Whisky de malta

Visita a Benromach

Una de las destilerías que visitamos recientemente en Speyside fue Benromach.
En comparación con otras compañías de la zona, Benromach es una destilería pequeña - su producción llega a unos 700.000 litros anuales - poco comparado con los 10-15 millones de litros producidos por las grandes marcas.
Fue fundada en 1898 y a lo largo de la historia su producción fue discontinua, con algunos periodos de inactividad - el último comenzó en 1983 cuando la sobreproducción de whisky afectó a muchas destilerías.
Afortunadamente en 1993 Benromach fue comprada por Gordon & McPhail - embotelladores y mercaderes de wihsky de Elgin. Se instalaron unos alambiques nuevos - la destilería tiene sólo dos - y se reanudó la producción en 1998.  A partir de ese momento la marca y la producción han ido creciendo y recientemente se ha ampliado el número de tanques de fermentación.  El objetivo de Benromach es crear un malta típico de Speyside con las características que tenía durante los años 50 y 60.

La visita resultó muy agradable y personalizada - sin los numerosos grupos de personas que encontramos en destilerías más grandes.  Pudimos observar toda la elaboración a partir del proceso de molido del grano.  Como en la gran mayoría de destilerías de Speyside el proceso de malteado se hace en plantas grandes como la que se halla cerca de Inverness.
En la fermentación se utilizan dos tipos de levadura - una es la propia de las destilerías y la otra es más habitual en la fermentación de la cerveza.
Uno de los aspectos particulares de la visita fue que junto a los alambiques pudimos oler (y si queríamos, probar) las tres partes que se obtienen en el proceso de destilación:

  • La cabeza: La parte del destilado con una graduación alcohólica más alta, con elementos volátiles con aromas y gustos poco agradables (asociados al metanol y al sulfuro) que además podrían ser malos para la salud
  • El corte medio: La parte importante y central del destilado que concentra los aromas y gustos agradables (notas de cereal, vegetales, cuero ..) y que pasará a madurar en las barricas.
  • Las colas: La última parte del destilado, muy floja en alcohol y que contiene muchas impurezas y aromas - con notas de queso o pescado - que serían poco agradables en un whisky.

Evidentemente es muy importante determinar los cortes en el proceso de destilación. También se nos explicó de manera muy didáctica la influencia del cobre y de la forma de los alambiques en todo este proceso.
Finalmente fuimos a uno de los almacenes de maduración y la visita concluyó con la cata de cuatro expresiones de Benromach:

  • Benromach Organic: Madurado en barricas nuevas. Sólo intervienen productos ecológicos en su elaboración y maduración. Un whisky muy ligero.
  • Benromach 10: Madurado durante 9 años en barricas de bourbon y un año en barricas que habían contenido jerez oloroso. Este es el embotellado principal de la destilería.
  • Benromach 15: Con un proceso de maduración similar al 10 años, reposa, sin embargo, durante seis años en barricas de jerez oloroso
  • Benromach Peat: Una expresión ahumada pero muy diferente de los maltas de Islay. Las notas de humo no tienen un carácter marino sino mucho más vegetal.

En resumen una visita muy interesante para entender el funcionamiento de una destilería pequeña con unos productos de calidad.


Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar