Whisky de malta

Visita a Glen Scotia

Cuando en 2008 visitamos Glen Scotia la destilería tenía un aspecto poco cuidado, diríamos que era una marca de perfil bajo. No se podía visitar y no se vislumbraba un futuro demasiado brillante. En 2014 la destilería pasó a ser parte de Exponent Private Equity, propietarios también de Loch Lomond y la marca se ha relanzado con un centro para visitantes, un incremento de la producción y nuevos embotellamientos.  Glen Scotia es una de les tres destil·lerias de Campbeltown junto a Springbank y Glengyle.
El día que fuimos a la destilería la persona encargada de las visitas estaba enferma y pensamos que nos quedaríamos fuera sin poder ver las instalaciones.  Afortunadamente la única persona que se encontraba entonces trabajando en la destilería estaba informado de nuestra visita y cuando nos vio nos dijo que nos acompañaría mientras vigilaba el proceso de destilación. Nos comentó que los sábados solamente hay un trabajador, dado que ese día sólo se destila y no se lleva a cabo el proceso de mezclado. La visita - diríamos que privada - resultó así más auténtica e interesante: El hombre nos explicaba los detalles de su trabajo alternando con rápidas excursiones hacia el «spirit safe», donde se controla la destilación, para comprobar que todo iba bien.
Glen Scotia recibe el grano, procedente del este de Escocia, ya malteado. Nos comentaron que algunas veces se ha intentado destilar a partir de cebada de la zona, pero el clima es tan húmedo y poco adecuado al cultivo que algunos años el cereal no llega ni a brotar. La destilería produce seis días a la semana y una pequeña parte de la producción - durante seis semanas al año - es de whisky ahumado.


Gran parte de la estructura de la destilería no ha cambiado desde 1832, cuando fue construida. Después de ver el depósito de mezclado de hierro y los tanques de fermentación de acero inoxidable pasamos a la sala de la destilación dotada de dos alambiques. Todo ello mientras recibíamos explicaciones detalladas de cada proceso, el reciclaje de las aguas en el mezclado, el control de las temperaturas en la fermentación, como se determinan los cortes en la destilación...  
La visita terminó brindando con un Double Cask de la casa, un malta suave, pero rico y agradable de beber. Previamente pudimos catar el destilado nuevo - tal i como sale del alambique - un brebaje incoloro y de alta graduación pero de un carácter deliciosamente afrutado.  Nuestro hombre - de quien ya nos habíamos hecho amigos comentando sus vacaciones en Barcelona - nos dejó pasear por la destilería para ver la zona de los almacenes de maduración...
Después de esta visita tan especial fuimos hacia Saddell Bay donde se grabó el vídeo de "Mull of Kintyre" de Paul McCartney ... Como en la letra de la canción del ex Beatle, nos daban ganas de quedarnos allí ...


Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar