Whisky de malta

El whisky de Shackleton

Hace poco más de tres años el hallazgo de unas botellas de whisky en la Antártida causó gran sensación.  El destilado de la marca McKinlay había llegado al polo sur hace más de cien años con la expedición de Shackleton y había sido abandonado a causa del fracaso de la aventura.
White & Mackay – firma propietaria de McKinlay y también de Jura o Dalmore - obtuvo permiso para llevarse temporalmente tres botellas con el compromiso de devolverlas para respetar el tratado de conservación del continente.  Cabe mencionar que el destilado - como todos los restos de la expedición - pertenece a la Sociedad Para el Patrimonio Histórico de la Antártida.  

White and Mackay – con el experto Richard Patterson al frente – analizó el “whisky de Shackleton” (un blended de más de cien años) y consiguió elaborar una réplica llamada Mackinlay's Rare Old Highland Malt Whisky.  Se comercializaron 50.000 botellas del whisky con un coste de unos 100€ cada una.  Tuvimos ocasión de catar este whisky hace poco más de un año.  Nos sorprendió su carácter suave y elegante.  Notas dulces de toffee y de frutos secos dejan paso a notas ahumadas.  Quizá es un whisky caro pero con historia y carsima.

Esta semana las botellas de McKinlay han sido devueltas a su mundo helado y se ha cerrado el círculo.

  1. #1

    Obiwan Ferran

    Bonita historia! Pero cómo se consigue una réplica de un whisky de más de 100 años??? Saludos,

    Ferran

  2. #2

    Mitjavila

    en respuesta a Obiwan Ferran
    Ver mensaje de Obiwan Ferran

    Pues no debe de ser nada fácil...
    White & Mackay confió en la experiencia y en la nariz de Richard Patterson.
    No fue difícil determinar el grado alcohólico del whisky (47,3º - no se heló duranté los 103 años que permaneció en el polo sur).
    Al parecer el whisky procedía en su mayor parte de Glen Mhor - una destilería de Inverness que cerró en 1983. Por lo tanto la "resurrección" del McKinlay se hacía más difícil. No obstante Patterson después de muchas intentonas y de muchas catas de diversa procedencia se logró crear una réplica con los mismos aromas y sabores del original.
    Se puede leer una crónica del proceso a cargo del mismo Richard Patterson en este enlace: http://www.theshackletonwhisky.com/richards-story/

Herramientas del blog


Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar