Blog de Eugenio Saenz

Un “paseo” por Burdeos

Dentro de nuestras zonas vitivinícolas preferidas en el mundo, Burdeos es sin duda la menos representada en nuestras compras y catas. Y lo es por diversas razones, en primer lugar porque sus vinos no son ni mucho menos los que consideramos que poseen una mejor relación calidad-precio, parámetro que consideramos fundamental en nuestras adquisiciones. En Burdeos y por norma general, si se quiere grandeza hay que pagarla y pagarla bien, resultando complicado encontrar vinos que la muestren en precios medios. Además, el sistema de compra más recomendable en la zona (en premier) nunca nos ha convencido en exceso, primero porque no nos gusta comprar algo que todavía no tenemos y segundo porque una vez recibidos los vinos hay que darles la necesaria guarda, guarda que dependerá de la categoría del vino y de la añada, pero que siempre deberá ser importante, obligando a disponer de un espacio suplementario del que no disponemos.

Por otra parte consideramos que es una zona de enorme complicación, muchos señalan que Borgoña o Barolo son más complicadas, pero nosotros creemos que lo más dificultoso es Burdeos, ya que en muchos casos los vinos ofrecen una irregularidad entre añadas muy grande y la categoría real de los mismos muchas veces no se corresponde con la oficial de las clasificaciones, salvo quizá en los  grandes Premiers que todos conocemos. Por supuesto que hablamos en líneas generales y que tampoco tenemos ningún apuro en reconocer que algunos de los mejores vinos tintos que hemos probado jamás son de Burdeos, que no dudamos de la grandeza de sus más legendarios nombres, que es una zona donde se producen y se seguirán produciendo algunos de los más destacados, pero a la hora de la verdad, cuando hablamos de precios medios (entre 30 y 60 euros) siempre encontramos mejores tintos en otras zonas como Piamonte, Borgoña, Rioja o el Ródano y por eso muchas veces la tenemos algo aparcada.

Pero desde luego que ello no es óbice para que siempre intentemos apuntarnos y participar en catas de vinos de Burdeos, al fin y al cabo nuestro objetivo no es otro que aprender,  disfrutar del vino y formarnos una opinión siempre contrastada con los vinos en la copa. Una oportunidad para ello tuvimos la pasada semana con una interesante cata de siete vinos de siete AOC diferentes (cuatro del Medoc, uno de Graves y dos del Libournais), que desarrollamos en la Enoteca Barolo y que nos llevó a siete châteaus de buen nivel, algunos de ellos clasificados como “Grand Crus” en 1855 o posteriores y que son nombres de una impecable trayectoria a través del tiempo. Repasemos pues.

AOC Pessac Leognan

Château Malartic Lagraviere 2002

Graves está situada al sur de Burdeos y produce vinos tintos y blancos, siendo estos últimos los que alcanzan su máximo apogeo en esta zona. Los suelos son de componente pedregoso, de ahí recibe su nombre, por lo que los vinos suelen expresar una marcada mineralidad. Dispone de una clasificación de 1959 en la cual se eligieron una serie de productores como Grand Cru, casi todos al norte, en una zona con AOC propia llamada Pessac-Leognan. Los más grandes productores de la zona son Château Haut-Brion, La Mission Haut-Brion, Pape Clement, Domaine de Chevalier, Haut-Bailly y Malartic-Lagraviere.

Este último es un Grand Cru classé  fundado en 1803 por Pierre de Malartic y que produce vinos tintos y blancos de una calidad muy regular, y dispone de unas 15 has con una producción de unas 110.000 botellas. El tinto de la añada 2002 es un vino elegante y maduro, con clase, procedente de una añada fría y complicada, pero que tiene la ventaja de encontrarse en buen momento de consuno, un vino sin duda elegante y mineral, fácil de beber, con equilibrio, pero que tampoco nos ofrece mucho más. En cualquier caso, buen vino.

AOC Haut Medoc

Château Sociando Mallet 2006

Una AOC con vinos por lo general sólidos, que muestran una cabernet madura, de bouquet complejo y con buena capacidad de envejecimiento. Hay 5 Cru Classés y 140 Cru Bourgeis. Entre los clasificados figuran nombres como La Lagune, La Tour Carnet o Belgrave y entre los segundos Citran o Larose. Pero quizá el nombre más conocido en esta AOC es un Château sin clasificar, Sociando Mallet. Dispone de unas 50 has de viñedo con una producción total de unas 300.000 botellas.

En la añada 2006 el vino resulta algo decepcionante, no sabemos si por el irregular año o porque el productor ha bajado algo el pistón, lo cierto es que el vino nos parece algo tosco, con un final falto de finura, con una madera algo presente y un tanino que será complicado que se integre. No hace mucho disfrutamos de un muy buen 1986 de este vino, todavía joven y de gran categoría, así que este 2006 nos ha descolocado un poco. El vino más flojo de la cata.

AOC Margaux

Château Rauzan Segla 2003

Margaux tiene la fama de producir los vinos más elegantes, finos y femeninos del Medoc, con vinos finamente tánicos y de probada capacidad de envejecimiento. De entre sus 21 cru classés destacan nombres como el mítico Château Margaux, Brane Cantenac, Palmer, Kirwan, Dauzac o nuestro protagonista, Rauzan-Segla.

Este es un 2eme Grand Cru cuyos viñedos son conocidos desde el siglo XVII y forma parte en la actualidad del imperio del perfumista Chanel. Disponen de unas 50 has y una producción de 200.000 botellas. Su “grand vin” en la cálida añada 2003 es fiel reflejo de su zona y estilo, es un vino elegante, con clase, bien elaborado, donde se advierte una magnífica selección de uva, un vino que nos ofrece el nivel que esperamos de este gran productor de Margaux, que además tiene toda la pinta de evolucionar positivamente con los años. Muy bueno.

AOC Saint Julien

Château Lagrange 2006

Esta AOC produce vinos con finura y estilo, pero más estructurados y tánicos que los de Margaux, con unas importantes expectativas de envejecimiento. Entre sus 11 cru classés encontramos nombres tan importantes como Château Leoville Las Cases, Leoville Barton, Leoville Poyferré, Ducru Beaucaillou, Beychevelle o  Lagrange.

Este 3eme cru classé pertenece actualmente al grupo japonés Suntory y posee unas 115 has de viñedo unas pocas de las cuales son uva blanca. En la añada 2006 es un vino interesante, con calidad, pero que adolece algo de pegada, de fuerza, de carácter, nos parece un vino demasiado domado y fácil de comprender, no dudamos de su buena calidad, simplemente no nos ha sorprendido como nos gusta que nos sorprendan estos vinos. En cualquier caso, un vino interesante, aunque preferimos otras opciones en la zona, aunque este productor todavía tiene unos precios moderados.

AOC Pauillac

Château Pichon Longeville Baron 2003

Pauillac es sin ningún género de dudas, la gran AOC del Medoc con sus 18 cru classés, 3 de los cuales ostentando la máxima categoría. Los vinos de Pauillac son el resumen de lo que esperamos del clasicismo bordelés, vinos estructurados, poderosos, con una gran capacidad para la guarda, pero siempre sin perder la elegancia que se espera de ellos. Nombres como Lafite, Latour, Mouton-Rotshchild, Lynch-Bages o los dos Pichon Longeville son suficiente carta de presentación para una de las denominaciones más importantes del mundo vinícola.

Pichon Longeville Baron, más conocido como Pichon Baron, maneja unas 68 has y produce unas 620.000 botellas, y está situado al límite con Saint-Julien, al sur de la AOC. Se trata de un 2eme Grand Cru classé. Siempre ha rivalizado con el otro Pichon Longeville (Comtesse du Lalande) y su importante carga de Cabernet Sauvignon le hace siempre un vino algo más firme y estructurado. En la añada 2003 es un vino que muestra esa firmeza y seriedad, aparenta austeridad, pero siempre bajo un prisma de elegancia que resulta la seña de identidad de un gran Pauillac. Madurez perfecta y un gran trabajo de selección de uva para un vino que resulta todo un clásico de su zona, uno de esos vinos que siempre son un acierto seguro.

AOC Pomerol

Château Clinet 2006

En Pomerol todo resulta más pequeño, tanto la propia AOC como el tamaño de los productores, tanto en hectáreas plantadas como en botellas producidas. Los suelos son más arcillosos que en el Medoc y la reina es la variedad Merlot. Los vinos suelen ser más livianos, suaves, florales, más seductores, vinos de carácter más floral y frutal. La producción es baja y los precios suelen ser altos. En Pomerol no existe una clasificación. Los productores más famosos son Château Petrus, La Conseillante, L’Evangile, Le Pin, Trotanoy o Vieux Château Certan.

Clinet es un vecino de Petrus, situado en la mejor zona del Pomerol cuyos vinos suelen tener una cota algo más elevada de Cabernet Sauvignon de lo estilado en la zona, así que son vinos más estructurados, que necesitan más tiempo y con una gran capacidad para envejecer. Posee unas 9 has y elabora en torno a las 40.000 botellas. En la actualidad sus vinos están supervisados por Michel Rolland, algo que se nota en nuestra opinión para mal, ya que este 2006 es un vino de excesivo carácter internacional, no vemos la tipicidad de un Pomerol por ninguna parte. Además resulta en estos momentos un tanto tosco, en especial en boca donde sus maneras distan un poco de la elegancia y sensualidad que siempre esperamos de estos vinos. No nos ha convencido mucho.

AOC Saint-Emilion

Château Angelus 2007

La última AOC que vamos a repasar es Saint-Emilion, que al igual que las otras del Libournais, se caracteriza por sus propiedades más pequeñas y discretas que las del Medoc. Nos encontramos con suelos más calizos y arcillosos y predominan la Cabernet Franc y la Merlot sobre la Cabernet Sauvignon, por lo que los vinos suelen ser algo más frutales y accesibles desde su juventud, aunque no por ello pierden capacidad de envejecer, que resulta muy elevada en los grandes vinos. La clasificación es compleja y se cambia tras una serie de años. Los productores más importantes son Ausone y Cheval Blanc (en la máxima catlgoría), seguidos de otros como Angelus, Pavie, Clos Fourtet, Figeac, Canon, Belair, Troplong-Mondot o Valandraud.

Château Angelus es por tanto uno de los mejores de la AOC, con categoría B dentro de los Premiere Grand Cru. La regularidad en sus vinos es legendaria y su composición siempre muestra el equilibrio entre Cabernet Franc y Merlot. Poseen unas 26 has con una producción de 110.000 botellas, se trata de un productor relativamente grande en la zona. Este 2007, tras su insultante juventud, se trata ante todo de un soberbio vino, de corte moderno, con toneladas de frutas y flores, pero con un paso por boca concentrado, firme, estructurado, con una acidez que le hará evolucionar de forma positiva seguramente durante decenios, un vino que destila grandeza por los cuatro costados y que seguramente llegará a ser con el tiempo como aquel portentoso Angelus 1985 que recordamos como uno de los grandes vinos de Burdeos que hemos catado. Cotiza alto y hay que pagarlo, pero hay grandeza en este vino, simplemente hay que esperarle.

Así pues y como vemos, un repaso, un paseo más que interesante por el Burdeos actual, quizá solo nos dejamos en el tintero algún Saint-Estephe para completar todas las AOC tintas más importantes del bordelés. Como resumen final comentar que nadie, ni mucho menos nosotros, vamos a dudar de la importancia que Burdeos tiene en el panorama vinícola mundial, tanto en la historia como en la actualidad, tampoco vamos a dudar ni a poner en tela de juicio el nivel de sus más grandes vinos, pero a la hora de la verdad, cuando vamos juzgar lo que cuestan los vinos y el placer que nos ofrecen a cambio, seguimos pensando que se encuentra algo por detrás de otras zonas como Piamonte, Borgoña, Rioja o el Ródano, por lo que son vinos que compramos y catamos menos que otros. Y las noticias con las añadas 2009 y parece ser que igualmente 2010 nos dicen que cada vez podemos verlos y beberlos menos, así que siempre hay que aprovechar catas como estas y por supuesto las pocas oportunidades que hemos tenido de catar alguna añada vieja. Burdeos es algo especial, pero se nos escapa un poco. Es imposible poder abarcarlo todo.

Un saludo,

Eugenio Sáenz de Miera Arnau

(EuSaenz)

(*) La ilustración del viñedo bordelés y la imagen del Château Pichon Baron son de es.wikipedia.org

Los usuarios también visitaron

  1. #1

    Julio_Romero

    Estoy de acuerdo contigo Eugenio. Sólo un dato más, si eliges mal a la hora de comprar en primeur, puedes tener un duradero y gran dolor de cabeza. Es el caso ya mencionado en anteriores comentarios de 1855.com, que a día de hoy no ha entregado los primeurs de 2005. Con lo que comprar en primeur se convierte en un riesgo añadido.
    Saludos.

  2. #2

    Mayol

    Como siempre... comprometido, crítico y transparente.
    Tus crónicas, artículos y opiniones no dejan indeferente a nadie.

    Un saludo y gracias.
    Mayol

  3. #3

    EuSaenz

    en respuesta a Julio_Romero
    Ver mensaje de Julio_Romero

    Ahí ya entra en juego la confianza con tu proveedor o incluso encomendarte a la suerte, lo que está claro es que pagar por algo que no tienes siempre comporta un riesgo. No tiene porque salir mal y es una buena forma de asegurarte unos vinos a un precio más ajustado pero…a mí no termina por convencerme.

    Saludos,
    Eugenio.

  4. #4

    EuSaenz

    en respuesta a Mayol
    Ver mensaje de Mayol

    Gracias Mayol, a ser esto un espacio personal siempre me resulta más sencillo "mojarme" y expresar mis opiniones sin autocensurarme, pero siempre con respeto, o al menos es lo que intento.

    Saludos,
    Eugenio.

  5. #5

    Dani C.

    en respuesta a EuSaenz
    Ver mensaje de EuSaenz

    Intentas y consigues Eugenio.

    Como siempre, da gusto leerte.

  6. #6

    EuSaenz

    en respuesta a Dani C.
    Ver mensaje de Dani C.

    Gracias Dani. Como bien sabrás me lleva un buen tiempo preparar estos artículos y siempre resulta reconfortante que gusten y sirvan como ayuda.

    Un abrazo,
    Eugenio.

  7. #7

    Fraguel33

    Es indiscutible que si los españoles encontramos que dilapidar una fortuna lo podíamos hacer con la mala vida o tratando de hacernos perdonar nuestros pecados, los franceses encontraron que podían beberla. Su articulo me parece excelente, aunque en los burdeos siempre tengo dudas enormes, hay diferencias de evolución que sorprenden, vinos que prometen y que quedan en nada y vinos de los que espera uno muy poco y de los que salen sorpresas; no estoy muy de acuerdo en lo de los precios aunque yo juego con ventaja ya que tengo buenos amigos que me ofrecen informaciones que no se encuentran tan fácilmente; de manera general la mayoría de los habitantes de la región compran sus vinos directamente a los productores. Por lo demás, quizás echaría en falta en su articulo a la parcela vecina de Pichon-Longueville (Comtesse de Lalande): Chateau Latour.
    En cualquier caso, agradecerle ese enorme trabajo de divulgación que Vd. realiza y que disfrutamos todos.
    Atentamente
    Antonio

  8. #8

    Wililon

    Hola. Soy nuevo por aqui y me gustaría saber si hay alguna cata estos días de vinos franceses.gracias.

  9. #10

    EuSaenz

    en respuesta a Fraguel33
    Ver mensaje de Fraguel33

    Muchas gracias, Antonio.

    Claro, evidentemente me refiero a los precios de los vinos en tienda puestos en España, precios que obviamente sufren un considerable aumento, quizá ahí pueda radicar el gran problema. De todas formas todo es muy relativo, los últimos vinos de Burdeos que compré (añadas ya maduras) fueron en una tienda de Nueva York con unos precios muy ventajosos, sin embargo con el trasporte y la liberación de aduanas el sobreprecio fue de casi 30 euros por botella con respecto al inicial y ya no mereció tanto la pena, de hecho no he vuelto a comprar. Todo esto es más complicado de lo que parece.

    Saludos y bienvenido,
    Eugenio.

  10. #11

    EuSaenz

    en respuesta a Wililon
    Ver mensaje de Wililon

    Pues mirando mi agenda veo que mañana tengo una de los Chablis de Piuzé, el día 10 tengo una de vinos de Vosne Romanee y el 17 una de los champagnes de prestigio de LVMH (Krug, Dom Ruinart, Dom Perignon). Me temo que las tres están ya completas, aunque puedes llamar a la Enoteca Barolo por si hubiera algo en las dos últimas, ya que la primera está cerrada. Latintorería celebra su primer aniversario este mes con catas abiertas todos los viernes, aunque aquí no serán solo vinos fanceses.

    Diciembre suele ser un mes más tranquilo de catas por las celebraciones navideñas.

    Un saludo,
    Eugenio.

  11. #12

    Wililon

    en respuesta a EuSaenz
    Ver mensaje de EuSaenz

    Muchas gracias Eugenio. Vaya, pues la primera tiene muy buena pinta.Y seguro que el escenario elegido también merece la pena no? qué rabia.
    De las otras ya preguntaré donde dices. Muchas gracias!!


Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar