Gómez Cruzado Crianza 2009
Vino Gómez Cruzado Crianza 2009
FICHA TÉCNICA
D.O./Zona
Pais:
España
Tipo de Vino:
Tinto
Crianza:
Con crianza
Graduación (vol):
13,50%
Varietales:
100% tempranillo, procedente de viñedos de unos 15-20 años, junto a las laderas de la sierra de Cantabria.
Precio aproximado
Precio Aprox:
De 10 a 19,9 €
PUNTUACIÓN
Nota de cata NOTA MEDIA:
8.27
/
91
Nota de cata CALIDAD-PRECIO:
7,8
ELABORACIÓN
La recolección se realiza de forma manual en cajones de 200 kg. Posteriormente la fermentación alcohólica se realiza durante 10-15 días en depósitos de acero inoxidable troncocónicos, a una temperatura de 26º. La fermentación maloláctica se realiza en depósitos de hormigón. Reposa durante 12 meses en barrica de roble americano, de una capacidad de 225 litros.
MARIDAJE
Ideal con carnes rojas, pato y caza menor.
OTROS VINOS CATADOS DE ESTA BODEGA
Opiniones de Gómez Cruzado Crianza
OPINIONES
11

Color granate con ribete ligeramente atejado. Nariz de corte muy riojano, con notas de vainilla, de fruta roja, tierra mojada. En boca tiene una excelente acidez, con buen peso de fruta, cremoso y de largo recorrido.

Rojo cereza de capa alta y ribete granate. Nariz con aromas de frutos del bosque suaves, balsámicos, sobre notitas de guirlache, tostados que se mezclan con cierta vegetalidad y que recuerda a las maderas nuevas ( savia ), coco y al maíz. Hierbas medicinales y aromáticas, anisados y regaliz. En boca es rico, sabroso, integrado, con matices de regaliz y tueste suave que se funde con una fruta roja horneándose en pastel. Buena acidez y recorrido, con un posgusto levemente amargoso y de tildes vegetales, percibiéndose por vía retronasal las mismas sensaciones. Un vino rico, plenamente frutal, fresco, en plena forma y que la aireación le sienta de maravilla al igual que la botella seguramente en los próximos años.

Botella bordelesa normal, no destaca en este aspecto. El corcho tampoco es nada del otro mundo. Correcto y bañado en vino bastante hasta la mitad en algunas zonas.

Oxigenado unas 2 horas y mantenida la temperatura en torno a 15-16ºC con jarra térmica.

Visual: rojo cereza ligeramente oscuro, capa media, ribete cereza-transparente con destellos ligeramente granates por una parte pero por otra también aparecen ya algunos atejados que denotan los 5 años de vida del vino. Limpio, brillante y con buena lágrima.

Nariz: de intensidad media-baja al inicio. Cuando gana temperatura sube a intensidad media y aparece: Fruta roja madura, aromas especiados, a cacao negro, regaliz, algo de café, bastantes torrefactos de calidad, tostados, vainilla, coco y maderas finas. Potentes balsámicos (se nota el roble americano a leguas) y ligeros toques a tabaco rubio. No aprecio aromas a reducción.

Boca: entrada sedosa, de cierto poderío y volumen, buena estructura, equilibrado, pasa muy sabroso. Muy agradable. Excelente acidez. Taninos presentes en mucosas pero, a la vez, pulidos (taninos sutiles). Ese ligero amargor junto con la acidez me convencen. Final largo y bastante redondo con retrogusto sutil a especias, vainilla, café y cacao (en retronasal aparecen balsámicos y tabaco rubio).

No me parece un Crianza clásico (al menos lo que yo considero un clásico de libro). Tiene toques clásicos, claro que sí, pero no es ni la sombra (en positivo) de la mayoría de Crianzas riojanos comerciales que encontramos por ahí en las grandes superficies (aunque quizás a un precio para éstos vinos comerciales algo menor).

Lo veo un vino riojano con toques clásicos y toques de modernidad en un 60-40%, respectivamente. Tiene más volumen que muchísimos crianzas riojanos (la mayoría sólo me sirven ya para el chateo y tapeo).

Creo que este vino, al menos EMHO, necesitaba cumplir los casi 5 años que tiene y al menos 1 hora de apertura (es decir, mejora desde la apertura conforme pasan los minutos) para dar lo mejor de sí mismo.

La RCP me parece buena. Es un vino que gustará a mucha gente y superior en calidad a la inmensa mayoría de crianzas riojanos más comerciales.

Rojo picota con ribete granate capa media y lagrima gruesa poco teñida.
Nariz inicialmente espirituosa , a frutos rojos en licor, luego madera y coco. En boca es alcohólico, agudo, toques de regaliz, fruta silvestre, taninos presentes bien pulidos y posgusto largo, de buena acidez, algún deje juvenil aún. Pero esta bueno. Deja cierto regusto a pasa.
Es fuerte, educado y correcto.

Rojo picota de capa media.

Nariz ligera con tostados finos, cacao y un fondo de fruta roja sobre fondo láctico con alguna nota balsámica y recuerdos de regaliz.

En boca tiene un buen ataque con un paso más bien ligero, taninos vivos pero no desagradables y acidez equilibrada. Es un vino muy equilibrado en su conjunto. Buen equilibrio entre fruta y crianza, buena acidez y estructura más bien ligera con taninos vivos pero integrados: fresco y frutal pero dentro de los cánones clásicos de Rioja: fino.

Una grata sorpresa de una bodega de la que probé grandes reservas en el estilo más puro y clásico procedentes de su liquidación a finales de los 80 o principios de los 90 y que daba por extinguida. Me gusta la línea de su reaparición comercial, a medio camino entre la etapa más clásica, que supongo que no volverá, y el gusto del consumidor actual, pero sin traicionar el carácter que siempre tuvo la marca.

Cereza subida con destellos granatosos de media capa.

Agradable en nariz, con intensidad y complejidad medias. Destacan los aromas de regaliz y caramelo de café, pero se disipan rápido. Luego ya llegan esas maderas riojanas con su vainilla colgada del brazo.

Y en boca continuamos con el mismo cantar. Agradable, amigable, suave, equilibrado... pero falto de carácter.

Color picota granatoso de capa media-alta.
La nariz es de media intensidad, fruta roja, ligeros tostados, vainillas recuerdos a especias.
En boca tiene buena entrada, cuerpo medio, taninos pulidos, muy buena acidez, equilibrio entre la fruta y la crianza, redondo, ligeramente goloso, un toque entre amargo y salino antes de un final de buena longitud.
Un Rioja de buena planta con cierto aire clásico como se ha dicho, que lo hace muy interesante y de buen beber.

A la vista color cereza con ribetes y destellos de color granate, una capa media y media lagrima también.

En la nariz presenta un intensidad media, con fruta de tipo madura y un poco mas tarde van apareciendo los detalles de la madera, como tostados y vainilla.

Al paso pro la boca, pasa bien, cuerpo no muy alto, fruta bien, acidez que se aprecia y la madera integrada, fase final media. En la boca me ha dejado a la espera de algo más.

Botella con diseño especial en color oscuro y poca información.

Ni para acá ni para allá me ha resultado este vino.

Granate de buena capa con ribete algo abierto. La nariz tiene cierto aire clásico y aunque apenas ha desarrollado un ligero bouquet el carácter fresco de la fruta roja, los toffees y cierto apuntes suaves de regaliz configuran un nariz con buena presencia y atractiva definición. En boca tiene buen ataque, cuerpo medio, taninos dulces y pulidos, de nuevo aparecen recuerdos a toffees y vainilla, estructura media y bastante persistencia.

Visual_ Rojo picota granatoso de capa media, con ribete granate. Limpio y brillante. Lágrima no muy abundante, gruesa de caída lenta.

Nariz_ Intensidad media. Fruta roja madura bastante golosa, la crianza presente pero bien integrada con notas de vainillas y especias, pimientas y recuerdos de canela y nuez moscada, ligeros tostados y ciertos recuerdos de monte bajo.

Boca_ Entrada con volumen medio, que mantiene en el paso de boca, con cuerpo medio, taninos presentes y agradables, ligero amargor y buena acidez. Longitud media con recuerdos más tostados de los que prometía la nariz.

Cookies en verema.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra Ver política de cookies.

Aceptar