Opiniones de Vallegarcía Viognier
OPINIONES
8

De color dorado intenso, en nariz, en un primer ataque sin mover la copa sobresalen aromas a miel, naranja amarga, fruta escarchada, toques herbáceos. A medida que se va abriendo van apareciendo los ahumados, incluso creo identificar aromas a toffe...
Envolvente y untuoso en boca, estructurado y con un elegante toque final a madera.
Sin duda, un vino que me ha sorprendido gratamente, repetiré seguro!

Color amarillo intenso que nos muestra su crianza en madera. Tiena una nariz buena y fina, con toques de fruta de hueso madura, sale los orejones y albaricoques, el anis, algo de bolleria fina y matequilla y se atisba una madera fina cuidada y bien integrada. En boca es goloso, con volumen y glicérico, donde vuelve a salir la fruta carnosa. La acidez lo mantiene vivo y con un final medio largo que invita a otro trago. Una buena adaptación de esta variedad foránea y que la bodega ha sabido tratar y elaborar.

La semana pasada degusté un par de "viogniers", el segundo fué esté, vallegarcía. Buen color, amarillo intenso, límpio, brillante. En nariz parece de condrieu, buena intensidad, muy complejo. Alto !!!. Concentración, mnotas de mantequilla, ahumados, a medida que agitamos la copa aparecen notas vegetales de hinojo, anís y fruta como albaricoque, manzana.
En boca es un placer, denso, untuoso, mucha fruta y sin sensación a madera por ningún lado; muy, muy largo. Desconozco el precio pero seguro que tiene una buena relación Calidad precio.

Estábamos tomando un Gramona Imperial 2002 (que por cierto, no sé dónde va a ir a parar este vinazo...cada vez que abrimos otra botella nos sorprende con nuevos y más intensos aromas..tostados,anís, miel, flores..yo qué sé!!) y de repente Pilar( El Buen Vivir) nos trae una copa para que catemos un blanco a ciegas...Aromas de flores, mango, caramelo, tostados...muy finos. Pensamos en un blanco del Norte, por lo fino y por lo rico que olía..pero no, era el Vallegarcía Viognier 2004! Seco y suave por la lengua, impactante y largo. Nos lo sirvió con unos "cúbics" de tortilla (hecha por Pilar) con pimientos de piquillo y anchoas de mi Tierra para chuparse los dedos. Maridaje 10. Lo habíamos probado hace algunos meses y no se mostraba tan fino...el secreto: tiempo para que se exprese(éste llevaba un día abierto y estaba riquísimo). Al final los vinos son como las personas, hay que darles tiempo. A ver dentro de unos meses...si es que queda alguna botella!

.- Visual: dorado intenso, brillante, con ribete transparente. Denso, con lágrima muy lenta.

.- Olfativa: dulzón y "olfateable" sin acercarte a la copa. Olía desde el momento del servicio. Hinojo, anisado, frutas de hueso muy maduras, orejones. Moviendo la copa se intensifican las sensaciones y aparecen cítricos. En poco tiempo en la copa aparecen notas tostadas, avainilladas y de bollería de la madera.

.- Gustativa: denso, graso. Acidez media tirando a baja y alto grado alcohólico que intensifica las sensaciones de dulcedumbre. Vuleven las frutas exóticas, el albaricoque y los anisados. El retronasal es anisado. Persiste un amargor finalbastante intenso que, personalmente es lo que menos me gusta. Persistencia media.

.- Copa seca: "vinoso". Me ha recordado a vinos tintos jóvenes, notas herbáceas y cera natural.

Amarillo dorado.
Aromas intensos a frutas blancas y amarillas, peras, ciruelas, etc., pero muy maduras, compotadas, ligeros tostados y ahumados que pasan a un segundo plano.
En boca, resulta sabroso, carnoso, cálido, tal vez demasiada extracción, tiene una acidez muy baja, que lo hace un pelín pesado y nada fresco. Largo y de persistencia media.
Un blanco distinto para mi, lejos del arquetipo que siempre había probado de vinos blancos ligeros y frescos. De todas formas me ha gustado

Color amarillo dorado intenso,aspecto oleoso.En nariz muestra aromas de fruta amarilla,en la que destacan aromas de ciruelas amarillas,mango,y peras.Otros aromas de cítricos y vainilla.En boca se muestra potente,algo amargo,media acidez y final medio,resaltando el alcochol,en el final de boca.No me ha gustado este vino,alcohólico,empalagoso y sobreextraido ,tanto en aromas,como en color.Mala RCP.

Trataré de no excederme en la crítica negativa. Pero creo que hay variedades, sobre todo entre las blancas, sobre todo la Chardonnay y la Viognier, donde resulta peligrosamente sencillo caer en la caricatura varietal. Este es el caso.
El vino presenta en nariz unos aromas casi vulgares, empalagosos como sólo la Viognier sabe proporcionar cuando no la tratan con delicadeza. La fruta, ¿Fruta?, melocotón, pera o lo que sea, se presenta como cocida, muy pesada, atosigante. Por si fuera poco, al rato, la madera hace acto de presencia y deja caer con escasa gracia todo el peso de sus toneladas de pastelería.
En boca no hay noticias de acidez ni de frescura, entra con potencia y, otra vez, vulgaridad, a medio camino desaparece del paladar y sólo regresa para dejar patente que, sí, que ha pasado su tiempo entre roble, mucho roble, demasiado roble.
Lo considero sobrevalorado. O, tal vez, los que están sobrevalorados son mis sentidos, que ese día se mostraron demasiado pazguatos. Vayan ustedes a saber. No puntúo.

Cookies en verema.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra Ver política de cookies.

Aceptar