Blog de Verema.com

Visita a Dominio de Cair en el encuentro de foreros en Ribera del Duero: en busca de la uva perfecta

Dominio de Cair nos abre sus puertas y nos muestra su alma

Comenzamos la segunda jornada del Encuentro de foreros en Ribera del Duero y en esta ocasión la lluvia nos dio los buenos días y no nos abandonó durante toda la jornada. Esto nos impidió poder dar un paseo por los viñedos cercanos a la bodega de Dominio de Cair como estaba previsto. En cualquier caso, disfrutamos del nuevo edificio de la bodega, una estructura imponente, vanguardista, iniciada en el año 2008.

En la acogedora recepción de la bodega nos estaban esperando Juan Luis Cañas, propietario de la bodega, Jose Miguel Zubia, Director comercial y Dani Martínez, enólogo de la bodega.

 

Entrada a la Bodega Dominio de Cair

Antes de iniciar la andadura por las instalaciones Juan Luis Cañas nos explicó cuál era la filosofía del proyecto y la motivación que le llevó a crear esta bodega después de su amplia experiencia en Rioja alavesa (bodegas Luis Cañas y Amaren). El proyecto tiene una visión de largo plazo basada en una política de reinversión continua para conseguir hacer grandes vinos basados en conseguir las mejores uvas posibles. El trabajo fundamental está en el campo. Y eso se consigue desde la tierra, desde el origen de la uva y trabajando mano a mano con los viticultores. Es a ellos a quienes se les marcan las pautas a seguir, cómo deben trabajar el campo y los momentos en los que hacer los tratamientos en la viña. 

Para conseguir esa magnífica uva, lo más importante, lo que hacen es una práctica de viticultura especial en una zona excepcional como es La Aguilera, llena de viñas viejas y pequeñas (aquí no se ha producido concentración parcelaria). La experiencia que tienen con este tipo de viñas es muy buena. Para buscar la excelencia  analizan todos los parámetros técnicos de la uva tanto en la viña como en el laboratorio realizando constantes visitas a las parcelas hasta conseguir descubrir el camino que cada uva tiene que seguir.

Después de que veais la bodega, me gustaría que os llevarais la sensación de que la bodega no es lo más importante, lo más importante es la uva

Después de las palabras de Luis, comenzamos la visita a las instalaciones de la mano de Dani Martínez, Director técnico,  que nos guaría de forma magistral hasta la sala de cata para darle el testigo a Jose MIguel, pero eso será más tarde.

 

La bodega al servicio del vino

Dani nos cuenta cómo está estructurada la bodega y en que se han basado para realizar su diseño. La bodega se ha realizado a partir de una idea de Juan Luis, partiendo de crear en la bodega varias naves. La que sería la parte central, en la que nos encontrábamos y dos alas, una a cada lado. La del lado izquierdo presenta la zona de entrada de la uva, mesas de selección y naves de fermentación en madera y en depósitos de acero inoxidable. La parte central irá destinada a realizar los coupages y la última de las naves será la de embotellado y etiquetado.

La bodega cuenta con 3 plantas, la de recepción y fermentación que sería la planta 0, la planta baja o zona de crianza en barricas y en botellas y la planta superior que es la zona social. En principio la idea de todo el proceso del vino es que fuera lineal, entrada de la uva, fermentación, entrada a barricas, subida a depósito, embotellar, crianza de botella abajo. La bodega fue diseñada junto a los técnicos de Luis Cañas y se ha realizado pensando en la funcionalidad y en estar al servicio del proceso del vino y de las personas que llevan a cabo dicho proceso. Y sin duda es algo que han conseguido.

Sala de barricas

 

La uva: el inicio del todo

La puerta abierta nos deja ver el reflejo de la tierra al otro lado. Estamos dentro de la bodega, mirando la silueta de las viñas desnudas.  Dani comienza su historia desde el inicio donde la uva es el origen y la motivación: 

Si tienes buena uva, tienes ya hecho un 60-80% del trabajo final.

El resto de la ecuación tiene que ver con el suelo la viña, el trabajo de los viticultores y del enólogo que es el maestro de esta orquesta hasta conseguir que no solo afine sino que lo que suene sea más que bueno, magnífico

La bodega cuenta actualmente con 116 hectareas de viñedo,  23 hectareas son propiedad de la bodega y las otras 93 hectareas son viñedo controlado que es propiedad de 9 viticultores. A ellos se les indica la forma en la que tienen que tratar la viña, cuándo tienen que hacer la poda, si tienen que hacerla en verde, cuántas yemas tienen que dejar, cuándo tienen que recoger la uva y qué parcela tienen que vendimiar. Durante todos los trabajos de viticultura el enólogo está presente. Además de realizar analisis en el laboratorio es fundamental catar la uva en la viña, la pepita, la piel, el sabor que tiene. El conocimiento de la uva que hay en cada parcela les dirá a qué vino va destinado cada viñedo, algo que conocen antes de entrar la uva en la bodega.

Sobre la tipología de las viñas Dani nos dice que es maravilloso poder contar con clones de uvas tempranillos tan distintos que proceden de las diferentes parcelas y eso es un tesoro, es único. Los viñedos están situados a una altitud entre 800 y 950m.

Recolección y selección de la uva

Nos encontrábamos en las puertas desde dónde comienza la vida dentro de la bodega, la puerta por la que llega la fruta que se convertirá en vino. De esta forma iniciamos la visita, siguiendo el proceso natural de vinificación, empezando por la uva y terminando por las botellas.

 

Vista del viñedo desde la sala de tinas

Todos los viticultores vendimian en cajas para no dañar la uva. Cada caja tiene un volumen máximo de 10 kilos y estan diseñadas de tal forma que cuando se coloca una caja encima de la otra los racimos no se tocan. De las cajas se deposita la uva en un palé para pesarla y de ahí a un depósito que se meterá en una cámara frigorífica donde se baja la temperatura a los 4-5 grados. Nos explican lo imprescindible de la conservación en frío de la uva para evitar que se dañe, ya que el grano al estar frio está mas duro y redondo hasta que pasa a la mesa de selección.

Nos contaron que en la vendimia del 2016 habían recogido más kilos que en años anteriores. Como había sido un año tan seco, se empezó a vendimiar tarde para lo que era habitual en los últimos años, sobre el 5 de octubre, cuando de normal se empieza a recolectar a finales de septiembre. Hasta que no comenzó a llegar el frio por la noche y los cambios térmicos asociados no comenzó a refrescar. Fue entonces cuando la uva cogió el agua que tenía en el suelo y de ahí su mayor peso.

Se realizan dos procesos de selección: el primero de ellos en la mesa de selección de forma manual en el que participan del orden de 8 personas que retiran los racimos más verdes y el segundo proceso es automático y utilizan la despalilladora y la seleccionadora de uva donde se seleccionan los granos y sólo los que están en buenas condiciones pasan a formar parte del proceso de vinificación. En la seleccionadora de uva se limpia la uva y solo las uvas enteras son las que pasan a la tobera. De ahí se lleva a los depósitos de madera o de acero inoxidable para que el proceso continúe. Dani nos decía que igual que antes de la vendimia los viticultores sabían la parcela que tenían que vendimiar, antes de llegar el vino a la bodega ya saben el depósito en el que se va ubicar.

Juan Luis nos recuerda que la bodega aboga por una política de reinversión constante, nuevas tierras, innovadoras maquinarias, etc. Todo lo que sea necesario para llegar a su máxima: hacer el mejor vino con la mejor uva posible.

Conociendo la elaboración y a los recien nacidos

Pasamos a la zona de elaboración. En los depósitos meten la uva quedándose arriba los pellejos y abajo el mosto. Para extraer los aromas y la estructura que quieren de ese mosto hay que remontar y para ello cada depósito tiene su propia bomba y su control de remontado. Dependiendo de las necesidades del propio vino el periodo de remontado será distinto utilizando el intervalo de tiempo que sea necesario, por ej. un depósito de uva joven tiene que remontarse 20 minutos cada 5 horas. Además del sistema propio de remontaje tienen dos camisas para controlar la temperatura, llenas de licor en lugar de agua. Los remontados se basan en la propia experiencia y en la cata diaria que se realiza. 

A continuación Dani nos propuso una cata de los vinos de depósito. Nos avisó de la dificultad de la experiencia, ya que estos bebés, de sólo un mes, tienen una larga vida por delante, entre 2 y 5 años de proceso, antes de salir al mercado. Son vinos muy estructurados para que aguanten el tiempo de barrica, el tiempo de botella y que mantengan luego esa fruta.

Futuro Cair Cuveé

El primer vino que catamos procede de la vendimia del 5 de octubre. Será el futuro CaIR. Caracterizado por su frescura y su intensidad de fruta. Por lo que todo el proceso de elaboración de este vino va a ir ligado a mantener esa estructura y fruta potente aún después de su paso de 9 meses por barrica. Tiene una graduación de 14,5º.

Sobre todo lo más importante de este vino es saber mantener lo máximo posible esa fruta, y acompañarla con un poco de madera.

  • Nota de cata: En nariz es toda una explosión de fruta, con mucha fresa y cereza caramelizada. Aromáticamente es intenso y envolvente. Tiene una fruta muy golosa en boca, con cierta acidez y toques de caramelo de violeta. Es uno de esos vinos que te hace cerrar los ojos cuando le prestas un poco de atención.

Futuro Cair

Procede de un viñedo de 40 años. Es otro tipo de elaboración la que presenta el Cair, buscando más estructura, más extracción orientado a un futuro crianza. Este vino, que tiene un mes saldrá al mercado dentro de unos 3 años Tiene que hacer la maloláctica en barrica y aún tardará un par de meses en terminarla. En total estará aún 14 meses en barrica y luego 1 año en botella.

  • Nota de cata: Color más intenso y colorante que el anterior. En nariz aparecen notas de fruta diferente, una fruta más negra, más intensa, más madura. No es tanta fresa y fruta roja como el Cuveé. Aromáticamente está más cerrado porque aún se tiene que abrir conforme vaya evolucionando. Tiene más potencia en boca y el tanino presente aún se tiene que domar.

Futuro Tierras de Cair.

Es el que menos tiempo lleva reposando de los 3 procedente de viñedos viejos. Le quedan 24 meses en barrica y dos años en botella.

  • Nota de cata: En la nariz este tiene más complejidad, más registro, con notas de toffe y un poco de cacao, notas de mora, de ciruela. Tiene mucha carga de levadura. De tanino dulce, con potencia pero no deja la sensación de sequedad en boca. Tiene mucha estructura. En boca aparecen notas de fruta más negra. Espléndido para tener el tiempo que tiene.

Un alto en la sala de barricas

Avanzamos en el paseo por la bodega hasta llegar a la zona de reposo de los vinos. Barricas francesas y americanas se reparten su guarda. Cair Cuveé prueba de las dos, mientras que Tierras de Cair y Pendón de la Aguilera reposan sólo en barricas francesas. Las barricas proceden de distintas tonelerías y cada una aporta algo diferente al vino. Se catan todas las muestras de las tonelerías y se ve cuáles son las más interesantes dependiendo del coupage que se vaya a hacer. Todas las barricas son de 225 litros.

Esta parada preparada por la bodega nos sorprende con una cata muy especial y compleja. Vamos a disfrutar descubriendo la lucha que llevan a cabo el vino y la barrica por ver quien aporta más al proceso de elaboración en ese momento. Escucharemos lo que nos dicen cuatro vinos de la añada del 2015: Cair Cuveé que lleva 6-7 meses en barrica, dos partidas distintas de Cair y un Tierras de Cair que llevan un año. Cair Cuveé y Cair están finalizando la crianza y probablemente ahora la madera puede estár aportando más que el vino, esto se invertirá posteriormente en la crianza en botella.

Cair Cuveé

Apreciamos cómo este vino que antes hemos catado como recien nacido ahora se ha convertido en un adolescente más amable manteniendo toda la frescura y la fruta que se apreciaban en la base. Criado en barricas de segundo vino, un 65% barrica francesas y el 35% barrica americana.

  • Nota de cata. Nariz intensa con aparición de toques de madera procedentes de su crianza pero conservando mucho la fruta. Notas de toffe y ahumados procedentes de la barrica. Boca afrutada fresca y manteniendo la acidez.

Cair de Partida de la zona de la Aguilera

Presenta 11 meses de barrica americana. Al estar casi al final de la crianza se percibe más la madera, aún le quedan 3 meses de crianza, son 14 meses de crianza en total. Es un vino muy intenso porque la añada del 2015 en general ha sido muy potente.

  • Nota de cata. Nariz intensa con notas de ahumados y tostados, toque goloso y afrutado. En boca notas de ciruela, frutas, notas de madera, tostados, cafés, toffes, que nunca sobrepasan al vino. Tiene mucha estructura. Muy intenso.

Cair de Partida de la zona de Muradillo

Mucho menos marcado por la barrica, que en este caso es barrica francesa. 

  • Nota de cata. Nariz completamente distinta a la percibida en la partida de la Aguilera. Una nariz más fina y elegante dónde las notas de barrica están mucho menos marcadas. Aromas más complejos y especiados. La nariz está un poco más dura, el tanino aún tiene que redondearse más.

Tierras de Cair

Este vino tiene 11 meses en barrica y aún le quedarán 14 más. Ha hecho la fermentación maloláctica en barricas francesas. En este caso las barricas que se utilizan son especiales, de un precio más elevado que las utilizadas en el Cair. Si en éste el precio de las barricas oscila entre los 600-700 euros en las utilizadas en Tierras de Cair el precio sube hasta los 800-900 euros. Se tratan de barricas más finas, elaboradas para crianzas más largas.

  • Nota de cata. Nariz intensa y especiada, espléndida. Mucha fruta tanto en nariz como en boca, dulce y fino. Mantiene ese toque floral de violetas que hemos visto anteriormente. El tanino no aporta tanta madera ni en nariz ni en boca.

Una vez terminada la cata continuamos nuestra ruta hasta llegar a la preciosa sala de cata, pasando por la zona de embotellado, que nos estaba esperando para hacer la jornada aún más apasionante.

La filosofía de Dominio de Cair

La sala de cata de Dominio de Cair es acogedora y envolvente. Está preparada para el deleite de los sentidos y para la alegria del alma. Comenzamos una cata de la que saldríamos conociendo aún mejor el trabajo y la filosofia de todos los que hacen que Dominio de Cair sea lo que ya es.

Sala de Cata de Dominio de Cair

Es Josemi Zubia, director comercial, quien toma el relevo para contarnos una bonita historia: cómo nace la bodega.

Los inicios de Dominio de Cair

Cuando Juan Luis Cañas se introdujo en el negocio familiar del vino se compraba vino a pequeños cosecheros y lo que elaboraban y vendían eran vinos jóvenes a los grandes almacenistas de vino de Bilbao. Entonces sólo contaban con unas 150 barricas y las botellas se lavaban a mano. Es cuando se dan cuenta que hacían el trabajo más dificil: elaboraban el vino para que los beneficios de ese trabajo se los llevasen otros. Con la entrada de Juan Luis esta tendencia se cambia: ellos van a elaborar y vender sus propios vinos.

Hasta llegar a lo que hoy es la bodega el camino ha sido muy largo. Siempre ha sido una bodega tradicional y familiar en la que se ha puesto mucho empeño y esfuerzo para llegar al punto en el que hoy están. Han existido años que se ha pasado mal y ha habido gente interesada en participar económicamente pero es una bodega que no tiene socios ni accionistas, precisamente para ser completamente independientes y seguir manteniendo la filosofía con la que nacía la bodega. Se ha preferido ir más lento pero que la rentabilidad de la inversión a corto plazo no fuera la que mandase. Buscan poder pagar las inversiones actuales y poder ir mejorando con el paso de los años.

Dominio de Cair es el proyecto en la Ribera del Duero de la familia Luis Cañas y José Iribecampos, de ahí el nombre de Cair (Ca de Cañas e Ir de Iribecampos). Se apostó por La Aguilera es una zona de pequeñas plantaciones, dónde los viñedos al ser tan pequeños no son rentables. En Dominio de Cair son gente de campo que saben cómo gestionar los viñedos pequeños, que se vendimian manualmente y se vendimian por variedad cepa por cepa:

Nosotros no somos bodega, somos bodegueros. Las bodegas son las que tienen un capricho, dinero y deciden invertir en este mundo. Los bodegueros son aquellos que siempre hemos vivido de esto. Aquellos abuelos que plantaban las uvas y no decían dentro de 10 años voy a tener las mejores uvas del mundo, son aquellos que decían dentro de 40 años mis hijos o mis nietos van a tener las mejores uvas del mundo.

Jose Miguel nos dice que siempre se está pensando en el largo plazo, en las siguientes generaciones, en lo que van a dejarles. Se hace una viticultura respetuosa para poder mantener unos suelos sanos, unas plantas fuertes durante muchos años. Con el cambio climático hay que ir adaptando el viñedo para que dentro de 40 años se siga produciendo uvas de calidad. Y esto es algo que no puede esperar. En Luis Cañas se ha realizado un estudio para ver los efectos del cambio climático.

Acompañando a la ponencia sobre la bodega y el vino hay un momento muy sentido en el que se proyecta un vídeo de Juan Luis con algunos de los elaboradores que trabajan los viñedos más viejos. Esos grandes hombres que han dedicado su vida a esa tierra que aman y trabajan cada día. Un homenaje a los viticultores que hacen posible que los vinos tengan hoy una historia y sean el resultado de un gran sueño.

De los cuatro viticultores que aparecen en el video todos menos uno tienen una edad de unos 60 y tantos a 70 años, cogen el tractor, traen la uva y están a pie del cañón.

La bodega también se acuerda de ellos y sabe recompensar su trabajo y esfuerzo. Es por ello que un porcentaje del precio de cada botella va destinado a fines sociales dentro de la zona. Las personas que han mantenido estas viñas merecen para el final de su recorrido una mejora en la calidad de vida y la bodega les ayuda en lo que necesiten. También aportan material necesario para la formación de los más jóvenes que tengan interés por las viñas.

Nos acercamos a la viña

En Dominio de Cair trabajan con parcelas pequeñas que cuestan más de trabajar. La altitud de las viñas al principio suscitaban dudas sobre si con la altitud que había se podría madurar suficiente la planta. No sólo se ha visto que maduran bien, sino que la altitud es mucho mejor para aumentar la longevidad de los vinos.

La media de producción por hectárea son 3.500 kg y la media de edad de los viñedos unos 41 años. Los suelos de los viñedos son la mayoría algo arenosos, calizos y de canto rodado. Cada suelo aporta a la la uva características distintas que luego aprovechan para jugar en la elaboración de los distintos vinos. Los suelos arcillosos son más sueltos de arena, el color también es un poco más alto. Los suelos arenosos ofrecen un poquito más de grado, pero un poco menos de estructura y de color, una fruta más madura. Los suelos calcáreos dan uvas muy aromáticas, aunque tienen un poco menos de estructura en boca y eso se va ganando con suelos arenosos. Es jugar un poco con todos. En estos tipos de suelo, con guijarros, además las diferencias de temperatura son mayores entre la noche y el día y esto beneficia a la uva.

No utilizan herbicidas pero sí abonos orgánicos. Ellos mismo transmiten a los viticultores cuántos kg tienen que aplicar en cada parcela dependiendo de la producción, del grosor de la madera que tenga, del año, etc. Buscan el equilibrio de la cepa para que pueda madurar bien. Sólo se aplica el abono justo que necesita la viña.

Realizan un control exhaustivo de la producción. Lo que necesitan es que la cepa esté equilibrada con el rendimiento que tiene la viña por has.

Cata de vinos embotellados

Cair cuveé 2014

Procedente de viñedos de 20-25 años muy bien trabajados y con gran potencial en depósito, catamos la añada 2014. A pesar de sus 9 meses en barrica mantiene notas frescas de fruta, destacando la fruta roja. Posee 14,8º alcohólicos y fue embotellado en abril de 2016. Estos años atrás han embotellado unas 100.000 botellas, ahora mismo se embotellan unas cuántas más. Hasta que lleguen al máximo de 350.000. El número de botellas va a depender siempre del potencial del viñedo. Es un vino con estructura, el alcohol, la fruta, toques de madera. Es un vino muy fresco. 

  • Nota de cata: Cair Cuveé 2014 es de un color rojo picota intenso con ribete rojizo, glicérico y abundante lágrima. En nariz es potente, frutal y expresivo. La evocadora fruta negra madura se mantiene en perfecta comunión con los aromas terciarios procedentes de una crianza elegante. En boca, la entrada es buena e intensa, carnoso y bien estruturado. El tanino se percibe ligeramente marcado, y a su vez agradable, es el responsable del cuerpo de este delicioso vino. Se trara de un vino equilibrado, goloso, largo y prometedor. 

En todas las botellas ponen la fecha de embotellado. Es muy importante para saber el tiempo de vida que llevan en botella y el recorrido que tienen. 

El vino ¿?

Plantearon un pequeño juego con este vino: El interrogante ?. Cata a ciegas para hacerlo más interesante y más complicado. Y la pregunta era ¿Variedad o variedades?  La Respuesta: Variedades, y la proporción 85%-15% (Merlot - Tempranillo). Este vino sería el responsable de añadir al nombre de uno de nuestros foreros más queridos, Víctor Sánchez, el de Matemático Adivinador. Todo un campeón, Enhorabuena Víctor!

  • Nota de cata:  Toque bastante frutal. Nariz muy intensa. equilibrado, cítrico. En boca es fresco, redondo, muy rico y sabroso.   Muy complejo, muy intenso. Notas cítricas en boca y de fruta tropical.

Mantel de cata en Dominio de Cair

Cair 2011

A continuación vamos a catar dos añadas consecutivas del Cair, el 2011 y el 2012. Sobre las añadas de Cair nos comentan que la 2009, 2010, 2011 y 2012 fueron añadas relativamente muy buenas. El 2013 fue una añada más floja y la del 2014 la del 2015 y 2016 han sido añadas también muy interesantes. Queriendo ser cuidadosos en el precio, este vino estará en el mercado entre 18-20 euros.

Se pretende que los vinos tengan un toque más frutal y que la madera aparezca en un segundo plano, esa es la filosofía de este vino. Ya no tienen los toques de madera que hemos visto anteriormente. Está embotellado en Junio de 2013.

  • Nota de cata: de color rojo cereza, con gran intensidad y que augura mucha vida y buena acidez. En nariz es muy sugerente, especiado, con abundantes aromas balsámicos y con un gran abanico de aromas terciarios. Los aromos a chocolate, tabaco y vainilla envuelven la fruta de una manera elegante. En boca es muy estructurado, goloso, redondo, denso y con mucha personalidad. La fruta es madura y está muy bien compensada con la estructura y potencia del vino. La acidez que presenta es buena y agradable. Presenta mucha concentración.

Cair 2012

La Añada del 2012 fue una añada bastante seca, en invierno llovió muy poco. Sin embargo, también destaca esa fruta como la añada anterior, esa mora, esa flor. La barrica también queda en segundo plano. Ambas añadas son bastante similares, la añada del 12 tuvo un poco más de producción. El factor añada en el mundo del vino es así: diferente.

  • Nota de cata: Cair crianza 2012 viste un bonito color rojo picota de capa alta con ligeros reflejos violáceos. La lágrima es intensa y su caída lenta y elegante. Se trata de un vino aromático y frutal, con presencia de moras y ciruelas maduras. Las notas balsámicas que tiene le dan al vino un toque de frescor muy agradable que, al mezclarse con los aromas terciarios, le aporta una complejidad muy interesante. En boca la entrada es contundente, sabroso y ligeramente licoroso. Las notas de fruta negra madura confitada le da al vino un matiz sutilmente dulzón.

Tierras de Cair 2010

El vino Tierras de Cair viene de viñedos de más de 60-70 años y con producciones de no más de 2.500 kilos por hectárea. El primer año sólo sacaron 5.000 botellas, el segundo año ya se aumentó esta cifra. Este Cair 2010 se ha embotellado en Junio de 2013.

  • Nota de cata: Color rojo picota intenso con ribete granate y reflejos azulados. Es límpido, brillante y glicérico. En nariz tiene una intensidad media-alta donde la fruta roja y negra se equilibra perfectamente con los aromas terciarios como el cacao, la hoja de tabaco, especias y las sutiles notas a monte bajo. El ataque en boca es potente, amplio y voluminosos. Envuelve la boca gracias a la fruta, tostados y la maravillosa acidez que tiene el vino. Es un vino largo y equilibrado que invita a seguir bebiendo. Muy intenso y complejo y con numerosos registros. 

Tierras de Cair 2011

Embotellado en 2014. Es un poco más fresco en nariz, más especiado, en esa línea de vinos más complejos y más finos.

  • Nota de cata: de color rojo picota y capa alta. El ribete es rojizo con tonos violáceos que auguran cierta acidez. Es brillante y su lágrima densa y abundante. Encontramos aromas especiados, ahumados y hoja de tabaco entremezclados con aromas a fruta roja con ligeros aromas mentolados. En boca, la entrada es potente y su paso en carnoso. Presenta muy buena acidez, a la vez que una gran estructura y un tanino moderado y atractivo.

Pendón de la Aguilera 2009

¿De dónde procede el nombre? En la parte de fuera de la bodega hay una colina que se llama el Alto del Pendón, un montículo rodeado de viñas y pinares situado frente al mirador de la bodega. La gente del pueblo de Aguilera sube a lo alto de la colina con el pendón histórico que se encuentra en la iglesia, rememorando una batalla feudal. Ese pendón indicaba prestigio a las aldeas que lo tenían y además bajo que protección estaban. En el momento en el que fundaron la bodega este pendón y su historia les resultó entrañable y curioso y decidieron ponerle el nombre al vino top de la bodega.

Para elaborar este vino utilizan uva procedente de un grupo exclusivo de viñedos y ven cuales de ellos dan la calidad para el vino que quieren. Si sólo tres dan esa calidad que buscan un año, solo se hace con esos 3 viñedos. Son varias zonas de viñedos de más de 80 años. No proceden de una viña en concreto, sino de varias viñas, suelos, e incluso zonas. En este vino se eligieron 5 viñas para elaborar este vino en 2009 en Moradillo de Roa.

Muchas veces es difícil transmitiros la pasión que dan esos viñedos viejos, con las cepas retorcidas, que una tiene 2 racimos, la otra tiene 4... Eso es un tesoro.., catar esas uvas. La antigüedad de las cepas para este vino son más de 80 - 90 años.

En Pendón de la Aguilera todos los años seleccionan los viñedos que más les gustan. A veces utilizan viñedos con suelo arcilloso para que mantenga la estructura, otras veces suelos más arenosos porque tienen ese toque más balsámico o porque la añada ha sido un poco más fría. Es la gran suerte que tienen de poder elegir entre tantos viñedos con características tan distintas y que aportan a la uva una variedad tan grande de matices.

  • Nota de cata: viste un color rojo cereza muy intenso, es brillante, bonito y su ribete es ligeramente azul-violáceo. La nariz que presenta es muy interesante y tremendamente compleja. Abunada la fruta negra madura, los tostados y numerosos aromas de la crianza. Están presentes los higos, las moras negras, las especias (pimienta negra y blanca), ahumados, cacaos y la regaliz. En boca es intenso, dulzón, muy elgante y voluminoso. Es un vino opulento pero fragante, bien equilibrado y completo. Gran vino, que además se encuentra en un excelente momento de consumo. 

Pendón de la Aguilera 2010

Con este vino poniamos el punto y final a la magnífica cata que comenzó a primeras horas de la mañana.

  • Nota de cata: Nos presenta un color rojo picota intenso, con notas de pastelería y mentolados. Llora intensamente sin querer abandonar la copa. En boca nos ofrece fruta roja intensa, madura, notas finas de madera, toffe, cacao. Muy potente, equilibrado, complejo en nariz. En boca tiene mucha intensidad y estructura, es muy frutal, goloso, muy elegante. Acidez muy equilibrada y con un paso de boca muy largo. Estupendo. 

Nos comenta Dani que para elegir los vinos se reunen el equipo comercial, el equipo técnico y la gerencia y que hacen catas a ciegas de todos los vinos junto al equipo y sumilleres de Luis Cañas. Intentan además de hacer vinos de calidad, vinos democráticos para que pueden llegar al mayor número de personas posibles.

Despues de la cata aún nos esperaba una magnifica comida en una de las salas de la bodega. Un placer compartir vino y mesa con nuestros anfitriones que nos habían preparado una comida castellana de productos tradicionales en la que no podía faltar el lechazo. ¡Que estaba para chuparse y rechuparse los dedos!

Comida en la Bodega Dominio de Cair

Muchas gracias a Dominio de Cair, a nuestros anfitriones Juan Luis, Josemi y Dani y a todas las personas que hacen posible que los buenos aficionados podamos acabar disfrutando de estos grandes vinos como consumidores. ¡Va por ustedes maestros!

Pero ¡qué lindo es el vino!
El que se bebe en la casa del que está limpio por dentro
Y tiene, y tiene brillando el alma.

 

  1. #1

    Abreunvinito

    Lo pasamos genial !!!
    Por cierto el fotografo/a tiene mala uva, porque en la ultima foto no me avisó para meter barriga y me atacó por la espalda.
    Gran y pormenorizado reportaje.
    Saludos

  2. #3

    Víctor Sánchez

    Así que "Matemático Adivinador"... Tendré que ir pensando en cambiar de nick. Estupenda crónica, Esther. Por cierto, las variedades eran merlot y tempranillo.

  3. #4

    Esther Láez

    en respuesta a Abreunvinito
    Ver mensaje de Abreunvinito

    Muchas gracias Diego,

    Sí que lo pasamos de maravilla, fue un finde de los de guardar y recordar.
    jajaja!, tranquilo que para la próxima te aviso, de todas formas, eso ha sido la cámara que es traicionera, tu estás estupendo.

    Abrazos

  4. #5

    Esther Láez

    en respuesta a Elmesias
    Ver mensaje de Elmesias

    Muchas gracias Mesías,

    Mientras que llega el siguiente vete preparando motores que en dos semanas tenemos Valencia, premios, catas, vamos un festival!

  5. #6

    Esther Láez

    en respuesta a Víctor Sánchez
    Ver mensaje de Víctor Sánchez

    Hola Víctor,

    Hombre, y tanto que eres un divino adivino =), y además matemático.

    Gracias por recordarnos las variedades. Ya están puestas.

    Espero que nos veamos en La Experiencia Verema Valencia

Herramientas del blog


Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar