Opiniones de Veguin de Murua
OPINIONES
3

Rojo cereza de capa alta y ribete teja. Nariz terciaria, de rasgos alicoraditos, con aromas de frutas del bosque en confitura y suaves toques de mentol, pino y algo que recuerda a la resina. Canela y vainilla seca, esparto, con la aireación la fruta adquiere un carácter más escarchado y bajo notitas anisadas. Hay un final que trae recuerdos de brea, betún y carbón vegetal, así como cueros curtidos bajo una sutil notita acetaldehída. En boca es rico, limado en el paso, que deja matices especiados de cacao sobre la fruta negra del bosque lo que deja sensaciones tánicamente secantes. Buena acidez y longitud, que llega hasta un posgusto frutal alicoradito y de tildes torrefactas. Un vino con cierto perfil austero y arisco en sus formas, que de vez en cuando saca su vertiente más alcohólica pero que deja siempre de fondo una fruta negra muy buena y distinta. No tiene signos de abatimiento, por lo que la botella lo debe de conservar y dado el caso mejorar.

...Concretamente 21 después de su cosecha.
Un Rioja el cual ha sabido mantener la compostura y la manera de envejecer correcta.
Ahora no sorprenderá, ni resultará esplendoroso en matices y detalles.
Aunque cabe decir que sus cosillas de lo que fue, aún las mantiene de una manera u otra.
Visualmente no parece acusar fatiga. Hay un color picota bastante decente, más rubí en el ribete. Lágrima transparente, fina y abundante en la copa.
A la nariz, si le concedemos el tiempo de expresarse y tomar aire fresco, nos deja buenos detalles del vino: no resulta potente, pero tenemos cueros suaves. Bastantes especias, tabaco rubio, y algo de fruta medio madura, por momentos. Algún balsámico débil de fondo.
La boca, a buen seguro debió ser agradable y bien disfrutable...5 o 6 años atrás.
Ahora, está bastante plana. Poquita acidez y un resabio bastante especiado y donde se aprecia lo que fue la crianza en el roble (sensaciones tostadas tímidas) y algún amago frutal. Final corto y con poco que decir.
Se ha podido beber y ha sido honesto en su línea de vida (crecimiento, apogeo, caída...).
Llegó al final, dignamente...

Bonito color rojo rubi con ribetes teja, limpido y brillante. En nariz despliega un magnifico aroma de frutas negras y rojas maduras en licor, sensaciones de regaliz, torrefactos finos, tabacos, ahumados y un cuero muy sutil y agradable con la intensidad justa. Aspectos debiles de chocolate negro amargo. La boca es agradable, sin aristas, amplia, con estructura y una magnifica retronasal de muy buena intensidad donde aparecen las sensaciones anteriores de nariz. Final largo y elegante. ( un Rioja diferente, a los riojas clásicos y a los nuevos también, distinto ).

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar