Blog de Verema.com

Cata de garnachas en la Experiencia Verema Sevilla

La cata inaugural de la Experiencia Verema Sevilla fue presentada por Juan Such, CEO de Verema, e impartida por el Secretario del Consejo Regulador de la D.O. Campo de Borja, José Ignacio Gracia.

La cata comenzó con una introducción sobre la propia D.O. para que la inmersión en el mundo de las garnachas fuese de manera gradual. Para ello, se utilizó una presentación de Power Point que sirvió para dar a conocer la variedad autóctona de la zona: la garnacha tinta.

Presentación Cata Garnachas Campo de Borja

La D.O. Campo de Borja lleva más de 25 años cultivando esta variedad y, pese a que se trata de una variedad que es conocida tanto a nivel nacional como internacional, en esta región conocen sus secretos más íntimos. Sí, aquellos que van desde su cultivo en la viña hasta que el vino llega a la copa.

Para ello, José Ignacio, explicó que el epicentro de la garnacha tinta se sitúa en el mediterráneo y que, a pesar de que se puede encontrar en muchas zonas vitícolas del mundo, donde mayormente se cultiva es en Francia, España e Italia.

El preludio al mundo de la garnacha y su zona vitícola

A nivel mundial, la garnacha ocupa el quinto lugar, es decir, apenas alcanza un 3% de plantación. En España, sin embargo, la dinámica cambia y ocupa el tercer puesto, justo por detrás de la tempranillo y la bobal. Pero si cerramos más el círculo y ponemos el foco en Aragón, nos damos cuenta que en esta zona hay más de 15.000 Has dedicadas única y exclusivamente a la garnacha. ¿Lo sabías? De ahí, que la D.O. Campo de Borja acoja el sobrenombre de “El Imperio de las Garnachas”

Dicho esto, uno se puede hacer una idea de la relevancia que alcanza esta variedad en esta tierra, y es que, es la zona vitícola con mayor porcentaje de garnachas, aunque no necesariamente, la que más superficie tiene.

La D.O. Campo de Borja, cuyos viñedos están situados entre los 300 y los 900 metros de altura, se localiza en Aragón, entre el Valle del Ebro y el del Moncayo. En la actualidad la D.O. tiene una superficie de cultivo de 6.242 Has, de las cuales 3.309 están dedicadas a la garnacha. Con estas cifras, se puede alardear mínimamente y poder decir abiertamente, y sin ánimo de ofender a nadie, que es lógico que a esta D.O. se la conozca como “El Imperio de las Garnachas” ¡Y es que la mitad de su superficie vitícola está dedicada exclusivamente a esta variedad!

El clima en esta zona es duro, continental y muy seco, de hecho la pluviometría del 2016 ni siquiera alcanzó los 260 litros/m2. Pese a este clima árduo, la región tiene un característico viento, el cierzo. Un viento de componente noroeste que aporta a las garnachas una importante influencia atlántica. Este particular viento hace que las garnachas se refresquen por la noche, hecho fundamental para que las uvas puedan alcanzar la madurez y la calidad deseada. De hecho, las mejores añadas coinciden siempre con aquellos años más ventosos, y en especial, con aquellas vendimias más frías.

José Ignacio Gracia

A la D.O. Campo de Borja no sólo le llega la influencia atlántica sino que también goza de la mediterránea pues tiene más de 2.800 horas de sol al año, lo cual permite a las uvas de esta zona conseguir una madurez alcohólica compleja, que es interesante nombrar ya que es una de las características de esta variedad.

El principal patrimonio de esta área es la cantidad de cepas de garnachas viejas que existen. Los viticultores intentan que el vigor de las cepas sea bajo para ajustar al máximo la concentración y los aromas, y que así los vinos obtengan la tipicidad de la garnacha de la zona. Un sello de identidad que se mantiene durante cada añada pese a que cada pequeña parcela done a las cepas unas características únicas.

José Ignacio continuó entrando en detalle y esclareciendo que dentro de la D.O. Campo de Borja dominan los minifundios. De las 6000 hectáreas dedicadas a la garnacha, éstas se distribuyen en más de 3000 parcelas. Así que, el tamaño medio del viñedo ronda los 6.000 metros por parcela. ¡Una pasada! De manera generalizada, las producciones son pequeñas y cada viña es cuidada con todo lujo de detalle. 

La garnacha desde el punto de vista vinícola

Esta variedad tiene como característica principal una maduración larga y muy lenta, para tener una idea, José Ignacio, comentó que terminan de vendimiar aproximadamente sobre el 10 ó 15 de noviembre. ¡Incluso han habido años que hasta el 25 de noviembre!

Esto es así porque se ponen como objetivo conseguir un tanino muy fino y redondo, con lo cual, no queda más remedio que mantener las uvas en la cepas hasta que se alcanza el punto exacto de maduración. 

Se habló de la necesidad de trabajar bien la garnacha para encontrar en ella no sólo el punto de madurez deseado sino también la cantidad de fruta y de aromas claves de esta variedad. Podemos decir que, para cultivar y trabajar la garnacha en esta D.O. se necesitan altas dosis de paciencia y también resistencia física. ¿Por qué? Porque al hablar de vendimia en Campo de Borja significa que durante 30 días, tanto los enólogos como los viticultores, deban estar al máximo de sus capacidades ya que es en este periodo de tiempo cuando no se permiten los fallos, ¡y 30 días de vendimia se dice pronto!

La garnacha desde el punto de vista teórico

Desde el año 2012, se está realizando un interesante trabajo en colaboración con la Universidad Politécnica de Madrid, la Universidad de Zaragoza y el Gobierno de Aragónbasado en la zonificación de los terrenos pertenecientes a la D.O. Gracias a esto, ahora se tiene toda la información necesaria para conocer en profundidad las características de cada tipo de suelo. A día de hoy se sabe que estas tierras (con sus pronunciados desniveles) contienen microclimas muy distintos. Lo cual permite a la garnacha expresarse de una forma muy concreta en función de la zona y del viñedo en que se encuentre. Gracias a este estudio, se decide dónde se plantarán las garnachas para conseguir captar los distintos tipos de aromas partiendo siempre de una base científicamente justificada.

Y por fin llegó la esperada cata de garnachas

Tras una gran presentación de la D.O. llegó el tan esperado momento: ¡Nuestra cita con las garnachas!

Mantel de cata Garnachas de Campo de BOrja

Bodegas Borsao 

La cata comienza con un vino que siempre ha querido ser un fiel embajador de la garnacha, siendo un monovarietal 100%

Tres Picos 2015

  • Vista: Rojo intenso, de capa media-alta debido en parte al bajo vigor que presentan las cepas. En definitiva, estamos ante un color muy bonito y elegante.
  • Nariz: Ante todo es frutal e interesante. Destaca sobre todo lel aroma a fruta de la garnacha: fresa y cereza maduras. Ligeros aromas florales junto con fruta roja y negra. Aromas muy genuinos y típicos.
  • Boca: Se trata de un vino suave, con fácil paso por boca y abundantes sensaciones frutales. Percibimos un característica garnacha, que hace de este vino una virtud.  El tanino está muy bien pulido, su final es ligeramente dulce, y deja un recuerdo a vendimia tardía debido al trabajo que las pieles proporcionan al vino. Es un vino dotado de una sensación muy golosa, casi pastelera.

Bodegas Aragonesas

Bodega con un relevante patrimonio de garnachas que rondan los 80-90 años, elaborado con un 85% de la añada 2015 y un 15% con garnachas de la añada anterior.

Fagus 2015

  • Vista: Bonito color rojo de capa media.
  • Nariz: Muestra un perfil aromático distinto, siendo la fruta de tipo escarchada. Recuerda a los orejones y a la fruta madura perfil dulzón. En esta ocasión, tiene un importante aporte de crianza.
  • Boca: Entrada fácil, sedosa, con un tanino muy amable y dulzón. Es un vino largo y la boca es típicamente de garnacha.

Sala de catas Experiencia Verema Sevilla

Bodegas El Pilar

La añada 2014 fue una añada muy seca lo cual permitió a la bodega vendimiar garnachas de muy alto nivel y elevada concentración.

Roman Cepas Viejas 2014

  • Vista: color rojo de capa muy alta.
  • Nariz: Es un vino con un perfil frutal intenso, es rico en fruta negra, en especial, destaca la ciruela. Los aromas procedentes de la crianza son buenos y finos, en este caso, es posible que supere el año en la barricas.
  • Boca: Es un vino con un tanino más secante que los anteriores, pero también con una boca golosa, siendo característica de la zona. Esa tanicidad quizá sea debida por haber utilizado un poco más de tiempo la barrica o quizá porque son de las primeras botellas de 2014 que salen al mercado. Este vino evolucionará muy positivamente en la botella durante los próximos meses o incluso años. El postgusto es largo aunque quizá el estilo de este vino sea un poco más secante.

Bodegas Alto Moncayo

Bodega creada en el año 2002, que empezó comprando uva a las cooperativas de la zona y que posteriormente, en 2007, recibió de la mano de Robert Parker la primera y más alta puntuación en los vinos de la región de Aragón.

Alto Moncayo 2014 

  • Vista: De color rojo intenso y capa alta.
  • Nariz: Elevada intensidad y gran potencia. Es elegante y la presencia de la fruta muy madura domina sobre el resto de aromas. Se aprecian notas licorosas, ricos balsámicos aunque en todo momento la fruta madura sobresale de una manera muy elegante y bien integrada.
  • Boca: Rico en sensaciones, sabroso y carnoso. Tremendamente fino y con un final largo y cautivador.

Catas de Garnachas D.O. Campo de Borja

Bodegas Santo Cristo

Cooperativa vitivinícola donde se encuentra la sede de la D.O. Campo de Borja, situada en un terreno a 800 metros de altura donde las cepas ven limitado su crecimiento debido a la pedregosidad del suelo.

Terrazas del Moncayo 2014

  • Vista: De color rojo intenso y capa media.
  • Nariz: Es un vino con un perfil muy frutal, muestra mucha fruta tanto roja como negra. Quizá, el punto de maduración de la uva no sea tan marcada como la anterior y por eso da aromas como el melocotón, que recuerda un poco más a la fruta roja.
  • Boca: La sensación que produce es de frescor, el tanino que presenta es más vegetal, y la acidez que tiene está más presente. Un vino que tiene una sensación de frescura distinta.

 

Y la cata llegó a su fin, y tal y como Juan Such comentó al principio, fuimos testigos del grandes capacidades de las variedades que tenemos en España y que, precisamente la D.O. Campo de Borja es una zona con muchísimo potencial. Si la potencia se combina con la maestría de guardar las cualidades del vino dentro de una botella, el éxito estará asegurado.

Gracias a la D.O. Campo de Borja y a todas las bodegas implicadas por deleitarnos con sus ricos vinos y enriquecernos con sus exposición. Sin más, esperamos volver a vernos el año que viene. 
 

Entrevista a Jose Ignacio Gracia en la Experiencia Verema Sevilla 2017

Jose Ignacio Gracia, secretario del CRDO Campo de Borja, nos comenta sus impresiones acerca de la cata y de la
 Experiencia Verema Madrid 2017.

 

Video resumen de la Experiencia Verema Sevilla 2017:


Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar