Blog de Eugenio Saenz

Tenuta Terre Nere, volcánica elegancia

Sicilia es una de las islas vinícolas más importantes y apasionantes del mundo. Debido a su gran tamaño posee una nutrida diversidad de terruños y por tanto de vinos, diversidad que procede de una larga tradición. Los vinos más conocidos de la isla son el clásico Marsala, un vino fortificado parecido al Oporto y cuya calidad resulta muy irregular además de los dulces como los Moscatos di Noto y los “passitos” de la isla de Pantelleria, estos últimos procedentes como su propio nombre indica, de uvas pasificadas. En cuanto a los vinos secos tienen fama los tintos producidos con la uva Nero d’ Avola que bajo nuestro punto de vista resultan a veces demasiado alcohólicos y por supuesto los vinos del Etna, que probablemente sea el “terroir” más interesante que existe el Sicilia dado su enorme grado diferenciador.

Como ya sabemos, el Etna es el volcán activo más alto de Europa y en su vertiente norte y a más de 700 metros de altura, Iano y Marc de Grazia producen sus vinos a partir de las variedades autóctonas nerello mascalese, nerello capuccio o carricante. Su bodega Tenuta Terre Nere se fundó en 2002 y poseen unas 22 has de viñas comprendidas entre los 650 y los 1000 metros de altura, en zonas despejadas y bien ventiladas, con suelos obviamente de componente volcánico, rocosos y porosos, con partes de piedras pómez. Cultivan bajo principios biológicos desde 2010, realizan podas en verde y las vendimias suelen ser bastante tardías. El trabajo de esta bodega no ha pasado desapercibido para los grandes críticos mundiales que han loado el enorme equilibrio que han conseguido en sus vinos, con viñedos claramente diferenciados y un estilo fino y mineral. Realizan vinificaciones de varios viñedos, con vinos blancos y tintos. Hace unos días, el amigo Miguel nos propuso una cata de varios de los vinos de este productor en su Enoteca Barolo y lo cierto es que salimos gratamente sorprendidos por el nivel de éstos, vinos que portan una frescura y elegancia que hace prácticamente imposible situarlos tan al sur a ciegas si no se conocen previamente. Catamos 8 vinos, un blanco básico y siete tintos de cuatro diferentes viñedos, una completa aproximación al trabajo de esta sorprendente bodega que ahora les vamos a comentar.

Tenuta Terre Nere Etna Bianco 2011

Comenzamos con este blanco elaborado a base de uvas autóctonas como carricante, greacanico, cataratto o inzolia, de un viñedo plantado en 1947. Se vinifica en acero y tiene una crianza de 6 meses en depósito de inox. Muy curioso este vino con notas ahumadas y minerales, casi salino en el final y francamente interesante, aunque lo notamos un tanto “fofo” de cara a comer con él, al no ser un vino con mucha acidez. Si bien el fuerte de esta bodega nos parecen sus tintos, bien es cierto que este blanco es un vino francamente interesante pues resulta distinto y muy original. Buen vino.

Tenuta Terre Nere Etna Rosso “Santo Spirito” 2010

Tenuta Terre Nere Etna Rosso “Santo Spirito” 2008

Procede de un viñedo de 2 has plantado entre 1950 y 1960, mayoritariamente nerello mascalese (98%) y resto nerello capuccio. 18 meses de crianza en barricas, nuevas en un 25%. Producción de unas 6000 botellas.

Este viñedo da unos vinos de enorme equilibrio, quizá los más convincentes bajo nuestro punto de vista pues conjugan en parte la finura del Guardiola y la estructura del Calderara. El 2010 nos sorprende desde un principio, ya su bajo color nos dice que no estamos ante un vino extraído o demasiado maduro y su limpieza frutal y floral, añadida a una fina mineralidad nos revela de forma definitiva que estamos ante vinos muy especiales. El paso por boca es delicioso, hay acidez, fruta, ligereza y sabor y el trabajo con la madera es magnífico, es un vino muy agradable de beber y con profundidad, además bastante accesible en estos momentos. Un vino sorprendente.

El 2008 nos gusta todavía más pues parece encontrase en su momento ideal de consumo. Todos los vinos que no eran de la añada 2010 venían en mágnum y eso siempre otorga una mayor garantía de conservación, sin embargo solo este Santo Spirito respondió al nivel esperado. Este vino nos pareció muy serio, con ese equilibrio del 2010 pero con algo más de profundidad y complejidad, un vino más hecho y en nuestra opinión el mejor de la cata junto con el último. Nos dio la sensación de ser un vino para beber ahora, algo confirmado con las otras añadas más “viejas”, que no parecen vinos de guarda. Pero eso no quiere decir que no sean fantásticos.

Tenuta Terre Nere Etna Rosso “Guardiola” 2010

Tenuta Terre Nere Etna Rosso “Guardiola” 2006

El viñedo con nombre de ex entrenador del Barcelona son en realidad dos pagos que suman 2,1 has plantadas en 1917 y situadas entre 800 y 900 metros de altura. De nuevo la presencia de nerello mascalese es de un 98% y se vinifica de forma tradicional, con crianzas de 18 meses y un 25% de roble nuevo. Unas 5000 botellas.

Este viñedo es el más fino de todos y el 2010 parece un pinot noir, tanto por su color como por su fragancia de flores, frutas rojas y especias. Es un vino limpio y de gran acidez, rico, ligero y delicado, armónico, con un tanino fino e integrado y una elegancia final que sorprende. Buenísimo. Otra cosa es el 2006, algo decepcionante. A pesar de ser un mágnum el vino se encuentra muy apagado tanto en nariz como en boca para tener tan solo 6 años, es un buen vino, claro, hay elegancia, mantiene acidez, es muy fino, pero debería estar más entero para su relativamente poca edad, algo que confirma que los vinos de Terre Nere no son de guarda y son vinos de pronto consumo, lo cual también tiene sus ventajas pues si al final hay que guardar todos los vinos…¿qué bebemos? Obviamente hubo cachondeo con el nombre, que si lo menos bueno del 2010 es el nombre, que si Guardiola no envejece bien...en fin, que no nos olvidamos del fútbol ni cuando bebemos buenos vinos…

Tenuta Terre Nere Etna Rosso “Calderara Sottana” 2010

Tenuta Terre Nere Etna Rosso “Calderara Sottana” 2007

Viñedo de 4 has situado sobre los 600-700 metros, plantado entre 1957 y 1967. Las proporciones de uva y la vinificación son iguales que en los anteriores. Unas 10000 botellas. Es el viñedo situado más bajo y por tanto los vinos son más poderosos y estructurados, son los más potentes y curiosamente los más valorados por la crítica, aunque a nosotros nos gustaran más los anteriores.

El 2010 es complejo y con un gran peso mineral, un vino de gran prestancia, elegante y sabroso, quizá el más catalogable como sureño dentro siempre de la gran frescura y elegancia de estos vinos, alejados del habitual estereotipo de vinos tintos mediterráneos a los que estamos acostumbrados. Terroso, largo, tánico pero lo justo, es un vino persistente y que deja una gran huella frutal. El 2007 está un poco más apagado pero su estado es algo mejor que el del 2006 de Guardiola, un vino que muestra su fuerza interna y su gran peso, algo más redondeado por la estancia en botella, con notas de reducción y un paso firmemente estructurado. Un buen vino, aunque sinceramente es el viñedo que menos nos convenció a pesar de ser el más identificable como tinto mediterráneo.

Tenuta Terre Nere Etna Rosso “Prephylloxera” 2010

Para finalizar algo realmente interesante. Dentro del pago Calderara Sottana hay una parcela de apenas una hectárea plantada en 1870 y llamada “La Vigna de Don Peppino”, solamente con nerello mascalese. De ahí salen unas 3000 botellas de este Prephylloxera, elaborado igual que los otros tintos, al estilo borgoñón tradicional.

Nos parece un auténtico vinazo, el mejor de la cata. Aúna la fuerza, mineralidad, elegancia, fruta y balance de todos los vinos anteriores, pero añadiendo una mayor prestancia, una mayor complejidad, mucha más clase. Es cierto que su precio es el doble que los anteriores e igual por eso no merece la pena, pero está claro que el vino es algo más y probablemente sea el que mejor puede envejecer de todos ellos, aunque tampoco apostamos por su capacidad de guarda. En cualquier caso, un excelente vino que resume todas las virtudes que hemos percibido entre los de esta fantástica bodega.

Siempre es un placer conocer nuevos vinos y máxime cuando tienen esta calidad. La altitud de las viñas, el carácter de la nerello mascalese, el tratamiento del viñedo y las vinificaciones clásicas y respetuosas con el terruño han logrado unos vinos que sinceramente nos han encantado, distintos en carácter, marcando las características de las diferentes viñas, portando esa impronta de volcánica elegancia que los distingue y que sin duda recomendamos probar, además son vinos que sorprenderán en catas ciegas pues nadie los ubicará tan abajo y más de uno los pondrá en la mismísima Borgoña. Unos vinos realmente sorprendentes y que muestran algo que cada vez tenemos más claro y es la gran calidad que encontramos por los general entre los tintos del sur de Italia, donde la frescura, el cuidado con las maderas y la originalidad de castas son ingredientes habituales.

Un vino volcánico puede ser un vino fresco, disfrutable y encantador. Y Tenuta Terre Nere se ha encargado de demostrarlo. A disfrutar.

Saludos,

Eugenio Sáenz de Miera Arnau

(EuSaenz)

  1. #1

    JuanchoAsenjo

    Felicidades por el artículo, Eugenio. Toda la gran viticultura siciliana nace en el este de la isla. Estos vinos del Etna con unas diferencias térmicas escalofriantes y con viñedos hasta 1.200 metros o los elaborados con frapatto, la pinot noir del sur con su poco color, la elegancia y su carácter mediterráneo. Es una zona con clima diferente al resto de la isla y da vinos con mas finura y elegancia. No olvidar que aquí nació la nero d'avola aunque sea mayoritaria en el centro y oeste de Sicilia. En estos lugares es mas madura o sobre madura y menos elegante que en el este donde la mayoría son productores pequeños, todo lo contrario que en el centro y en el oeste

  2. #2

    EuSaenz

    en respuesta a JuanchoAsenjo
    Ver mensaje de JuanchoAsenjo

    Gracias compañero, la verdad es que me sorprendieron tremendamente estos vinos, no esperaba bajo ningún concepto esa frescura y elegancia, realmente buenos. Lo único que notamos es que no parecen vinos para guardar mucho tiempo, pero los 2010 estaban listos para su consumo y realmente fantásticos, además cada pago diferente al resto. ¿Una pequeña Borgoña en el gran volcán? Puede….

    Saludos,
    Eugenio.

  3. #3

    JuanchoAsenjo

    en respuesta a EuSaenz
    Ver mensaje de EuSaenz

    Es una zona sorprendente y con vinos donde prima el carácter mineral frente al frutal. Los vinos de cepas casi centenarias de catarratto son verticales con una acidez que muerde y un carácter mineral que sorprende. Esos aromas a silex tan característicos que los hacen diferentes. Son vinos para comer. Los tintos de nerello cappuccio y nerello mascalese son punzantes, minerales y placenteros para beber. Cada vez hay mas bodegas interesantes en el Etna

  4. #4

    javierm

    Una cata muy interesante si señor. Y no me sorprende que te gustaran esos vinos, como dice Juancho es un terroir excepcional que da vinos sorprendentemente frescos. Y de verdad la zona merece la pena una visita como la que comentaba en mi post: https://www.verema.com/blog/enoturista/724058-vinos-blancos-etna-sorpresas-sicilia#comentario_724059.

    Como pongo en el post, sobre el tema de la evolucion yo no me preocuparia, por lo menos en los blancos. En aquel momento (hace ya 3 años) probamos el Bianco di Caselle 2002, carricante 100%, que mantenia una viveza excepcional para un vino de mas de 6 años. Benanti nos gusto mucho, pero es verdad que todo el mundo habla muy bien de Tenuta delle Terre Nere, que debe estar un ponto por encima. Me hubiera gustado probarlos.

    Un saludo

    Javier

  5. #5

    EuSaenz

    en respuesta a javierm
    Ver mensaje de javierm

    Muy bonitas las fotos, por lo poco que he catado me imagino que la zona debe ser francamente interesante, la próxima cata la haremos seguramente de Benanti. Por cierto, hace mucho que ya no escribes, ¿muy liado?

    Saludos,
    Eugenio.

  6. #6

    Leugim1

    Eugenio, magnífico artículo, como siempre muy bien documentado y estructurado. Es interesante que el grado de aceptación de todos los vinos fue muy alto, con alguna preferencia por la nariz del Guardiola. Faltó solo el 4º cru, "Feudi di Mezzo", tal vez visto el éxito me animo a traerlo con el próximo pedido.

  7. #7

    javierm

    en respuesta a EuSaenz
    Ver mensaje de EuSaenz

    Pues si, bastante liado... pero beber sigo bebiendo!

  8. #9

    EuSaenz

    en respuesta a Pibe2000es
    Ver mensaje de Pibe2000es

    Hola Esteban, los tienen en la Enoteca Barolo, solo los 2010 salvo el Prephylloxera. Echa un vistazo en su web.

    Saludos,
    Eugenio.

Herramientas del blog


Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar