Montecillo Gran Reserva 1994

Vino Montecillo Gran Reserva 1994

Puntuación del vino
Puntuación sobre 100:
91
Puntuación Media:
8,2
Calidad-precio:
10,0

Bodega: Bodegas Montecillo
D.O./Zona: D.O.Ca Rioja
País: España
Tipo de vino: Tinto
Graduación (vol): 13,00%
Varietales: Tempranillo
Precio aproximado: Desconocido
Descripción
Otros vinos catados de esta bodega

Elaboración: 28 mese en barrica

Varietales: Tempranillo

5 Opiniones de Montecillo Gran Reserva

Rojo cereza de capa alta y ribete anaranjado. Aromas de frutas del bosque maduras con ciertos matices que recuerdan a los aldehídos como son los orejones y el poso de café de puchero. Hay tostados, ahumados, notitas medicinales, ralladura de naranja, hierbas aromáticas, pastel de fruta horneándose, caramelo tostadito y un final empireumático y al mismo tiempo frutal maduro que se declina en un matiz de flores ajadas. En boca es rico en el ataque, maduro y con volumen, en el paso traslada fruta madura del bosque de rasgos alicoraditos y tostados que deja una magnifica expresión frutal, madura, fresca y sápida al mismo tiempo, ya que sale la acidez que realza ese corazón de fruta con hueso ( ciruela / melocotón ). Llega hasta un posgusto de similares características placenteras, tostadas y en la retronasal hay esa fruta madura que en su extremo recuerda a los orejones, al monte bajo y a los anisados. Un vino madurito, camaleónico entre los matices frescos de la boca y maduros de la fruta, que en su globalidad transmite una seña de identidad partida entre lo clásico y lo frutal potente, jugar a ambas cosas es complicado. Muchas veces para conseguir que la piedra caiga en un sitio determinado, tienes antes que visualizar el recorrido y ese sitio en concreto. Decirlo es fácil, hacerlo es muy complicado.

Vamos a probar un "semi-viejuno", un gran reserva de 1994 que a lo tonto ya tiene 22 años. Abrimos la botella con el abridor estándar de tijeras y la dejamos respirar una hora y media. El nivel de líquido era impecable. El tapón salió en perfecto estado tintado en 3/4 partes de su longitud y muy compacto. Catamos a 18°C:

VISUAL: Presenta un color rojo cereza de capa media-alta con un ribete amplio y ligeramente atejado. Muy cristalino y brillante, de lágrima lenta, transparente y abundante (90).

OLFATIVA: A copa parada muestra un carácter eminentemente frutal con aromas a compota de ciruela e higos. Al agitar nos muestra notas herbáceas de romero y regaliz, fúngicos de trufa negra, balsámicos de eucalipto, especiados de canela, clavo y pimienta negra, así como unas claras aportaciones de la madera, cedro, roble, ahumados, cuero curtido, café, chocolate negro y caja de puros. Una buena complejidad que conforma un elegante bouquet de intensidad media-alta (92).

GUSTATIVA: En boca tenemos un vino portentoso, de gran amplitud, un tanto lácteo con los taninos aún presentes y de impresionante acidez. Gran punch. En retronasal asoman recuerdos frutales a mermelada de moras y aromas fúngicos viejunos. Tampoco cesan las notas a madera, muy presente. Un vinazo con estructura potente y con un gran futuro por delante, le sobran atributos. Delicioso caldo de una de esas bodegas clásicas riojanas que ejercen su magia para crear estas maravillas. Exquisito en mi modesta opinión (92).

La RCP más que excelente, conseguimos esta botella en subasta por 9.90 euros.

Tuvimos ocasión de maridar este viejuno en dos cenas distintas. La primera fue acompañado por un muslo de pollo en salsa de moras y taxo con un salteado de setas con ajitos y unos trigueros plancha. En la segunda ocasión lo tomamos con un pescadito, con un filete de tilapia a la albahaca con pimiento rojo y brócoli. Con el pollo y la salsa de moras fue un espectáculo, la salsa y el vino en la misma onda y el toque fúngico de las setas, idem de idem. Al día siguiente, con la tilapia otra gozada. La albahaca y esos pimientitos combinaron perfectamente con nuestro vino.
Doble disfrute de un vino que realmente nos encantó. Salud-os!!

Color evolucionado entrando a las tonalidades ocres, capa media. En nariz destaca la madera, bosque umbrío, heno y algo de fruta roja. En boca también destaca la madera enmascarando la fruta, lo desequilibra en su conjunto.

Cereza claro ribete teja. Nariz muy especiada (clavo), cuero y madera vieja (desván). Agradable fondo de fruta roja. Boca suave incluso ligera, pero agradable, con un buen paso y mejor final. Buena evolución. Muy clásico. (costó 13€; en el 2000)

Rojo granate con menisco teja-anaranjado. Aroma de guindas en licor, cuero, caja de puros. En boca es redondo, elegante, con taninos púlidos y sedosos. Persistencia media. Un perfecto ejemplo de rioja clasico

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar