Murua Fermentado en Barrica 2013

Vino Murua Fermentado en Barrica 2013

Puntuación del vino
Puntuación sobre 100:
93
Puntuación Media:
8,7
Calidad-precio:
10,0

Bodega: Bodegas Murua (Masaveu Bodegas)
D.O./Zona: D.O.Ca Rioja
Tipo de vino: Blanco
Crianza: Con crianza
Graduación (vol): 13,50%
Varietales: Viura, malvasía y garnacha blanca
Precio aproximado: De 5 a 9,9 €
Descripción
Otros vinos catados de esta bodega

Elaboración: Estas cepas blancas de Viura, Malvasía y Garnacha fueron plantadas hace más de medio siglo, como se hacía antiguamente en Elciego, con la finalidad de proteger de la intemperie a las variedades tintas, entonces mejor valoradas. En el año 1993 la bodega tomó conciencia de la rareza y del increible valor enológico de estas uvas blancas. Siguiendo una fórmula tradicional, el vino fermenta durante 13 días a temperatura controlada en barrica bordelesa nueva, de roble francés (40%) y americano (60%). Se mantiene en contacto con sus lías, que se van seleccionando y mezclando o separando según la calidad de sus aromas y sabores, durante la operación periódica del bâtonnage que se alarga durante 7 meses.

Varietales: Viura, malvasía y garnacha blanca

7 Opiniones de Murua Fermentado en Barrica

Vino con color amarillo pajizo muy claro.
Nariz de intensidad media-alta que se abre con notas de madera fina con sus tostados, su plátano muy maduro y la manzana tipo golden. Estos aromas no son excesivos ni cargantes, un punto cítrico sirve como buen contraste.
En boca sorprende agradablemente con unos ahumados finos y una acidez correcta que le da una placentera frescura. Es sabroso y elegante, bien estructurado y complejo. Sabor dulce a manzana asada y cítrico de pomelo, notas resinosas añaden complejidad.
Apunta muy bien.

Este vino blanco de color amarillo pajizo y reflejos verdes nos causa buena impresión, nos atrae, destacan desde el principio las notas de crianza, siendo estas elegantes y finas, las expectativas son buenas.
Es un vino de buena intensidad aromática, la nariz es algo golosa con notas de fruta madura, plátano, tostados y lácteos.
En boca nos acaricia, es sedoso, nos muestra su vertiente balsámica con unas notas de madera que nos recuerdan a la resina. La frescura está presente, sin excesos.
La botella seguirá mimando este esfuerzo de sutil equilibrio.

El vino Murua Fermentado en Barrica 2013 tien un color amarillo pajizo blanquecino.
En nariz los primeros aromas son tostados de madera, plátano muy maduro, manzana golden y, afortunadamente, un punto de pomelo. La madera, aunque protagonista, es fina y elegante.
En boca se abre con sabores ahumados, pinceladas tostadas, sabor a manzana asada y suaves cítricos. Tiene un tacto y un equilibrio muy elegante, es estructurado, la acidez muy correcta. La complejidad de sabores a los que se incorporan una pincelada resinosa, junto con su acidez, auguran un buen y largo potencial a este vino con una excelente relación calidad-precio.

Fase visual:Tono amarillo con pintadas verdes.
Fase olfativa:Con un toque débil a madera, y un aroma afrutado hacia el plátano maduro
Fase gustativa:Un gusto a pomelo, sabores ahumados siendo el final con un punto a cítrico amargo.

En copa es un vino ligero y fresco de lagrima corta y un amarillo con destellos verdosos. En la nariz aparecen un montón de aromas de frutas frescas amarillas y con hueso. La madera está pero bien integrada, cae bien. tiene unos ahumados propios de la barrica. En boca es fresco y agradable. tiene un punto láctico al final y una maderilla que gusta.

Con el paso de unas pocas horas este vino ha crecido muchísimo. Tiene una nariz llena de flores blancas muy intensas. jazmín, manzanillas. Mantequilla y frutos secos, confituras de frutas amarillas en especial manzana y ciruelas. La madera sigue presente y en el mismo marco que en la cata inicial. Verdes finales con un hinojo sorprendente.

En boca es redondo. Se nota la acidez en cuanto apenas. Entra en boca con una dulzura muy señorial, es prácticamente el reflejo de la nariz con un final a mantequilla y un tostado muy agradable.

Se llena la copa de un fino e intenso aroma de resina y del tostado de la barrica, aroma de dulce especiado y debajo de todo ello se entreve el pomelo, un plátano maduro y una rica manzana bien madura. La madera es elegante, balsámica,no es un tablón pero su semblanza se hace notar.

En la boca embelesa, es rico, sabroso, lo paladeas, es glicerico, fresco, amable, surge la madera y su resina, curiosamente me recuerda a las hojas del pino, hay manzana madura y el plátano, grato punto láctico y un toque cítrico que lo levanta y lo alarga. Da señas de ser un vino con una buena y algo larga vida en botella.

Visual:

Amarillo limón, limpio y con una lágrima glicérica.

Olfativa:

Tostados muy marcados, lácteos, fruta de hueso, plátano muy maduro, levaduras, ligeramente cítrico, manzanilla, un toque mineral y un fondo dulce.

Gustativa:

Intenso a la par que fresco. Algo amargo, un punto vegetal, es untuoso, balsámico con notas de resina e incluso infusión. Muy equilibrado. Perfil de vino con el disfruto bastante.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar