Whisky de malta

El bar Zoetrope de Toquio

En la zona de Shinju-ku de Tokio, en un barrio de ambiente nocturno animado, localizamos el bar Zoetrope. Bueno, la verdad es que cuesta un poco de encontrarlo porque está en un tercer piso y la placa del establecimiento es más bien discreta.
El Zoetrope tiene unas dimensiones muy reducidas, equipado con una barra y dos o tres mesas pequeñas, se llena con diez o doce personas. A pesar de estas características es seguramente el bar de Tokio con más whiskys japoneses.
El lugar es muy acogedor, en una pared se proyectan películas mudas. Cuando fuimos se proyectaban cortometrajes de Buster Keaton.
Esto es lo que escribe Dominic Roskrow sobre este bar en su libro «Japanese whisky»: «Este lugar podría optar a ser nombrado el mejor bar del mundo. Todos los que lo visitan lo ponen entre sus favoritos y por buenas razones. Es el producto de Atsushi Horigami, un antiguo diseñador de videojuegos que ha combinado sus dos pasiones, el whisky y las películas clásicas. Aquí se pueden probar excelentes whiskys relajándose mirando películas de Buster Keaton o Laurel y Hardy ».
En el Zoetrope hay probamos estas expresiones:

  • Nikka Taketsuru: Más contundente que los clásicos maltas japoneses. Hay algunas notas de jerez. Estos whiskys son una mezcla de maltas de Miyagikyo y Yoichi, las dos destilerías de malta de Nikka.
  • Nikka Taketsuru 17 años: Fresco y afrutado con notas de cacao
  • Nikka Taketsuru 21 años: Similar al whisky de 17 años pero más intenso, con más notas especiadas.

  • Ichiro s malt (edición limitada a 196 botellas por 10º aniversario de Zoetrope): Esta fue una recomendación de Atsushi cuando le pedí algo diferente que no pudiera encontrar en otros lugares. Un malta contundente con una graduación de 61,4%.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar