Blog de Eugenio Saenz

Burdeos 2005: ¿Añada mítica?

Como viene siendo habitual en estas fechas, Lavinia Madrid organiza una presentación de varias bodegas de la añada en curso de Burdeos y ayer lunes le tocó el turno a la añada 2005, una añada elevada a los altares por la crítica especializada y que ha supuesto un alza brutal en los precios de los vinos.

Precisamente por ese alza inflacionista, el número de bodegas convocadas resultó algo menor que en años anteriores echándose en falta nombres como Vieux Château Certan, Pavie Macquin o Pichon Longeville Comtesse du Lalande. Aún así hubo 13 bodegas presentes que nos otorgaron una idea general de cómo vienen los vinos de esta añada.

Y lo cierto en una primera impresión general, es que se trata de una añada que ofrece vinos de gran equilibrio, buena acidez, importante estructura y pienso que un elevado potencial de envejecimiento. Los vinos, además, me parecieron más accesibles de lo esperado en este momento. La mayoría pide un tiempo de botella, pero esos tiempos en los que era imprescindible una década de descanso creo que han terminado y que en la mayoría de los casos con cinco años ya serán vinos perfectamente consumibles.

En cualquier caso, pienso que la calidad general de una añada hay que evaluarla cuando pasa al menos una década y los vinos entran en fase de madurez. Estando jóvenes como estaban ayer, no noté excesivas diferencias con anteriores añadas como 2004, 2003, 2002 ó 2001. Y mucho menos como para justificar tamañas subidas de precios que en algunos casos han llegado al 100% con respecto a 2004.

Hagamos un breve repaso de los vinos catados ayer:

Château Sociando-Mallet (Haut-Medoc Cru Bourgeois): uno de los más accesibles, con buena fruta, estructurado, redondo y agradable. Taninos bien fundidos. Se puede consumir ahora y tendrá todavía un buen recorrido. Muy bueno. Además es uno de los que menos han incrementado su precio.

Château La Lagune (Haut-Medoc 3eme Grand Cru Classe): uno de los más puntuados por los críticos (incluido Parker), sin embargo me decepcionó. Muy agresivo, tánico y cerrado. Rayando la sobremaduración. El tiempo lo pondrá en su sitio, pero de momento no me convence nada.

Château Poujeaux (Moulis-en-Medoc): un vino que no suele fallar, siempre con buena RCP. Este 2005 está equilibrado, pero con una ligera punta tánica que le hace pedir descanso. En un par de años será un vino como siempre destacable. No emociona, pero siempre es un seguro.

Clos Fourtet (Saint-Emilion Premier Grand Cru Classe): con buen potencial, se advierte una excelente materia por debajo que en estos momentos se encontraba un poco dominada por la madera. Gran estructura y acidez. Creo que será un destacado dentro de un tiempo. A seguir.

Château Chasse-Spleen (Moulis-en-Medoc): una nariz muy frutal y bien definida, con limpieza. La boca se quedaba algo corta en el final, aunque la acidez era buena y el vino se mostraba bastante redondo. Digamos que correcto, pero no mucho más.

Château Ormes de Pez (Saint Estephe Cru Bourgeois Exceptionnel): un vino correcto, pero sin mucho más que añadir. Nariz expresiva, con cierta complejidad y boca redonda con una punta tánica final que sin duda se irá integrando con el tiempo. Bueno, pero sin emocionar.

Château Brane-Cantenac (Margaux 2eme Grand Cru classe): probamos su segundo vino (Baron de Brane) que se mostraba frutal, equilibrado, rico y accesible y el Grand Vin que fue uno de los triunfadores de la tarde. Profundo y serio, con un enorme potencial encerrado que se mostrará en los próximos lustros. Sin duda un gran vino en esta añada.

Château Haut-Bages-Libéral (Pauillac 5eme Grand Cru Classe): gran nariz con fruta profunda y finos especiados, muy al estilo Pauillac. En boca se mostraba algo tímido y todavía tánico. Vino con potencial de futuro que irá mejorando. Madera de gran calidad.

Château Ferriere (Margaux 3eme Grand Cru Classe): típico vino de esta añada que se muestra con cierta redondez y accesibilidad pero con potencial de envejecimiento. No fue de los que más me gustó, pero tampoco me decepcionó. Todavía algo tánico en el final.

Château Beychevelle (Saint-Julien 4eme Grand Cru Classe): siempre me ha gustado este vino y en esta añada no iba a ser menos. Profundo y especiado en nariz, potente, estructurado y finamente tánico en boca. Uno de mis favoritos anoche. Para beber en cinco años mínimo. Gran perspectiva de guarda.

Château Lynch-Bages (Pauillac 5eme Grand Cru Classe): otro de los que no suelen fallar se muestra muy serio en esta añada, con un enorme potencial escondido pero que se advierte con facilidad. Gran estructura en boca, muy buena acidez y final tánico pero con equilibrio y clase. Mi ganador anoche. Para guardar decenios.

Château Haut-Bailly (Pessac-Leognan Grand Cru Classe): magnífica nariz muy frutal y expresiva, con elegantes tonos especiados. Boca algo diluida que en principio me decepcionó. En una segunda cata, el vino mejoró sustancialmente, quizá fuera una botella mala. Buen potencial no exento de elegancia. Para guardar.

Resumiendo en unas líneas, mis favoritos ayer fueron el Lynch-Bages, el Brane Cantenac y el Beychevelle. Y la mítica y encumbrada añada no me parece para tanto, al menos con los vinos tan jóvenes y comparándolos con añadas anteriores.

¿Qué pasará en 10 años? No lo sabemos. Yo por si acaso seguiré comprando 99, 2001 y 2004 en Burdeos que son mucho más baratas y me parecen añadas muy buenas. Por desgracia los 2005 se los beberán los asiáticos. Y los 2006 van por en mismo camino…

Un saludo,
Eugenio Sáenz de Miera Arnau (EuSaenz)
 

 

  1. #1

    Olaf

    Pues mas o menos coincidimos con las conclusiones que saqué, y en los vinos que mas me gustaron. Pero quizás yo sería algo mas crítico, posiblemente porque no son mi estilo favorito de vinos, al menos ahora. No se como andarán en 10 años. Hubo alagunos que realmente no me gustaron nada. Eñ Brane Cantenac el que mas me gustó seguido del Beychevelle y L-Bages. Aunque si miramos precios... casi que me quedo con el Poujeaux.
    Saludos

    Olaf

  2. #2

    EuSaenz

    Pues sí, tienes razón. Viendo los precios quizá el Poujeaux sería ahora la mejor opción pero creo que para guarda el Brane Cantenac o el Lynch-Bages será grandes vinos pese a su precio.

    Yo también prefiero otro estilo de vinos tintos (Borgoña, Barolo, Ródano) pero los buenos Burdeos son también grandes vinos. Requieren más paciencia.

    Saludos,
    Eugenio.


Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar