Blog de Eugenio Saenz

Chassagne-Montrachet: entre la elegancia y la opulencia

Continuando con el ciclo de catas de "vinos de pueblo" de Borgoña que comenzamos en la Enoteca Barolo con Chambolle-Musigny, a primeros de julio llegó el turno de Chassgane-Montrachet con un repaso a través de 6 vinos (dos villages, tres premier cru y un grand cru) a uno de los más afamados pueblos de la Côte de Beune, el paraíso de los blancos borgoñones. Contamos además con la inestimable colaboración de Luis Gutiérrez como maestro de ceremonias, algo que sin duda resulta siempre una garantía, ya que Luis es una de las voces más autorizadas que hay en España cuando hablamos de estos nobles vinos. Gran conocedor de la zona, de sus bodegas, de sus vinos, de sus secretos, siempre expresándose con ese sentido del humor tan especial que posee, debemos reconocer que con estas premisas las catas con Luis son siempre un éxito asegurado y ya son muchas las que hemos tenido la ocasión de compartir con él. Para los que solo conocemos la Borgoña por fotografías (y que salvo suerte en el azar muy complicado tendremos poder conocerla de otra forma), sus explicaciones y comentarios suponen siempre un aprendizaje seguro.

Chassagne-Montrachet es uno de los tres grandes pueblos que dan fama mundial a los vinos blancos de la Côte de Beune, siendo los otros Puligny-Montrachet y Meursault. Y si bien los vinos de este último pueblo tienen como bandera la opulencia y los de Puligny la elegancia, los de Chassgane vienen a ser un poco un compendio entre las dos características, aunque como bien sabemos, en Borgoña lo que marca el estilo es el productor y podemos encontrarnos en Meursault productores que impriman más elegancia a sus vinos que algunos de Puligny. Vamos, un lío como siempre.

El pueblo tiene algo menos de 500 habitantes y antiguamente era de tintos, aunque la filoxera fue tornando el color de las uvas siendo actualmente una de las "capitales blancas". A lo alto de la ladera los suelos son más calizos y por tanto mejores para los blancos, y en el pie los suelos son más arcillosos y se ven más uvas tintas. Hay unas 370 has de viñedos en total, un 60% de uva blanca. Tres grand cru pertenecen al pueblo, todo el Criots-Bâtard-Montrachet (1,6 has) y casi la mitad de Bâtard-Montrachet (12 has) y de Le Montrachet (8 has). Hay un total de 52 premier cru que suponen 158 has y 180 has de viñedos "villages". En esa amplia lista de premier cru destacan nombres como Ruchottes, Caillerets, La Romanée, Champ-Gain, Clos St Jean o Morgeots, este último agrupando varios viñedos. Los principales productores afincados en la aldea son nombres como Jean-Noël Gagnard, Vincent Dancer, Michel Niellon, Ramonet, Blain-Gagnard o Bernard Morey.

Es momento pues, de repasar los vinos y productores objeto de la cata:

Bernard Moreau Chassagne-Montrachet 2007

Productor poco conocido hasta hace relativamente poco tiempo y que posee unas 9,5 has en la zona, sin propiedades en los grand cru, pero con una buena colección de premiers, entre los cuales están Morgeots y Ruchottes, además de tinto, viñedos villages y algo en Saint Aubin.

Este Chassagne villages de la añada 2007 (añada fría con blancos de muy buena acidez) nos muestra las características que esperamos de los vinos de esta comuna, pero se le nota una cierta carencia de finura que termina por penalizarle un tanto. Se trata de un buen vino, con equilibrio, trasparencia, poder y estructura pero que no llega a los registros exigibles en un vino de este nivel de precios. Interesante villages, pero no muy interesante compra.

Château de Puligny-Montrachet Chassagne-Montrachet 2006

Productor afincado en Puligny con casi 24 has y una buena colección de viñedos entre los que se encuentran Le Montrachet, Chevalier y Bâtard, un importante número de premier crus tanto en Puligny como en Meursault y villages en varios pueblos como por ejemplo Chassagne. En la actualidad pertenece el banco Credit Foncier y está dirigido por Ettiene de Montille, hijo de Aubert de Montille y que además está detrás de otros domaines como el suyo propio (Domaine de Montille) y el Domaine Deux Montille, que se encarga de la parte negociant. Ettiene provenía igualmente del mundo de la banca.

Este villages, a pesar de proceder de una añada más cálida e irregular que el anterior, ofrece sin duda algo más. Aquí percibimos esa fina opulencia, esa complejidad aromática, esos toques ahumados y esa poderosa estructura que esperamos de un buen vino de Chassagne. Parece ser que bajo la dirección de Ettiene, los vinos de este Château van poco a poco afinándose y ofreciendo un nivel de calidad cada vez mejor. Quizá el gran problema de este vino es su precio, similar al del siguiente y lo cierto es que el siguiente es mucho, mucho vino…

Michel Niellon Chassagne-Montrachet 1er Cru "Vergers" 2008

Palabras mayores, ya que hablamos de uno de los grandes de la zona, un auténtico vigneron con mayúsculas. En sus escasas 7 has posee una estupenda colección de premier crus, además de parcelas en los grand cru Bâtard-Montrachet y Chevalier-Montrachet. Nos comentó Luis que una botella de 1995 de este último vino es uno de los mejores que ha probado en su vida, dejando en pañales a un Montrachet de DRC, así que imagínese. Vinifica en acero y realiza poco battonage, con crianzas de unos 10 meses utilizando tan solo un 25% de maderas nuevas.

Vergers es un viñedo replantado no hace mucho tiempo sobre un suelo eminentemente calizo. Es un vino muy joven, primario, complicado en estos momentos pues le cuesta expresarse, sin embargo leyéndolo con tranquilidad conseguimos extraer esas notas de su terruño de origen que resultan inequívocas: mineralidad, trasparencia, mucho carácter, acidez y sobre todo estructura. Sin lugar a dudas es un vino para guardar, para que nos vaya dando poco a poco lo mucho que tiene. Un productor y un vino a tener muy en cuenta. Seguiremos indagando en los vinos de este productor, sobre todo en su colección de premier crus, amplia y muy ajustada de precios.

Domaine Ramonet Chassagne-Montrachet 1er Cru "Ruchottes" 2007

Ramonet es uno de los primeros espadas del pueblo y una de las más importantes referencias de la Borgoña Blanca. Sin llegar al siglo de historia son considerados como grandes entre los grandes y poseen unas 17 has en Chassagne y Puligny. Vinos de estilo marcado, siempre ofrecen su particular impronta y eso les ha llevado a tener muchos detractores, pero sus admiradores son legión en el mundo, tanto que sus vinos son siempre complicados de encontrar. En sus elaboraciones la viña es la parte principal y siempre buscan viñedo viejo y bajos rendimientos. Entre su colección de viñas, destacan sus magníficos premier cru de Chassagne, entre ellos Morgeot, Boudriottes, Chaumes y Caillerets, además de su pago más reputado, Ruchottes. Disponen igualmente de viñas en Champ Canet de Puligny y en los Grand Cru Chevalier-Montrachet, Bâtard-Montrachet y por supuesto Le Montrachet. Este último vino es el único que recibe 100% madera nueva y está considerado como uno de los mejores de la mítica AOC.

Este Ruchottes y pese a su juventud, nos muestra ese inconfundible estilo Ramonet, aromático, vivo, profundo, delineado, con toques cítricos, florales, mentolados, herbáceos, opulento en boca pero con un esqueleto ácido que le vertebra y le otorga vida. Además, en una añada fría como 2007 será un vino de largo e importante recorrido, a revisitar en los próximos años. Magnífico.

Deux Montille Chassagne-Montrachet 1er Cru "Les Chaumées" 2006

Nos encontramos ante la faceta negociant del amigo Ettiene De Montille, que dirige junto a su hermana Alix. Fue ella la que inició las actividades en 2003 porque quería elaborar más vinos blancos, ya que el Domaine familiar (De Montille) basaba su negocio en los tintos. Compran un 70% de uva y un 30% de mosto y vinifican en las mismas instalaciones que el Domaine. Realizan un total de 22 vinos blancos y 2 vinos tintos. Alix se encarga personalmente de la elaboración de los vinos blancos, algo que conoce perfectamente pues a parte de su formación vinícola está casada con Jean-Marc Roulot, uno de los más sonados nombres de Meursault.

Este premier cru sin duda que mantiene el nivel, es un vino serio, bien elaborado, con clase y complejidad, cambiante en copa y muy equilibrado. Muestra un poco el carácter cálido de la añada, que se hace más patente en los blancos, es obviamente una añada con menos acidez y más grasa que por ejemplo el 2007, por tanto menos de nuestro gusto, pero aún así estamos ante un vino muy interesante que nos muestra el gran nivel de la faceta negociant de la familia De Montille.

Blain-Gagnard Criots-Bâtard-Montrachet 2005

Domaine situado el en pueblo de Chassagne, cuya corta historia se remonta a 1980, bajo la dirección del matrimonio de Jean-Marc y Claudine Blain. Cuenta con una extensión de viñedos de unas 6,5 has. Vende un 35% de su producción a negociants y vinifica de la forma tradicional borgoñona, con crianzas de unos 11-15 meses en barrica Allier, de las cuales suelen ser nuevas en una tercera o cuarta parte y realizando batonnages hasta enero.

Criots-Bâtard-Montrachet es el único Grand Cru que pertenece exclusivamente el pueblo de Chassagne-Montrachet y consta de 1,57 has con una producción total de 73 hl, unas 10.000 botellas, dividido obviamente entre varios propietarios. El vino se muestra un tanto cerrado en el inicio, lo cierto es que nos dice bastante poco, aunque Luis parece confiado "este es un buen productor y este vino requiere paciencia", nos dice. Lo cierto es que va mejorando poco a poco y muestra una nariz cambiante y profunda, con múltiples capas aromáticas, además de un paso por boca en el que nos deja su fuerza y concentración, pero siempre medidas y compensadas por una acidez fresca y lineal y por un final redondo y placentero. Un vino que nos revela la gran categoría de este viñedo y el buen hacer de este elaborador trabajando con mucha precisión en una añada cálida como 2005, aunque de muy buena calidad. Quizá el problema de estos vinos es el precio, ya nos metemos en los grandes viñedos de la zona y aún no siendo un productor de los más caros ya estamos en cifras respetables. Pero sin duda es un gran vino cuyo margen de mejora parece además notable.

Bien, pues hasta aquí este nuevo capítulo sobre vinos de pueblo en Borgoña, probablemente el siguiente estará dedicado a Puligny-Montrachet, otro de esos lugares cuyos vinos blancos forman parte de la leyenda. De esta cata sin duda nos quedamos con el trabajo de dos de los mejores vignerons de toda la zona, como son  Ramonet y Neillon y con la clase de ese viñedo que es Criots-Bâtard-Montrachet. ¡Hasta la próxima!

Un saludo,

Eugenio Sáenz de Miera Arnau (EuSaenz)

(*) La fotografía del pueblo es de www.burgundy-report.com.

(*) La fotografía del Criots-Bâtard-Montrachet es de www.fotopedia.com

 

 

  1. #1

    Harry Lime

    En efecto, Niellon puede ser lo mejor de la comuna (junto con Ramonet)...y no sólo eso, para mi experiencia, de toda la Borgoña blanca junto con Leflaive.
    Ese Vergers, que debe ser el Cru de viñas más jóvenes de los que posee, suele tener una personalidad arrolladora, como un filo largo y fino que termina con una explosión de sabor frutal. Habrá que probar este 2008 a ver cómo va, seguramente menos afilado y más amplio que el 2007.
    En cuanto al Ruchottes de Ramonet...no elegís mal, no ;-)

  2. #2

    EuSaenz

    en respuesta a Harry Lime
    Ver mensaje de Harry Lime

    Pues sí, tenemos previsto realizar a no muy tardar una horizontal de todos los premier cru de Niellon de la añada 2008, creo que puede ser algo muy interesante.

    Y yo añadiría en el top blanco de Borgoña a Raveneau (su Les Clos 2000 sigue siendo el mejor blanco de Borgoña que he probado hasta el momento), Comtes-Lafon (sus 2004 son excelentes), Bonneau-du-Martray (muy rico siempre su Charlemagne) y Roulot (me encanta su estilo en Meursault). Coche-Dury, Leroy o D'Auvenay están por desgracia fuera de mi alcance…

    Lo cierto es que fue una cata bonita e instructiva, la siguiente será de Puligny a ver qué tal…

    Saludos,
    Eugenio.

  3. #3

    in vino veritas

    me parece interesante como esos varios vinos del 2.006 tratados, de una u otra forma por el tandem "Etienne, Alix, Roulot"...para entendernos...a pesar de ser fieles a su añada y además ser Chassagnes...el estilo del elaborador, según tus palabras, suma elegancia, resta "exceso"...no es así, Eugenio?

  4. #4

    EuSaenz

    en respuesta a in vino veritas
    Ver mensaje de in vino veritas

    Pues sí, es lo que comentábamos con Luis, tanto con el Château Puligny como con el Deux Montille lo cierto es que se notaba poco a poco la mano de los elaboradores en el sentido positivo, sin dejar de tener el carácter de la 06 eran vinos con una cierta elegancia y transparencia. Creo que son dos productores a seguir y que se complementan perfectamente con el Domaine De Montille.

    Saludos,
    Eugenio.

  5. #5

    Dani C.

    en respuesta a EuSaenz
    Ver mensaje de EuSaenz

    Enamorado de lo poco que he catado de Ramonet, tengo ganas de echarle el guante a una de esos Niellon del que demasiado he leído y no he probado nunca.

  6. #6

    EuSaenz

    en respuesta a Dani C.
    Ver mensaje de Dani C.

    Contra, pues en septiembre tenemos la intención de hacer una cata horizontal de los premier cru de Niellon de la añada 2008, así que si quieres intentamos cuadrarla contigo y te marcas un viaje relámpago…

    Saludos,
    Eugenio.

  7. #7

    Dani C.

    en respuesta a EuSaenz
    Ver mensaje de EuSaenz

    No me tientes! Pero la verdad es que me apetece la idea. Mándame un mail cuando le tengáis claro y a ver si puedo cuadrarlo.

  8. #8

    in vino veritas

    en respuesta a EuSaenz
    Ver mensaje de EuSaenz

    algún D'Auvenay hay quizás menos gravoso, como el Auxey-Duresses Les Boutonniers...eso sí, escaso y no bajará de 70 pavos seguro.

    ¿has probado el Raveneau Butteaux 2000? tengo por aquí un par de botellitas y estoy por meterle mano ya...

    me has puesto los dientes largos de nuevo con Chablis...voy a "recatar" más tranquilamente un Les Clos 2000, pero de Dauvisat...me da que va a estar rico a rabiar :-)

  9. #10

    EuSaenz

    en respuesta a in vino veritas
    Ver mensaje de in vino veritas

    Jolines Salva, es que recuerdo aquel Raveneau Clos 2000 como algo orgásmico, el summum del Chablis, un vino que rozó la perfección. El propio Luis Guriérrez me comentó que esa añada en concreto es una de las mejores de Raveneau. Abre una de Butteaux 2000 sin problemas, estará enorme, al igual que el Clos de Dauvissat.

    Saludos,
    Eugenio.

  10. #11

    in vino veritas

    en respuesta a EuSaenz
    Ver mensaje de EuSaenz

    del Dauvissat Les Clos 2000 doy fe ya de que está magnífico, en pañales todavía, pero ya muestra sus maneras...nariz cambiante, primero en vegetal anisado sin llegar a mentolarse (un hinojo fino fino) y muy "metálica" que luego con más temperatura y tiempo de aire se va yendo a unos cítricos cristalinamente límpios y nitidos (lima, limón y varios tipos de naranja) sobre un fondo muy muy mineral, equilibrado al maximo y hechuras de vino grande.

    es muy curioso, mes de Julio, en Murcia hace un calor apabullante, salí con la última copa a la terraza, a las 6 de la tarde, el vino subió una barbaridad de temperatura y, lejos de importarme...me gustó aún más!

  11. #12

    Farna

    Según tus comentarios, parece que es la personalidad de los elaboradores, la que predomina sobre la presonalidad y tipicidad del terroir; muy publicitado y estudiado en Borgoña.
    Significa esto que los vinos se están tratando demasiado en bodega... trabajo de lías, barricas, microoxigenaciones, aportación de taninos estabilizantes... ¿?
    Estas técnicas enológicas pueden llegar a conseguir olvidar el origen de los viñedos ¿?
    Llevará esto a simplificar el sistema de "climats"...
    Estoy muy interesado en los vinos de Borgoña. Enhorabuena por tu trabajo.

  12. #13

    EuSaenz

    en respuesta a in vino veritas
    Ver mensaje de in vino veritas

    ¡Que ricos están estos condenados "Chablises"! Hay veces que considero que es una zona un tanto olvidada en Borgoña y sus vinos, o al menos el estilo de los vinos de la zona, es un estilo que me encanta.

    Guarda algo de eso porque de este año NO PASA (y lo digo con mayúsculas) que visitemos tu casa.

    Saludos,
    Eugenio.

  13. #14

    EuSaenz

    en respuesta a Farna
    Ver mensaje de Farna

    Gracias.

    Prueba a hacer una cata de un mismo "cru" y añada, pero de varios productores. Ahí es donde ves el estilo de cada uno. El viñedo y su categoría nos da el potencial, pero es el elaborador el que le otorga su estilo personal. Y ya no hablo de lo que haga en bodega, sino de lo que hace en viña.

    En fin, es algo complejo y bonito y cada vez que catamos intentamos aprender algo. Pero sinceramente creo que lo que más importa en Borgoña es el trabajo del vitivinicultor.

    Saludos,
    Eugenio.

  14. #15

    Letroncio

    en respuesta a EuSaenz
    Ver mensaje de EuSaenz

    Eugenio, visita la Borgoña, merece la pena. No creo que haga falta que te toque la lotería. Es un sitio que yo creo que todo amante del vino debería visitar, y tu particularmente que te encantan sus vinos. Yo ya he estado dos veces y pienso volver en cuanto pueda.

    Un saludo.

  15. #16

    EuSaenz

    en respuesta a Letroncio
    Ver mensaje de Letroncio

    Lo sé Aitor, tarde o temprano iremos por allí, es cuestión de cuadrar fechas y de quitarse de otras cosas, porque desde luego ilusión y ganas no me faltan.

    Un saludo,
    Eugenio.

Herramientas del blog


Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar