Murua Fermentado en Barrica 2010
Vino Murua Fermentado en Barrica 2010
FICHA TÉCNICA
D.O./Zona
Pais:
España
Tipo de Vino:
Blanco
Crianza:
Con crianza
Graduación (vol):
14,00%
Varietales:
Garnacha Blanca 20 %, Viura 50 % y Malvasia 30 %.
Precio aproximado
Precio Aprox:
Desconocido
PUNTUACIÓN
Nota de cata NOTA MEDIA:
9.2
/
96
Nota de cata CALIDAD-PRECIO:
10,0
¿Buscas este vino?
Ahora puedes comprarlo en la tienda de la bodega
Opiniones de Murua Fermentado en Barrica
OPINIONES
2

Amarillo pajizo con destellos dorados. Maravillosa nariz que explosiona una elevada cantidad de notas de frutas amarillas y tropicales en perfecta sintonía con sensaciones de maderas nuevas ( cedro y ebanistería ) a la que se le suman los aromas cítricos ( hoja de limonero ) y minerales calcáreos, que incluso recuerdan a los fósiles marinos y al salitre de marisma. Hay notas de Jengibre y Wasabi, pero siempre prevalece el aroma cítrico que en su final se configura en un bouquet cremoso y calcáreo. En boca es muy rico, tiene sensaciones cremosas, prevalece un matiz cítrico de limonela que es una maravilla, dotándolo de un brío y frescura estupenda. El paso es rápido, es decir, llega pronto al posgusto que junto con la retronasal confirman todas las sensaciones percibidas anteriormente, dejando un leve recuerdo amargoso / herbáceo y de limón en el final de boca. Es una maravilla, soy un enamorado de estos vinos desde la añada 2001 y siempre mejora con la botella cada año que pasa. Sinceramente creo que estamos ante uno de los mejores vinos blancos de España y eso que esta añada la noto quizás algo más veloz en el paso de boca.

Amarillo dorado con destellos verdosos. Nariz muy intensa y bajo una primera sensación que traslada los matices de las maderas nuevas utilizadas en su crianza (cedro y suaves tostados), después aparecen aromas de frutas maduras como los albérchigos, nísperos, membrillo, pera madura y que junto a los matices de las maderas dejan una impronta de perfil cremoso y balsámico (pino). Hay notas de miel, flor de espino, flores acuáticas, vegetales y maderas nuevas, que en su final recuerdan a los anacardos dejando cierta sensación embriagadora. En boca es maduro, intenso, rápida retronasal con sensaciones tostadas, ahumadas y de fruta blanca sobremadura. Buena acidez que compensa el paso con frescura, quizás algo rápido y posgusto con sensaciones medicinales y levemente amargosas. Creo que le falta botella para ensamblar todo y desarrollarse. Es uno de los blancos riojanos con crianza que más me gustan, y en otras añadas la evolución en botella ha sido espectacular. En ésta, quizás le noto un punto de sobremaduración que puede ser efecto prematuro del oxigeno o bien la fase actual de la botella. De todas formas es una de las Bodegas más serias de la D.O. y que más empeño ponen en este tipo de elaboraciones especiales. Si lo decantamos media hora, manteniendo temperatura, mejora bastante, buena señal.

Cookies en verema.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra Ver política de cookies.

Aceptar