Cordillera Carmenère 2008

Vino Cordillera Carmenère 2008

Puntuación del vino
Puntuación sobre 100:
89
Puntuación Media:
7,8
Calidad-precio:
6,3

Bodega: Miguel Torres Chile
D.O./Zona: Valle de Curicó
País: Chile
Tipo de vino: Tinto
Crianza: Con crianza
Graduación (vol): 14,50%
Varietales: 100% Carmenère
Precio aproximado: De 5 a 9,9 €
Descripción
Otros vinos catados de esta bodega

Elaboración: Proveniente de viñas de Carmenère situadas en el Valle de Colchagua, Entre Cordillera, Zona Peumo. La vendimia se realizó el 19 de abril de 2008. El vino Cordillera Carmenère 2008 ha sido macerado durante 1 mes y fermentado durante 7 días a 28ºC. Posteriormente fue sometido a una crianza de 11 meses en barrica de roble francés nueva al 30% y de segundo año al 70%. Fue embotellado en marzo de 2009. Las viñas de Carmenère están situadas entre dos países y entre dos culturas, justo en los montes de la Cordillera del Valle de Maule, que establecen la frontera entre Chile y Argentina. Dichos ensamblajes de cordillera aúnan los privilegios de esta variedad, la Carmenère, pudiendo ofrecer un producto con identidad propia. Bien conservado mejorará en los próximos 7-9 años.

Varietales: 100% Carmenère

53 Opiniones de Cordillera Carmenère

Granate oscuro, de capa media-alta. Lágrima fina, abundante y tintada. Granate degradado, con algunos tonos atejados, aunque aún conserva rasgos de juventud con reflejos violeta. Buen brillo.

Nariz de muy buena intensidad donde destacan, en primer plano, las notas balsámicas de eucalipto sobre un fondo de recuerdos herbáceos y terrosos, con apuntes de fruta roja fresca. Recuerdos de hoja de té verde, de tabaco rubio, de girasol agostado y tierra seca, con presencia de notas primarias de frutillos rojos del bosque en sazón. Serio, elegante, "masculino", genuino y con personalidad. En evolución aparecen notas muy bonitas de crianza, en la línea de los tostados intensos, de azúcar quemado. Alguna nota de tapenade... Se vuelve cada vez más complejo e interesante...

En boca es un vino de muy intensidad, con volumen, sabroso, pleno de aromas. Destacan los sabores frutales de bayas rojas maduras silvestres, conjugadas con encanto con unas finísimas notas herbáceas, muy presentes pero elegantes, que recuerdan a la hoja de té verde o de tabaco rubio. Goloso. Suficientemente fresco, con justa acidez, perfectamente integrada y engarzada con precisión con una ligera y apetecible amargosidad terrosa. Algunos apuntes tostados, de café torrefacto y azúcar de caña. Mineral, salino, ferroso. Con una textura muy bien armada por unos taninos redondos, carnosos y ligeramente astringentes aún. Fluido, a la vez que sabroso y con volumen. Con una ligera arista licorosa que apenas afecta al conjunto complejo de aromas de boca. Final de buena longitud, con recuerdos frutales y herbáceos.

Gran intensidad de color. Rojo picota con ribete violáceo de capa alta.
Limpio y brillante. Lágrima lenta; al agitar la copa, ésta queda tintada de un precioso color intenso
Huele a fruta madura (moras, ciruela negra, frutillos negros de bosque), junto a notas especiadas (pimienta negra, laurel y clavo), balsámico (eucalipto), tenues recuerdos a tierra húmeda y notas de chocolate, café y regaliz.
En mi opinión se perciben excesivas notas a pimento verde junto a ciertos verdores
Destaca como un vino de tanino muy suave y aterciopelado, con notas de chocolate, vainilla y especies dulces, de cuerpo medio, seductor, aunque debido a su baja acidez resulta un tanto plano en boca.
Es un vino amable, de trago largo, sin complicaciones, fácil de beber.
Aromas retronasales de torrefactos de la barrica y especias, que acaban en un final corto.

Rojo apicotado de capa media-alta en el ribete una ligera degradación. Sensación de bastante densidad y colorea la copa.

Intenso aromáticamente con fruta negra e intensos balsámicos. Fondo especiado, buen punto de madurez para un 2008. Cerezas, algo de regaliz, tostados comedidos. Terroso y un toque de caldo de aceitunas.

Buen ataque, equilibrado en términos generales con solo algunas leves puntas de alcohol y calidez. Acidez comedida pero suficiente (soporta). Bastante fruta pero hacia el final de boca los herbáceos, algo más rudos que en nariz, se apoderan. Tanino presente pero carnoso. Notas a cedro y algo de cuero nuevo. Final corto de marcado amargor.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar