Dehesa del Carrizal Chardonnay 2013

Vino Dehesa del Carrizal Chardonnay 2013

Puntuación del vino
Puntuación sobre 100:
90
Puntuación Media:
7,9
Calidad-precio:
7,0

Bodega: Dehesa del Carrizal
D.O./Zona: V.T. de Castilla
País: España
Tipo de vino: Blanco
Crianza: Con crianza
Graduación (vol): 14,00%
Varietales: Chardonnay
Precio aproximado: De 10 a 19,9 €
Descripción
Otros vinos catados de esta bodega

Elaboración: Dehesa del Carrizal Chardonnay 2013 es un blanco monovarietal elaborado, como su propio nombre indica, con la variedad Chardonnay, procedente de viñas con 18 años de antigüedad y vendimiada a mano. En bodega, la uva fermenta en barricas nuevas de roble francés a temperatura controlada y, posteriormente, madura sobre sus lías finas durante 3 meses en barricas similares. Por último, Dehesa del Carrizal Chardonnay 2013 permanece 6 meses en botella antes de ser comercializado.

Varietales: Chardonnay

6 Opiniones de Dehesa del Carrizal Chardonnay

Colo que avecina barrica, ha pasado de 3 a 5 meses en barricas nuevas y de un año de roble francés. Amarillo con destellos verdosos y brillante. En nariz vainilla, tostados y notas dulces de panadería. En los primeros tragos en boca, en cata a ciegas, me recuerda a un chardonnay bien hecho de la DO Navarra. El asombro viene cuando descubrimos que me he ido "bastante", porque es un vino Denominación de Origen Dehesa del Carrizal Vino de Pago. Es un chardonnay aromático y suave, disfrute asegurado, si te gusta este tipo de vinos.

De color dorado vivo. Tiene buen color, intenso. Da señales de paso por barrica.
En nariz destacan la vainilla, la miel, y notas de barrica nueva. Sale fruta de hueso madura, que le da un punto graso. A copa movida presenta algo de crema pastelera y fruto seco.
En boca tiene un tacto untuoso, una buena acidez, buen peso de la fruta, sin dejarla de lado, y junto a las vainillas, mucho equilibrio. Final de piel de cítrico. Buen amargoso. Largo.

Despliega un rico aroma de notas tostadas, de fino roble, a cremas, fina resina, vainilla, con equilibrio, con poderío pero sin empujar a la fruta, aunque al final se salga con la suya.

En la boca se mueve con soltura, hay intensidad sin cansar, salen todos los registros de la crianza en barrica, el flavor de la madera, es jugoso, fresco y meloso. La madera ahora mismo se impone sobre la fruta que queda algo seca y desvaída, sobre todo la manzana, habrá que esperar si se conjunta y esa elegancia que atesora o esconde salga junto al peso de la fruta.

El vino Dehesa del Carrizal Chardonnay 2013 tiene un color amarillo limón con reflejos dorados.
En nariz destaca una madera elegante que acapara los aromas con notas de vainillina que se ve refrescada por toques herbáceos.
En boca se muestra fresco y de nuevo avainillado. De estructura media, sabroso, muy persistente y con final cítrico.

Presenta un color amarillo limón con reflejos dorados.

En nariz predomina la madera con un toque de vainilla, propios de la fermentación y la crianza en roble. No se encuentran aromas típicos de los vinos blancos como florales o frutales.

En boca es limpio y persistente, la madera sigue presente, también hay tostados. Acidez correcta y un final algo picante.

Color dorado intenso.
Nariz de buena intensidad donde las notas tostadas destacan, sobresalen del conjunto, con un recuerdo a pinocha, a cáscara de pistacho, cereales tostados y un fondo de herbáceo. No existe fruta en estos momentos en nariz.
En boca los tostados vuelven a apoderarse de todo, aparecen unas notas ahumadas, un punto cítrico maduro pero poco más. Tiene buena acidez, con una sensación picante maderosa.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar