Murua Blanco Fermentado en Barrica 2017
Vino Murua Blanco Fermentado en Barrica 2017
FICHA TÉCNICA
D.O./Zona
Pais:
España
Tipo de Vino:
Blanco
Crianza:
Con crianza
Varietales:
viura, malvasía y garnacha blanca
Precio aproximado
Precio Aprox:
Desconocido
PUNTUACIÓN
Nota de cata NOTA MEDIA:
8.63
/
93
Nota de cata CALIDAD-PRECIO:
7,5
Opiniones de Murua Blanco Fermentado en Barrica
OPINIONES
8

Bonito color amarillo pálido con discretos reflejos dorados. En nariz dominan los tostados y las notas procedentes de la crianza. La fruta que domina es de origen cítrico aunque también encontramos una ligera presencia de fruta blanca con hueso.

La entrada en boca es untuosa, densa, con elevada acidez, limón y paso largo. 

Color brillante, limpio de amarillo clarito con ribete acerado con unos potentes aromas complejos y agradables de corte mineral, ya que encontramos sensación a talco, pero también sobresalen hinojos, anises, manzanillas secas, miel y ahumados. En boca las notas de crianza están integradas, posee una acidez equilibrada con recuerdos a cítricos maduros. También encontramos elementos dulces, flores como la rosa y especiados. Es un vino de entrada elegante untuoso, con volumen y carnosidad que acaricia todo el paladar. Es largo, persistente en el tiempo.

Amarillo pajizo con destellos alimonados, límpido y brillante. Exuberante nariz con aromas de crema de limón y frutas amarillas maduras que le dan un perfil muy fresco e impactante. Enseguida se perciben las notitas de la crianza en barrica nueva que le aportan sutiles aromas vegetales, de pino, balsámicos, pimienta, chocolate blanco, flor de espino, notitas de piñones, piel de cítricos rallada, albérchigos y aromas vegetales que unidos a los de la fruta son una maravilla. En boca es muy rico, sápido y a la vez cremoso, deja una sensación de vainilla que unida al limón lo hace fresco y magníficamente frutal. Retronasal cremosa, tostadita, y cítrica. Para mí es la mejor elaboración de un vino blanco español en unión con la madera, es una maravilla de complejidad e integración, es impactante. Todos los Murua Blancos son una maravilla y evolucionan en botella aún mejor ( ver cata Murua Blanco 2001 ), pero en este noto un mayor grado de perfección entre fruta y crianza.

En nariz a copa parada la crianza es muy intensa pero al agitar la copa y oxigenarse el vino comienza a abrirse y comienzan a salir de forma sutil las notas frutales (fruta blanca con hueso y cítricos). Los tostados y las notas de las avellanas se mantiene constantes. Más crianza que fruta. En boca la entrada es suave y bastante golosa, tiene peso. El limón marca bastante y su acidez también. De nuevo las notas procedentes de la madera salen con brío, quizá aún necesite tiempo para asentarse y dar lo mejor de sí mismo. 

Amarillo dorado pálido, reflejos verdosos, con lágrimas lentas y largas.

Nariz expresiva, limpia y fresca. Algo compleja, aromas cítricos (limón), “brioche”, manzanilla, té, menta, y ligeras notas de tabaco.

En boca destaca su finura, con buena acidez, notas de flores blancas, cremosidad y mantequilla…

Amarillo pajizo pálido con tonos dorados, limpio y muy brillante.

Nariz de intensidad media-alta. Limón, flores blancas, humo, notas de crianza.

Ataque intenso, afrutado, amargoso, con muy buena acidez, corpulento, aterciopelado y muy largo.

Catado a ciegas.

Amarillo palido con tonos dorados.

En nariz predominan al principio las notas ahumadas, panceta y seguidamente aparecen notas mieladas y de caramelo. La barrica se aprecia en nariz pero sin  agresividad.

En boca es untuoso pero  tiene una ligera acidez y salinidad  y un cierto amargor final que invitan a seguir bebiendo. 

Postgusto largo marcado  por la salinidad.

Creo que puede tener una  buena evolucion en botella de 2-3 años.

De color dorado pálido con destellos verdosos, limpioy brillante.

La nariz es de media intensidad, claras notas de flores blancas que se funden con recuerdos a bollería, toques de fruta blanca y recuerdos cítricos. También un aire mineral envuelve el conjunto.

En boca tiene buena entrada, con buena acidez que le da estructura, paso de buen peso con cierta untuosidad, frutas cítricas, flores blancas y recuerdos a pastelería nos llevan a un final ligeramente amargoso de gran persistencia.

Un blanco muy interesante.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar