Grupo de Cata Mediterráneo

ENTREGA GALARDÓN "VINO ESPLENDOR MEDITERRÁNEO 2007" - CENA-MARIDAJE RESTAURANTE MURRI - EXCURSIÓN BODEGAS ALMANSA - S

III EDICIÓN CENA-MARIDAJE OTOÑO-INVIERNO RESTAURANTE MURRI - S.VICENTE RASPEIG - Viernes 23 NOV 2007. FRUTOS DE LA TIERRA: LA SETA Y LA TRUFA.
Entrega del galardón “ESPLENDOR MEDITERRÁNEO 2007” al vino AD GAUDE 2004, elaborado por BODEGAS Y VIÑEDOS HERETAT DE CESILIA.

El pasado viernes 23 de noviembre el Grupo de Cata Mediterráneo (Club de Empleados CAJA MEDITERRÁNEO) celebró su tradicional cena-maridaje en conmemoración en esta ocasión de sus dos años de existencia. Restaurante elegido: el inefable RESTAURANTE MURRI de San Vicente del Raspeig.

Cedimos el progonismo a dos clásicos de la gastronomía española: la seta y la trufa. Todos los platos que degustamos el pasado viernes 23 de noviembre tuvieron como hilo conductor la excelsitud y la finura de uno de estos dos grandes frutos de nuestra castigada tierra. Y en el RESTAURANTEMURRI, todo el equipo, comandado por Gustavo puso su toque magistral, haciendo de cada plato una breve obra maestra de la cocina.

Los vinos no quedaron a la zaga. Escogimos entre lo mejor de la D.O. Alicante; en esta ocasión, seleccionamos vinos destacados de BODEGAS Y VIÑEDOS HERETAT DE CESILIA, bodega alicantina de D. Joaquín Arias, comandada por Sebastièn Boudon (enólogo) que elabora vinos de calidad bajo la D.O. Alicante, en el corazón de la provincia: en Novelda. Son vinos concentrados, estructurados, elegantes y de gran personalidad. La cena fue maridada con los vinos AZAL 2006, CESILIA 2006 (Rosado), LIZANA 2004, SEÑOR DE LA SIRERA 2006 (Selección Barricas), el inconmensurable AD GAUDE 2004, cerrando con el magnífico CARDENAL ÁLVAREZ, como tinto dulce final.

Los vinos fueron presentados y comentados por el enólogo de la bodega, Sebastièn Boudon y el maridaje explicado Gustavo, responsable del Restaurante MURRI. Nuestros amigos, incluso en una ocasión polemizaron en torno a si el marisco armonizaba bien con el Albariño fermentado en barrica, elaborado por la bodega. No llegó la sangre al río, y sí aprendimos mucho de ese improvisado debate.
Por vez primera, el GRUPO DE CATA MEDITERRÁNEO, por votación de sus socios, ha tenido a bien conceder el galardón de "VINO ESPLENDOR del MEDITERRÁNEO 2007" al excelente AD GAUDE 2004, elaborado por Bodegas y Viñedos HERETAT de CESILIA. Durante la cena se fue entregada a la Bodega de una placa conmemorativa en reconocimiento de su trabajo y su buen hacer en la elaboración del excelente y mencionado AD GAUDE 2004. Enhorabuena a Sebastién Boudon y a los responsables de la Bodega Heretat de Cesilia.

El menú degustado durante el acontecimiento fue el siguiente:

APERITIVO
Espuma de patata trufada, pulpo asado y padrón
Azal 2006 – Blanco

PRIMER PLATO
Carpaccio de viera, boletus confitados y balsámico al tartufo
Cesilia 2006 – Rosado

SEGUNDO PLATO
Migas con uva, chupa chups de codorniz caramelizado sobre ragout de setas con jugo reducido
Lizana 2004 – Tinto Roble

TERCER PLATO
Ravioli de Txangurro y fugi tartufo sobre calabaza asada, velo de ibérico y lámina de tartufo bianco.
Señor de la Sirera 2006 – Blanco (Selecció Barricas)



CUARTO PLATO
Taco de bacalao asado sobre arroz cremoso de hongos y enokis
Señor de la Sirera 2006 – Blanco (Selección Barricas)

QUINTO PLATO
Secreto de Ibérico, níscalos salteados y aceite de pino.
AD GAUDE 2004 - Tinto

POSTRE
Trompetas de la muerte confitadas y .... ¿?
Cardenal Álvarez – Tinto Dulce


Consejo Regulador del Grupo de Cata Mediterráneo
Club CAM - Zona Alicante


Con esta crónica colgamos unas pocas fotos tomadas durante el evento. Todas las demás pueden ser revisadas en el álbum de la Web del Club CAM.
Agradecemos a todos los compañeros, socios y amigos del Grupo de Cata Mediterráneo su participación y su colaboración en la organización de nuestra cena-maridaje anual.
Hasta pronto amigos!

EXCURSIÓN ENOTURÍSTICA:
SÁBADO 17 NOV 2007 - Almansa, un paseo por la Mancha



Bodegas visitadas: Hacienda el Espino, Bodegas Piqueras y Bodegas Almanseñas. Restauración: MARALBA

Almansa es una noble villa, situada en La Mancha albaceteña; su situación geográfico-política --por aquel entonces adscrita a la región murciana-- y la presencia masiva de la muy mediterránea uva Monastrel en sus viñas, llevaron a crear una D.O. específica para sus vinos, independiente de la de sus vecinos manchegos.
El pasado 17 de noviembre, con un autobús casi al completo, buena parte de los compañeros del Grupo de Cata Mediterráneo y amigos que decidieron participar en esta fantástica excursión, pasamos una jornada inolvidable conociendo de primera mano lo mejores vinos almanseños y la gastronomía de esta tierra. Y por cierto, conocimos lo más novedoso y rompedor, como es la cocina de MARALBA, con la creatividad por bandera y la tradición más vetusta con unos gazpachos manchegos exquisitos que nos almorzamos en HACIENDA EL ESPINO.
Nos comentaban los amigos que visitaron bodegas CASTAÑO en Yecla, que difícilmente superaríamos la visita del año pasado a dicha bodega, dado que nos trataron estupendamente; pues, ¡amigos! nuevamente hemos dado el campanazo y hemos conseguido que esta visita a Almansa sea muy difícil de olvidar, situando el listón demasiado alto, quizás, de cara a organizar nuevas visitas a bodegas el año próximo... ¡pero ea, bien sabéis que volveremos a preparar nuevas actividades de este tipo buscando sorprender de nuevo a la concurrencia!

HACIENDA EL ESPINO



La primera visita que realizamos fue a HACIENDA EL ESPINO, bodega que elabora el elegante Chardonnay 1707, tanto el joven como el que elaboran con fermentación en barrica. Paseamos por su extensa finca de 230 hectáreas. Paco Millán, su propietario, ha estado cultivando las tierras de Almansa durante más de una década. En 2002 construyó la bodega actual, con la vista puesta en elaborar vinos de calidad, con personalidad y respetando el “terroir”. Paco cultiva variedades como Merlot, Chardonnay, Tempranillo, Garnacha, Monastrell, Syrah, Cabernet Sauvignon, Pinot Noir, etc., sobre suelo constituido de roca caliza. La bodega está dotada de la última tecnología vinícola.
Durante el primer paseo en un sábado frío, conocimos otras actividades a las que Paco se dedica: la cría caballar, su olivar, etc. Tan pronto como fue posible fuimos casi desesperados a degustar unos riquísimos gazpachos manchegos, casi en silencio (por el hambre que había...) acompañados de un armonioso vino Centenario 2004, que nos sorprendió por su elegante rotundidad. Posteriormente visitamos las instalaciones de la bodega, finalizando con una cata dirigida por Antonio Arraez, enólogo asesor de la bodega.
Con Espino 1707, la bodega quiere recordar la contienda que se libró en Almansa el 25 de abril de 1707 entre las casas de Austria y los Borbones y cuyo desenlace marcó el devenir de esta tierra.
Catamos los vinos siguientes:
Chardonnay 1707 Joven 2007 (en Rama, con sus lías). En primicia pudimos catarlo, antes de ser filtrado y preparado para el embotellado final. Fragancia tropical en nariz, untuoso en boca.
Chardonnay 1707 Fermentado en Barricas 2006. Complejo vino blanco, muy goloso, con apuntes avainillados.
Syrah 2006. En nariz, predominando fruta negra, con notas especiadas.
Variedades 2004. Un coupage bien logrado, con notas torrefactas; taninos dulces.
Petit Verdot 2005. El que personalmente más disfruté; aromas agradables a huerta verde, mineralidad y con un amplísimo recorrido en boca.


BODEGAS PIQUERAS Y BODEGAS ALMANSEÑAS

Con el autobús nos trasladamos a BODEGAS PIQUERAS y BODEGAS ALMANSEÑAS, visitando sus instalaciones. Fuimos recibidos por Juan Pablo y por los responsables de Bodegas Almanseñas.
Las nuevas Bodegas Piqueras fueron inauguradas en el 2002 y cuentan con 7000 m2 de instalaciones entre las que destacan una nave de crianza de 1.500 m2 para 3000 barricas, con temperatura y humedad controladas, un nuevo equipo de vinificación y una gran sala para recepciones y catas. El objetivo marcado desde que se adquirieron las primeras barricas fue ofrecer vinos con una alta calidad aprovechando el potencial de las variedades de la zona. Tradicionalmente, BODEGAS PIQUERAS controla unas 500 Has. de viñedo pertenecientes a proveedores habituales, de las variedades Monastrell, Tempranillo y Garnacha Tintorera. Además en el año 2000 se adquirió una finca de 190 Has. en la que ya se han plantado las variedades : Cabernet Sauvignon, Syrah y Merlot.
En BODEGAS ALMANSEÑAS creen con honestidad y entusiasmo en Almansa y en sus vinos. Porque los de Almansa son grandes caldos pese a que, hasta hace bien poco, parecieran predestinados a poco más que a mejorar y colorear vinos de otras tierras. Pero en Bodegas Almanseñas estan convencidos de que los de Almansa pueden ser vinos excepcionales, con una calidad envidiable, porque el terruño, el clima y las variedades de la zona (el monastrell y la garnacha tintorera) tienen aún mucho que demostrar y demostrarnos. En Venta la Vega cuentan con 30 hectáreas de garnacha tintorera, 20 hectáreas de monastrell y 10 hectáreas de otras variedades (syrah, cabernet…). La edad media del viñedo es de 30 años.
Estos son los vinos catados en estas dos últimas bodegas visitadas:
Valcanto 2005 (Monastrell). Un vino estructurado con predominancia de aromas aciruelados.
Castillo de Almansa Reserva 2003 (Monastrell, Tempranillo, Garnacha Tintorera). Todo un clásico. Complejo en nariz, y muy equilibrado.
Huella de Adaras 2005. (Garnacha Tintorera, Monastrell y otras). Higos, sándalo y humus.
Vega de Adaras 2004 (Garnacha Tintorera, Monastrell y otras). Aromas tostados, minerales, especias... buena tanicidad y muy envolvente.
Adaras 2004 (Garnacha Tintorera). Espectacular; un vino mineral, con aromas a cacao, tostados y un sabor muy profundo, con postgusto largo. Lo mejor de esta cata final.

RESTAURANTE MARALBA

Para rematar una jornada inolvidable, nos trasladamos al restaurante MARALBA (c/ Violeta Parra, 5 02640 Almansa (Albacete), merecedor de diversas distinciones gastronómicas, entre otras, el segundo premio Concurso Gastronomía Castilla - La Mancha. Cocina manchega renovada y puesta al día en la que el producto y el sabor son las señas de identidad de la casa. Degustamos un menú compuesto de entrantes, cuatro platos y postre: Tapitas Sorpresa -Envoltini de vieira fresca con crema de calabaza - Timbal de foie gras con mango y mistela - Corvina con alcachofas - Milhojas de cochinillo con manzana - Delicia de chocolates de la casa. Platos, todos ellos, a la altura de un restaurante de categoría elaborados con una excelente materia prima; gran restaurante que animamos a que conozcáis si aún no habéis parado en Almansa de camino a Madrid. Los primeros platos del menú los maridamos con el magnífico Chardonnay 1707 (2006) y el Chardonnay 1707 Fermentado en Barricas (2005). Con el último plato degustamos Vega de Adaras (2004), que armonizó estupendamente con el cochinillo. Todos los presentes aplaudieron a los responsables de MARALBA, Cristina en sala y Franc, todo un artista, en cocina. Tras la sobremosa nos pusimos en camino de regreso a Alicante, medio dormidos con media sonrisa en el rostro, tras pasar estas horas tan agradables en la magnífica localidad de Almansa.

© Alberto Bermejo, 2007 - Grupo de Cata Mediterráneo (Club CAM – Alicante)



EXCURSIÓN A LA SERRA D’OLTA - GRUPO DE CATA MEDITERRÁNEO GRUPO SENDERISTA CAM - TELEMARK CLUB CAM - 11 NOVIEMBRE 2007


Como teníamos muchos saludos que repartir entre tantos compañeros, esta vez partimos algo tarde, media hora sobre el horario previsto. Hacía ya muy buen tiempo, con un sol resplandeciente que no defraudó a lo largo de toda la jornada. Para los que acudimos asiduamente a cada cita, el grupo era muy numeroso, alrededor de 50 personas de las tres secciones de catas, telemark y senderistas del club de empleados, todas dispuestas a gastar suelas durante algunos kilómetros.
Al fin, con total tranquilidad, tras una pequeña subida por el espeso pinar, entre cuyos claros y la leve bruma que ascendía del mar, se divisaba, majestuoso, como siempre, el Peñón de Ifach, llegamos a la Ermita Vella. Dedicada a San Francisco, es un hermoso lugar desde donde, en los días claros se puede divisar Ibiza y Formentera. La explanada de la ermita, muy bien acondicionada de bancos, mesas y techados de sombra, invitaba al primer bocado. Así lo hicimos, mientras algunos compañeros se adelantaban para ir preparando las brasas y los asados pertinentes. Paco quiere subir a la cima de l´Oltá y, bien informado, también se adelanta, pues su ruta será algo más larga y empinada.
Tras un pequeño paréntesis, seguimos por la pista forestal que rodea la Sierra. A poco, ya podemos divisar el Morro de Toix, donde la roca de estas sierras desciende, bruscamente hacia el mar. Al fondo la pequeña Manhattan que es Benidorm apunta sus geometrías de altas agujas entre la neblina, esparciéndose por el costado oeste de la Sierra Helada. Aquí mismo, a nuestros pies, las viejas salinas de Calpe siguen rebosando agua, tras las recientes lluvias torrenciales, lamiendo la península que da paso al Peñón. Los altos edificios que han ido creciendo imparables, parecen, ahora, la única barrera que separa la laguna del mar. A lo largo de la cara Oeste del macizo, mientras nos vamos acercando al Dit, iremos viendo más señales de los estragos ocasionados por las tormentas. En varios puntos de la pista y hasta la cantera de pórfidos, aparecen varios corrimientos de tierras que se han deslizado, invadiendo el camino. Pero la vegetación aparece rebosando frescura en estos días de otoño, sin apenas flores, y donde solo las del brezo y las minúsculas de los tomillos pintan por algunos lados.
Mientras, la vista se desplaza, inevitablemente, hacia las crestas de Bernia o hacia los barrancos donde las sierras se sumergen, para unirse todos, por debajo de la autopista, en el estrecho paso del Mascarat. Y bajamos, para volver a subir de nuevo, poco a poco, hasta que llegamos al pié de la cara norte de Oltá, donde comienza la Canal, característico y accidentado paso que nos devuelve, de nuevo hacia abajo, a la zona de acampada.
Se confirma la primera impresión que ya tuve en mi primera visita a esta sierra, la de un pequeño universo, donde se encuentra, en un espacio, que se me antoja breve, todo lo que uno puede desear de la montaña, haciéndose amable su recorrido, donde cuando te crees que estás cansado ya acabas de llegar.
Allí ya tenemos reservada la rotonda de cipreses y los chorizos, morcillas y longanizas ya se están asando en las parrillas, mientras comienza a correr el tinto Dominio de la Peseta, acompañado de sabrosas cocas de pimientos que nos saben a gloria. De grupo en grupo, las caras rebosan alegría y el tiempo pasa rápido entre animadas charlas.

Miguel Torres
Grupo Senderista CLUB CAM

Herramientas del blog


Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar