Puck

Pazos de Lusco 2008: Y a mí que me tiraba a Castilla...

Vino Lusco

Bodega: Pazos de Lusco (Salvatierra do Miño)
D.O./Zona: D.O. Rías Baixas
País: España
Tipo de vino: Blanco sin crianza
Graduación (vol): 13%
Varietales: 100% Albariño del Pazo Piñeiro y de la zona de As Neves.
Elaboracion: Crianza de seis meses sobre lías.
Precio aproximado: De 10 a 19,9 euros
 

En primer lugar es de rigor valorar el precioso envoltorio que adornaba a la botella, tan bonito que aunque no sé qué hacer con él, me he guardado el cofre:-)

Muy de agradecer también la carta con los consejos de la bodega para la óptima degustación de su vino que fueron seguidos al pie de la letra incluyendo el maridaje con queso de tetilla gallego, permitiéndome la licencia de acompañarlo con chutney de mango ;-).

Lo que confieso que no leí fue la nota de cata, no me gusta llegar a las virtuales con ideas preconcebidas.

VISUAL:
Es de color amarillo blanquecino con reflejos dorados y ribete acerado. Muy brillante, limpio y de fina capa.
Muy bonito

OLFATIVA:
Los primeros aromas son verdes y tímidos en un principio, pero crecen con intensidad tal que a una la llevan sin remedio a Rueda y sus verdejos. Pero no se quedan solos porque aparecen los cítricos con fuerza y ya se quedarán con nosotros el resto de la velada.

La acidez en nariz es notable y aunque sutiles, con esfuerzo y empeño se descubren flores blancas y un toque a piedra: heno, manzana granny smith, pomelo, y alguna florecilla salvaje brotando de entre piedrecillas.

GUSTATIVA:
Dos elementos predominan inmediatamente, el primero es claramente gustativo: una marcada, casi desbocada acidez. El segundo es táctil: una profunda untuosidad que proporciona un trago largo y placentero.

Los citricos campan a sus anchas, pomelo, piña, incluso limón, mas según evoluciona, la carne de fruta blanca como la perita ácida o las manzanitas rojas, se mastica y se agradece.

La cremosidad es salina por lo que más que lácteos yo saboreo una mantequilla derretida, vertida en cascada sobre la fruta, y el verde siempre omnipresente.

Su casi excesiva acidez me recuerda a aquellos tintos que, y que me perdonen los puristas por mi atrevimiento, aunque apuntando excelentes maneras deben aún domar sus taninos para conseguir un conjunto armónico.

Es un vino fresco, franco, bonito y vibrante, de profundo trago que ve su disfrute no obstante mermado por una no suficientemente compensada acidez que confío, sea acompasada por el trabajo del tiempo en botella. 

  1. #2

    JaviValencia

    Para mi un buen vino pero ni mucho menos un gran vino. Pero de todos es conocido el dicho de que para gustos.....

    Besitos ;-)

  2. #4

    Francescf

    Casualmente, Pirineos lo trajo a la cena de sobaquillo de Olite del pasado sábado. Un excelente vino :-)

  3. #5

    Mara Funes

    en respuesta a Francescf
    Ver mensaje de Francescf

    Lo de excelente ahora mismo se me antoja ancho pero ver veremos...

  4. #6

    Valgañon

    en respuesta a Mara Funes
    Ver mensaje de Mara Funes

    A mi este albariño me encantó, esa fruta y ese toque salino en un albariño 'de guarda' me resulto muy agradable!

    Saludos!

  5. #7

    Mara Funes

    en respuesta a Valgañon
    Ver mensaje de Valgañon

    A mí también me gustó pero creo que estará mejor pasados unos meses, pienso comprobarlo..

    Saludos

  6. #8

    Valgañon

    en respuesta a Mara Funes
    Ver mensaje de Mara Funes

    Yo solo tenía una botella y no podía esperar... ;-)
    Saludos


Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar