Áster Finca El Caño Reserva 2008
Vino Áster Finca El Caño Reserva 2008
FICHA TÉCNICA
Bodega
D.O./Zona
Pais:
España
Tipo de Vino:
Tinto
Crianza:
Con crianza
Graduación (vol):
14,00%
Varietales:
100% Tempranillo
Precio aproximado
Precio Aprox:
De 10 a 19,9 €
PUNTUACIÓN
Nota de cata NOTA MEDIA:
8.95
/
95
Nota de cata CALIDAD-PRECIO:
9,6
¿Buscas este vino?
Ahora puedes comprarlo en la tienda de la bodega
ELABORACIÓN
El vino Áster Finca El Caño Reserva 2008 procede de un único viñedo propio de tempranillo de la parcela llamada “El Caño” situada en el entorno de Anguix (Burgos)considerada una de las mejores zonas de la Ribera del Duero. La crianza es de 22 meses en barricas nuevas de roble francés y americano. Fue embotellado en el mes de agosto de 2011.
OTROS VINOS CATADOS DE ESTA BODEGA
Opiniones de Áster Finca El Caño Reserva
OPINIONES
5

Corcho de buena longitud y de gran calidad que sale perfecto con el sacacorchos de dos tiempos, hinchado por el interior, poco bañado en vino rojo granatoso por el interior (1-2 mm) con ligeros cristales de bitartratos. Huele muy bien.

Sacado de vinoteca a unos 16ºC, dejado oxigenar una hora y servido en copa ancha de balón.

Visual

Picota-cereza de capa media-alta, ribete cereza-anaranjado-transparente acorde con su edad, limpio (salvo algunos posos en el ribete en la parte final de la botella), brillante, de bonita y abundante lágrima, fina y de lenta caída muy bonita cayendo por el cáliz de la copa.

Muy buen corcho y visual para casi 12 años. (9)

Nariz

Fruta roja pero, en especial, negra madura casi en sazón ya, regaliz, vainilla, especias dulces, clavo, potentes balsámico-mentolados, flores azules maduras, laurel, pimienta negra, ligeras notas de algarroba, arrope y mieles, finos tostados de roble de calidad, torrefactos, chocolate negro y cacao.

Excelente nariz, madura, balsámica, compleja, equilibrada, bien integrada y muy bien definida en aromas. La madurez de la fruta se compensa con los balsámicos que le aportan buena dosis de frescura. (9,25)

Boca

Ataque frutalmente maduro, potente y contundente, bastante seco, sabroso, de buena acidez, buen volumen bastante expansivo, densidad media-alta, buen cuerpo y magnífica estructura en boca.

El paso por boca es sabroso, ligeramente goloso, cremoso, envolvente, redondo, equilibrado, elegante, de potentes taninos con muchísimo nervio todavía pero ya, en general, bien pulidos (aunque con unos años todavía de margen de mayor redondeo).

El final es de gran longitud, con fruta negra bastante madura y ligeramente amargosa, herbáceos, especias dulces, mentolado-balsámicos, chocolate y cacao junto a un gran fondo de maderas finas que lo redondean fabulosamente bien tanto en retrogusto como en retronasal.

Muy buena boca la de este Áster Finca El Caño Reserva 2008, complejo, maduro y, a la vez, ágil en boca y muy fácil de beber. Muy elegante y sabroso. (9,4)

Está en un grandísimo momento de consumo. Lástima que, creo, fuera mi última botella de este vino.

Puede evolucionar todavía, dada su acidez, taninos y estructura, de 3-5 años más en botella.

Su RCP es excelente.

  • Áster Finca el Caño Reserva 2008, DO Ca Rioja

    Áster Finca el Caño Reserva 2008, DO Ca Rioja

  • Áster Finca el Caño Reserva 2008, DO Ca Rioja

    Áster Finca el Caño Reserva 2008, DO Ca Rioja

  • Áster Finca el Caño Reserva 2008, DO Ca Rioja

    Áster Finca el Caño Reserva 2008, DO Ca Rioja

Corcho de calidad poco bañado en vino rojo picota.

Lleva 7 años justos embotellado (desde agosto de 2011).

Decantado media hora antes de su consumo.

Visual

Rojo picota oscuro de capa media-alta, ribete cereza-transparente sin apenas signos atejados, limpio, brillante y de bonita, densa y abundante lágrima de lenta caída. (9,2)

Nariz

De buena intensidad a fruta negra madura no excesivamente licorosa, suaves flores azules no muy frescas ya, balsámico-mentolados, notas de regaliz, toffee, clavo, tostados suaves, finas maderas, algunos herbáceos de monte bajo, cantos rodados húmedos, tinta china y un punto mineral que no recordaba. (9,1)

Boca

Ataque potente pero, a la vez, suave y aterciopelado, de buena acidez y frescura en el paso por boca, densidad media plus, buen cuerpo y estupenda estructura; vino poderoso pero sin excesos y muy fácil de beber (invita a otro trago). Los taninos son firmes pero compactos, redondos, dulces y aterciopelados.

El final es de bastante longitud con notas de frutos negros ligeramente licorosos, un buen fondo tostado, herbáceo, especiado y a toffee-chocolate en un retrogusto fantástico; en vía retronasal reaparecen sensaciones y tenemos también balsámico-mentolados, finas maderas y un ligero recuerdo mineral y de monte bajo que lo redondea fenomenalmente bien. (9,3)

Estupendo Reserva burgalés de la Ribera del Duero a sus 10 años de vida.

Es un vino en momento óptimo de disfrute pero con mucha vida aún por delante (de 5-10 años más).

Su PVP no era elevado pero con la oferta que pude conseguir era, si cabe, todavía mejor. Excelente RCP.

 

Botella bordelesa con etiquetas y cápsula renovadas y modernizadas respecto a la añada 2005 (la anterior que tengo de este vino). Corcho de longitud medio-larga, muy buena flexibilidad e hinchado por la parte interior, apenas bañado en vino color rojo granate en su parte interna con bastantes precipitados sólidos, es decir, partículas sólidas de color rojo picota oscuro casi negro (técnicamente bitartratos de potasio, es decir, sales ácida de potasio del ácido tartático).

Oxigenado casi 1 hora.

Visual: rojo cereza casi picota de capa media-alta con destellos sutilmente tendiendo al ocre, ribete cereza-transparente que tiende ligeramente al marrón, limpio, brillante, con muy buena y abundante lágrima de rápida caída.

Nariz: fruta roja y negra maduras casi en licor y de buena intensidad, especias, balsámico-mentolados, regaliz, pimienta negra, lácteos, maderas finas, tostados, cacao, café torrefacto, herbáceos, hinojo, monte bajo, toques vegetales y un punto mineral junto a algunos cueros y terciarios muy sutiles cuando lleva bastante tiempo oxigenado. Mucha complejidad y envolvencia en nariz en un Reserva de Ribera que está a caballo, por lo que parece, entre un vino clásico y moderno.

Boca: entrada fresca y sabrosa a fruta negra madura compotada, muy agradable, con excelente volumen y muy buena estructura; vino cremoso, goloso, elegante, con notas lácticas, con tanino todavía muy perceptible en el paso por boca pero, a la vez, dulce y rico que indica un muy buen trabajo con el mismo. Muy buena acidez (elevada para un Ribera del Duero de la añada 2008), la cuál le va a aportar, bien conservado, como poco 5-6 años más de vida en estado óptimo de disfrute. Final bastante largo y persistente, sabroso, a fruta negra confitada y maderas finas y, sobre todo, a especias, regaliz y chocolate amargo en retrogusto y retronasal.

Excelente vino sin paliativos (aunque el par añada/DO pueda hacer creer que, a priori por no ser una de las mejores añadas en Ribera del Duero, no merece el calificativo). Excelente trabajo en bodega tanto con la materia prima como con las barricas. Reserva clásico con toques de modernidad en excelente momento de consumo con casi 7 años pero, sobre todo, con una vida todavía larga por delante (al menos 5-6 años más). Me quedan dos botellas más que merecerán ser seguidas. Su precio fue "tirado" para su calidad y potencial longevidad (menos de 10 euros la botella a través de Vinoselección).

Color picota muy intenso, ribete granatoso, capa alta.
En nariz hay fruta negra muy madura (arándanos, moras), tostados muy agradables, especiados (pimienta negra), balsámicos, ligera mineralidad.
En boca aparece también la fruta negra, madura o confitada, aromática. Es potente, elegante, persistente, bien perfilado, largo y expresivo. Muy ligeramente goloso, con lácteos en segundo plano. Bien equilibrado, tanicidad conseguida, final notable, especiado y a yogur de frutas. Ribera recomendable sin duda.

Es de un aroma concentrado e intenso, precisa espacio para poder desplegar todo su potencial.Hay una fruta negra en compota, muy fina y expresiva, se siente un punto de madurez, golosidad y carnosidad, muy especial.Hay unos finos toques especiados, un roble tostado y cremoso, muy respetuoso en el conjunto, tiene fuerza y presencia, pero con una enorme elegancia. Notas balsámicas, hay frescura dentro de la intensidad y un acento mineral.

En boca es potente, con un marcado aspecto frutal, a fruta negra en compota, jugosa, carnosa, seria, bien tramada con las notas tostadas del café y del chocolate. Hay notas cremosas, lácticas. El vino se abre y saca un aspecto más joven (aunque nunca se ha mostrado, excesivamente serio) surge una fruta roja, viva y chispeante, saca el dulzor y una acidez jugosa. Grata textura, tanino firme pero con un punto amable. Excelente impronta mineral, enorme potencial, extracto y equilibrio, con un gran futuro.

  • Vino Áster Finca El Caño Reserva 2008

    Vino Áster Finca El Caño Reserva 2008

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar