Whisky de malta

Rumbo al norte: Hacia las Orcadas. 3. Las destilerías del Dornoch Firth

Seguimos pues hacia el norte, un poco más allá, en Tain encontramos Glenmorangie, uno de los grandes nombres de la industria (ver reseña de una visita anterior).

Un poco más al oeste se encuentra Balblair. La destilería es de las más antiguas de Escocia y se encuentra en un bello emplazamiento. Con estas características no es sorprendente que este lugar fuera uno de los escenarios principales de la película «The Angels 'Share»  de Ken Loach en la que unos jóvenes marginales de Glasgow buscan nuevos horizontes en el mundo del whisky.

Balblair elabora un malta suave, sin presencia de turba y por lo tanto nada ahumado, que suele envejecer en barricas que habían contenido bourbon. Sus embotellamientos indican siempre el año de producción y encontramos de edades muy diferentes. Según los propietarios el objetivo es producir diferentes whiskys cada vez sin ser condicionados por las existencias.

La destilería es pequeña, hay dos alambiques con una capacidad de 1.800.000 litros anuales.  Una parte importante de la producción es destinada al whisky de mezcla y el resto comercializada como single malt - aunque sólo supone un 13% los ingresos de la marca. Como podemos deducir el negocio importante del whisky aún es en los whiskys de mezcla.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar