Opiniones de Alto Moncayo
OPINIONES
7

El vino Alto Moncayo 2014 luce un bonito color rojo picota intenso.
Aromáticamente se trata de un vino muy rico en aromas, además de tener una gran intensidad de aromas a fruta roja y negra. Sobre la fruta se encuentran aromas a frambuesa, ciruela y notas de café y torrefactos. Muy elegantes todos ellos y bien equilibrados.
En la boca encontramos carnosidad, amplitud y fuerza. La fruta negra es la gran protagonista y los matices ahumados y tostados salen de manera muy elegante.

Vigoroso y activo en su frutalidad, esta añada se esta mostarndo excelente en su evolución. Un garnachazo de la zona , de 16 grados y con una evolución óptima. Parece tener vida por delante, a pesar de su acidez media. Fruta negra masiva, sazón..una gozada de nuestra tierra

Cereza de capa media-alta con el ribete entre violáceo y granate. Limpio y brillante. Lágrima abundante, densa y algo coloreada.

Nariz intensa, penetrante. Fruta negra no demasiado madura, flores de colores, violetas sobre todo, menta, eucalipto, balsámico, mineral, finos tostados, especiado.

Boca apabullante, cálida, con buena dosis de fruta, estupenda acidez y los taninos prácticamente pulidos. Corpulento, carnoso, aterciopelado y eterno.

Mejorando. Un vino potente, elegante, directo, suaves tostados respecto a ñadas anteriores, matices minerales presentes, especiado suave. mejor que hace unos meses y aun puede hacerse mas elegante, un placer

Color Picota intenso . Capa alta.

Complejo en nariz, con aromas de fruta negra, balsámicos, tostados y licorosos. Aromas potentes y elegantes. Se abre mucho en la copa.

Posee muy buena estructura en boca. Muy goloso. Muy largo. Gran frutosidad y mineralidad.

En boca son untuosos y de volumen, con taninos amables y maduros, y con una gran persistencia aromática. Se refuerza con el aporte de la madera.

Catado en la experiencia verema de Sevilla,a la vista color picota muy oscuro,en nariz es un espectáculo aromático,fruta negra,tostados,sobre todo ciruelas,hay mucha fruta y de calidad.
En boca es muy redondo,vivo,con volumen,muy persistente.En definitiva,un vinazo de una D.O.que se lo está currando de verdad.

Continúa en la línea de los últimos años de vino menos rocoso, menos garrapiñado que antaño, tendencia a la "suavización", entrecomillado porque son 16º de vino que cuando digo tendencia es algo sutil. Frutal, potente, especiado, clavo, pimienta blanca, mineral, tostado mas suave pero presente. Tendrá años mejores y peores pero es una delicia de vino. Puede crecer

Cookies en verema.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra Ver política de cookies.

Aceptar