sol, calor, celebraciones de fiestas populares, conciertos al aire libre, etc ¡Y muchas otras actividades que no se suelen realizar en el día a día si no nos encontramos en este momento del calendario!

Como cada año, este es el mes en el que muchos miran con recelo a aquellos que se tuestan al sol en la playa, y donde otros, (ya tostados) han vuelto de su merecido descanso, y que como siempre, les ha sabido a poco. En definitiva, un mes de sensaciones y de personalidad.

Agosto Tempranillo

Si nos trasladamos a la viña, ella, nos envía muchas señales y nos cuenta, casi a gritos, que algo sorprendente está por llegar. ¡Aunque lo que a ella le ocurre es justo lo contrario a unas buenas vacaciones! Pues ahora, y tras muchos meses de un enorme gasto energético, las cepas ofrecen su máximo para poder enseñar al mundo de lo que son capaces de hacer.

En la viña empieza a concebirse un momento mágico que sólo es capaz de producir la increíble madre naturaleza. Cambios que han permanecido ocultos simplemente porque no era el momento adecuado para su exhibición ni se habían dado las condiciones necesarias para tal espectáculo.

En unos días tendrá lugar el envero, un cambio de color que indica que la uva está madurando y señala que cada día que pase la vendimia estará más próxima. Durante esta etapa, las variedades de uvas tinta empiezan a abandonar el color verde clorofila y comienzan a ataviarse de bonitos tonos azulados. Por contra, las variedades blancas abandonan el intenso color verde para lucir un amarillo más sosegado.

Racimo Tempranillo envero

Pues bien, ya que nos encontramos en un mes clave para las cepas, brindaremos este mes a la variedad de uva Tempranillo. Una variedad de uva tinta conocida por todos, originaria de España que toma su nombre del diminutivo de “temprano” Un apelativo modesto y fácil de recordar, aparte, de que su nombre hace honor a que esta variedad madura un poco antes que el resto de variedades tintas españolas. Y de ahí, que su nombre sea Tempranillo.

Origen y localización de la Tempranillo

Es autóctona de La Rioja y ha tenido una espectacular adpatación en la Ribera del Duero, quizá sea el tipo de uva más conocido de España, aunque también lo sea fuera de sus fronteras. Pero, ¿desde cuándo se encuentra la Tempranillo en España? ¿Aceptariáis un “desde siempre” como respuesta? La Península Ibérica tiene una larga historia vitivinícola, en realidad, la gran mayoría de las variedades que aquí se cultivan llevan siglos acompañando nuestra cultura. Por poner un ejemplo, hay quien dice que la presencia de la variedad Tempranillo en España se remonta a la época de los fenicios, y desde entonces, se ha seguido cultivando hasta tal punto que, a día de hoy, hay alrededor de 200.000 Has dedicadas a esta variedad. Con tantas cepas de Tempranillo a nuestro alrededor y desde hace tanto tiempo, sin duda, significa que se encuentra muy agusto en estas tierras, ¿no?

Dentro de nuestro país, las dos regiones donde más se cultiva es en La Rioja -donde ocupa más del 75% de la superficie del viñedo- y en Ribera del Duero. No obstante, es variedad recomendada en muchas otras zonas, ni más ni menos que, en 28 Denominaciones de Origen siendo preferente en 12 de ellas. ¡Vamos, que es una variedad que se ha adaptado de maravilla y se ha extendido a lo grande!

Copa y racimo de tempranillo

Y puesto que la podemos encontrar en muchas regiones, se la conoce también por muchos nombres diferentes aunque aquí sólo nombraré los que más he escuchado en los últimos años aunque hay muchas más pero yo me quedo con estas que son la sque más utilizo: Cencibel, Tinto Fino, Tinta de Toro, Tinta del País, Valdepeñas y Ull de Llebre.

Se dice que crece mejor en altitudes altas pero en muchas regiones cálidas también se ha adaptado bastante bien. En Ribera del Duero, se dan estas dos condiciones, es decir, el clima es fresco, y sin embargo, el calor que necesita para alcanzar una maduración óptima también se da en esta zona. ¡Ahí tenemos uno de los por qués de la gran adaptación a esta región!

La cepa y sus características

El racimo de la Tempranillo tiene unos hombros muy marcados, es de tamaño medio-grande y bastante compacto. Las bayas son de un color negro púrpura intenso, esféricas, su péndulo es de tamaño medio y no especialmente lignificado. Las cepas de tempranillo son vigorosas, de porte es erguido, fértiles y generalmente la producción suele ser elevada. Su ciclo es corto, la brotación se considera de época media y su maduración, como ya hemos comentado antes, temprana.

Los sarmientos, al agostar, adoptan un color grisáceo con una tonalidad amarilla muy característica. Aquellos que estéis acostumbrados a caminar entre viñedos seguro que lo sabéis bien. Los sarmientos terminan con unos grandes pámpanos lobulados y truncados. Unos pámpanos un tanto peculiares puesto que hay quienes ven en ellos algunas formas indescriptibles. Resulta que en una ocasión, un pallès del Penedés, me comentó que ahí llamaban a esta variedad Ull de Llebre porque la hoja, vista desde el haz, recordaba a la cara de una liebre. Para lograr verlo, quizá, haya que hacer un pequeño acto de fe pero en cualquier caso, es una anécdota que no olvidaré.

Capa de tempranillo

Se trata de una variedad sensible a las siguiente enfermedades: la eutiposis, la yesca, y al oidio. La sequía la tolera bastante bien salvo si ésta es muy extrema. Su cultivo requiere una cantidad de potasio generoso junto con un apropiado apote de de compuestos nitrogenados.


Cómo son los vinos de Tempranillo

Los vinos elaborados con la variedad de uva tempranillo suele producir mostos rojo inteso bastante equilibrados aunque si algo tiende a escasear es la acidez. En términos generales, se puede llegar a conseguir vinos óptimos para la crianza, con estrtuctura, finos y con cierta complejidad aromática. Los vinos son afrutados, aromáticos, y en caso de vendimias maduras, pueden llegar a conseguirse excelentes resultados si el vino se destina al envejecimiento. 

El tempranillo es una buena opción, un clásico y una variedad muy arraigada en nuestro país. ¿Te animas a tomar un vinito de esta variedad? ¿Cuál? 

¡Qué disfrutes de este cálido mes que tenemos por delante! 


 

 


Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar