Whisky de malta

Nuevas tendencias: Las micro destilerías

La industria del whisky vive años felices.  Como vimos en la entrada anterior existe una demanda creciente en diversas partes del mundo y en ocasiones los productores tienen problemas para abastecer el mercado.
Uno de los fenómenos recientes dentro de esta expansión del destilado es la creación de micro-destilerías.  El fenómeno empezó hace algunos años en Estados Unidos y la tendencia ha cruzado Atlántico para desembarcar en Escocia.
El fenómeno es visto como una reacción a un mercado dominado por grandes firmas y pretende ofrecer un producto más artesanal y próximo al consumidor.  Tienen en común el hecho de tener una capacidad de producción relativamente pequeña y de ser propiedad de grupos pequeños de inversores.
Recientemente se han abierto destilerías pequeñas en todas las regiones de Escocia por ejemplo:  Abhainn Dearg - en la isla de Lewis;  la destilería Harris en la isla del mismo nombre o Shetland Reel en las remotas islas del norte.
En las tierras altas encontramos a Dornoch, Strathearn y Wolfburn mientras que Ballindaloch se halla en Speyside, 
Las lowlands tienen un importante número de destilerías pequeñas creadas recientemente;  Daftmill, Kingsbarns o Eden Mill También en las tierras bajas pero en Glasgow encontramos una destilería urbana con el mismo nombre de la ciudad: Glasgow.
Se están planeando otras destilerías de similar capacidad en lugares tan emblemáticos como Islay o Skye. 
Probablemente no todas estas destilerías podrán sobrevivir – la competencia es feroz y por el momento pueden recaudar fondos con la venta de Ginebra – permite recuperar parte de la inversión de forma rápida dado que no necesita un largo proceso de maduración como el whisky.
En cualquier caso para los aficionados al malta estas destilerías pequeñas abren un abanico de posibilidades nuevas. 


Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar