Viña Monty 1982

Vino Viña Monty 1982

Puntuación del vino
Puntuación sobre 100:
94
Puntuación Media:
8,8
Calidad-precio:
10,0

Bodega: Bodegas Montecillo
D.O./Zona: D.O.Ca Rioja
País: España
Tipo de vino: Tinto
Graduación (vol): 12,50%
Varietales: 100 % Tempranillo riojano
Precio aproximado: De 30 a 49,9 €
Descripción
Otros vinos catados de esta bodega

Elaboración: Uva procedente de viñedos propios y de pequeños productores de La Rioja Alta. Inicialmente permanece durante un periodo de 6 a 12 meses en depósitos de acero inoxidable con control de la temperatura en los que realiza las fermentaciones y reposa antes de ser trasegado para su posterior maduración en madera. Sometido entre 42 y 48 meses de crianza en usadas de roble americano y nuevas de roble francés limousin (70%-30%) de 225 litros. Sometido cada año a diversas trasiegas manuales de barrica a barrica. Embotellado a mediados de 1987. Un mínimo de 36 meses de guarda en botellero en los calados de la bodega antes de ser comercializado.

Varietales: 100 % Tempranillo riojano

4 Opiniones de Viña Monty

Cereza de media capa y amplia tonalidad granate teja. Maravillosa nariz que es un compendio de riqueza olfativa de la serie terciaria sobre leves aromas de frutillos silvestres en confitura. Hay maderas aromáticas, cueros finos, notitas de la serie animal (sangre), flores blancas, anisados, especias dulces, pastelitos de crema horneándose, tostados - ahumados que recuerdan al carbón y a la tizne de chimenea, sensaciones de carne a brasa y levemente al maíz tostado. Hay tierra seca que puede recordar a la gravilla y a la tiza. Final con notas de vegetales secos, papel de periódico, hoja de tabaco y caja de puros. También notitas de jengibre y algo de salitre. En boca es elegante y sedoso, con un paso algo amargoso con recuerdos de naranja amarga y frambuesas, siguen los sabores de tabaco, vegetales, pimienta, caramelo de frambuesa que deja su impronta ácida dándole frescura al paso lo que también aporta un perfil de taninos algo secantes pero elegantes, sobretodo en el posgusto que también es algo salado. Retronasal inmensa, con todos los recuerdos de la nariz y el matiz de tierra seca, la sangre y el mercurio crome. Un vino maravilloso, las añadas 1982 y 1981 en Rioja fueron de los primeros acontecimientos en España que acercaron el vino más al consumidor, recuerdo que la gente comentaba sobre la calidad de esas añadas sin saber muy bien el motivo, y que determinados vinos se iban a agotar. Esto hay que unirlo al efecto Pesquera en La Ribera o al inicio de Priorat con Alvaro Palacios y sus tres precursores algo más tarde. Hay varios hechos en el mundo del vino español que suponen hitos y escalones hacia arriba, por eso es bueno mirar al pasado y probar vinos como éste. Solo el tiempo en botella y su mejoría hace a un vino Grande, todo lo demás son “entretenimientos y divertimentos de corto plazo “.

El corcho sale de dos piezas sin problema. Sin estar yo delante, decantan el vino y quizá no le haya ido del todo bien.
Aún así, el líquido fluye pulido, sin poso. Color cereza anaranjado con borde del mismo color. Limpio, brillante y de capa media.
Aromas de vino viejo: fruta madura (endrina, cassis, ciruela), corteza de naranja, regaliz, pólvora, unos terciarios bien definidos, madera mohosa, especias de monte bajo y humedad.
Paso fino, decadente, frágil y ligero. No conviene airearlo demasiado pues tras la tralla anterior, se ha fatigado. Alcohol y barrica pulidos, tanino integrado. Dejándolo un rato en la boca, percibimos cueros, sangre y caza.
Final largo y complejo.
Rioja clásica. Sin demasiada vida, pero con mucha tipicidad.

Corcho de calidad, muy largo, aunque totalmente impregnado. De color rubi rojizo de capa media-baja, translúcido, muy evolucionado, limpio y sin precipitados. Reflejos ambarinos y cobrizos, brillante. Borde amplio, atejado, sin grandes diferencias respecto al menisco.

Necesitado de tiempo para ir abriéndose. Inicialmente hay notas de pimientas molidas y un rastro de maderas envinadas, trasiegas, fibras vegetales (esparto, maromas), cuero viejo y tabaco rubio. Va sacando apuntes de futa roja en licor, compota de naranja amarga, orejones. Muy maduro y algo evolucionado con un fondo amable a vainilla, granos de café, tostados cremosos, crema de almendras.

En boca está pulidísimo, ligero, sin mucho peso, acariciante, sin aristas. Muy grato de beber aunque falto de mayor profundidad. Serio, bien elaborado: todo lo que hay está integrado, no le falta aidez, y sobre todo tiene mucho orden. Deja un matiz de fruta dulzosa. Algo corto y con muy baja sensación alcohólica. Bien resuelto, disfrutable. Un Viña Monty que ha resistido el paso del tiempo con dignidad, sin fatiga, por encima del gran reserva del 81, pero lejos de la serie de Montecillo Selección Especial que sacó a la venta la bodega hace unos pocos años. Quizás la guarda prolongada en los calados de Fuenmayor haya ayudado en este caso.

Más informacion del vino: http://vinosclasicos.blogspot.com.es/2015/11/vina-monty-1982-gran-reserva.html

Percibo respeto. Rojo rubí de capa media e intesidad, con ribetes anchos anaranjados y tejas, con ciertas particulas en suspensión ( muy pequeñas ). En nariz se muestra muy evolucionado, frutas pasadas ( naranja y pomelos ), aromas a cedro viejo y ebanisteria, canela y vainilla evolucionadas y como de compopta amarga. Todo envuelto en un aroma de reducción - oxidación que da la sensación de caramelo liquido tostado. En boca es equilibrado, sin aristas ni puntas, suave y con una pequeña retronasal y posgusto que recuerda a los tostados y torrefactos. Un señor mayor que se merece mi respeto por una gloria pasada hace 10 años. Ha ido de bodega a bodega directamente hace 10 años, buena consevación.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar