Blog de Eugenio Saenz

Pommard: ¿el “patito feo” de Borgoña?

Nueva cata del interesantísimo ciclo “Vinos de pueblo” de Borgoña que venimos desarrollando desde un tiempo ha en la Enoteca Barolo y de la mano de Luis Gutiérrez. Esta vez le tocó el turno a Pommard, uno de los dos principales pueblos tintos de una zona que ante todo es blanca, como es la Côte de Beune. Y si una de esos dos pueblos tintos, Volnay, está considerado como un auténtico representante de lo que debe ser el tipo estilístico ideal de la Pinot Noir por sus vinos elegantes, sedosos y voluptuosos, el otro, Pommard, sería algo así como el “patito feo” por sus vinos más austeros, poderosos, tánicos y terrosos. Dos pueblos cercanos y que nos ofrecen dos vertientes de la mejor pinot noir dentro del paraíso de la chardonnay.

Pommard es un pueblo pequeño de unos 560 habitantes situado entre Beune y Volnay y en sus aledaños hay 339 has de viñedos que forman parte de la segunda AOC más extensa de la Côte d’ Or, tras Beune. Dicha AOC se creó en 1927 y técnicamente permite el uso de un 15% de uva blanca en los vinos, práctica que está casi en desuso. Las 339 has de viñedo se encuentran divididas en 204 de villages y 135 de premier cru. Entre los viñedos villages hay una serie de ellos que pueden ser referenciados por su nombre y son los llamados “lieu-dits”. Y entre los premier crus, tenemos un total de 27 viñas siendo Les Epenots y su parte alta Clos des Epenots, además de Les Rugiens, los dos mejores según todos los expertos. No hay grand crus. La producción total es de aproximadamente 1.700.000 botellas. Los suelos son calizos, en especial en la parte norte, sin embargo en la parte sur hay un componente más argílico, otorgando a los suelos un aspecto más rojizo, siendo este componente responsable en parte del carácter más tánico de los vinos de este pueblo.

Los más importantes productores con bodega en el pueblo son nombres como Comte Armand y su Clos des Epeneaux, Jean-Marc Boillot, Domaine de Courcel, Michel Ganoux o Château de Pommard. Otros productores que elaboran grandes vinos en la AOC pero que no están ubicadas físicamente allí son De Montille o Michel Lafarge (con sede en Volnay), Pierre Morey o Coche-Dury (en Meursault) y lógicamente los grandes négociants, tipo Jadot o Pacalet.

Como también ha sido habitual en otras catas similares fueron 6 vinos los presentados, en este caso cuatro “villages”, dos de ellos partiendo de viñas con derecho de mención y dos premier crus. Vayamos con ello:

Domaine Chris Newman Pommard Vielles Vignes 2006

Domaine de creación relativamente reciente con sede en Beune y bajo la batuta de Chris Newman, hijo de un potentado empresario petrolero de Nueva Orleans. Los viñedos fueron adquiridos por su padre después de la segunda guerra mundial, algo que hoy en día sería del todo imposible debido al precio de las parcelas y al hecho de que, el poder ser considerados como bienes nacionales, el estado francés dispone de un derecho de veto. Su gama de viñas abarca zonas tan importantes como la propia Pommard o Beune, y poseen parcelas en Grand Crus tan prestigiosos como Mazis y Latricieres-Chambertin o el mismísimo Bonnes-Mares.

El estilo puede ser considerado como más bien moderno, practicando una viticultura orgánica, crianzas en barricas nuevas y embotellados sin clarificados ni filtrados. El vino que nos ocupa es una selección de viñedos “villages”, cuya edad no se especifica, ya sabemos que esto de las viñas viejas es siempre muy relativo. Lo cierto es que el vino está bien, es correcto, se muestra noble y fácil de beber pero le encontramos un tanto carente del carácter que siempre esperamos de un Pommard, falta estructura, falta garra, falta tanino, falta “mala leche”. Correcto sin más. A ver si algún día catamos sus grandes viñedos, pues los precios de estos vinos están muy ajustados comparados con los de otros productores.

Philippe Pacalet Pommard 2007

Pacalet es un productor de esos que podemos definer como “polémicos”, pues su estilo de elaboración, bio y casi “natural”, no termina de sacar los resultados que muchas veces se esperan. Sobrino del recientemente fallecido Marcel Lapierre, tiene una larga carrera como elaborador, habiendo trabajado entre otros en Prierue-Roch, domaine propiedad de Henri Roch, copropietario de la Romaneé Conti y que trabajaba bajo los auspicios de los “vinos naturales”. Desde el año 99 discurre su carrera como négociant y elabora vinos en la Cote d’ Or, el Ródano y Beaujolais. Su bodega está en Beune y en su libro de estilo de vinificar figuran como principales premisas las maceraciones carbónicas y el no uso de sulfuroso.

Sus vinos, como este Pommard, tienen un estilo muy marcado, son muy exuberantes, muy intensos, frutales, con un toque quizá demasiado agresivo en boca, con ligeros verdores, no sé, hay que acostumbrarse a ellos y por supuesto que tienen sus seguidores. Quizá lo más criticable es que definen poco su origen, que resultan demasiado uniformes, algo que procediendo de Borgoña es un contrasentido. ¿Dónde está la presunta tipicidad de un Pommard? No la vemos.

JF Coche-Dury Pommard Les Vaumuriens 2007

Hablar de Jean François Coche-Dury es hablar de vino blanco, de la Borgoña blanca, de uno de sus mejores intérpretes. De su bodega situada en Meursault salen algunos de los vinos blancos más caros del mundo como su Perrieres o su Corton-Charlemagne, este último un oscuro objeto de deseo. El es ya la tercera generación de viticultores de una bodega que fundó su abuelo en los años 20 y que su padre amplió con la compra de parcelas en grandes viñas. Su estilo se basa en la calidad de la viña, muy vieja y de bajos rendimientos. En los tintos intenta seguir las mismas premisas con muy buenos resultados, aunque ni mucho menos alcanzan la fama de los blancos.

Este “lieu-dit” es un vino con mucho más carácter que los  anteriores, es un auténtico Pommard por su fuerza tánica y su estructura, pero siempre con la elegancia y redondez que esperamos de un pinot borgoñón. Un vino con mucho peso, serio y que tiene toda la pinta de que irá mejorando en la botella poco a poco. Quizá su principal problema es su precio, un tanto elevado a pesar de su buena calidad, indudablemente el nombre y el apellido que lleva tiene su peso. Muy bueno, pero puestos a tirar la casa por la ventana…preferimos sus Meursaults.

Domaine de Courcel Pommard 1er Cru “Grand Clos des Epenots” 2006

Productor de raigambre en la zona, donde lleva establecido muchos años (desde el siglo XVII), aunque hace relativamente poco que ha despuntado por su calidad. Poseen un total de 8 has en Pommard, de las cuales 5 son del viñedo Grand Clos des Epenots. La dirección está al cargo de Gilles de Courcel junto con los dos hijos de Jacky Confuron (de Confuron-Cotetidot). Suelen vinificar a partir de uva sin despalillar, lo cual le otorga un carácter siempre especial a los vinos. Y si bien Les Epenots es siempre su vino más conocido, su Rugiens siempre es señalado como su vino más destacable.           

Este Epenots es indudablemente un vino de gran calidad. Impecablemente elaborado, de enorme calidad, muy equilibrado, perfectamente balanceado entre lo que debe ser el carácter de Pommard y la elegancia de un gran pinot de la zona. Confirma la clase que van alcanzando los grandes vinos de este productor, que se encuentra en la actualidad en un momento especialmente dulce. Si se quiere saber lo que es y debe ser un auténtico Pommard, esta es siempre una elección segura.

Domaine de Montille Pommard 1er Cru “Rugiens” 2006

Hace un tiempo hablamos de este fabuloso Domaine que consideramos entre nuestros preferidos en la Borgoña actual, en especial cuando hablamos de la Côte de Beune. La familia De Montille está formada por destacados personajes del mundo financiero y político, de hecho Hubert es notario y su hijo Ettiene un importante financiero. Su bodega se encuentra en Volnay y es la casa de verano de la familia. Su colección de viñedos es amplia y en Pommard abarca pagos del nivel de Pezerolles, Epenots o Rugiens. Controlan igualmente otros domaines como Château de Puligny-Montrachet o Deux-Montille, la facción négociant de la familia. El estilo es más bien tradicional y suelen ser vinos de lento desarrollo, que mejoran y necesitan de años de botella.

Y cuando hablamos de un gran productor como De Montille y de un magnífico viñedo como Les Rugiens, quizá el más importante de Pommard, no cabe otra que hablar de un excelente vino. Aquí vemos todas las características que esperamos de un gran tinto de Borgoña, aderezadas por la fuerza vital intrínseca de un vino de esta AOC de la Côte de Beune. Fuerza vital, finura, amplitud, elegancia, equilibrio, todo ello, todo ello y mucho más se encuentra en nuestra copa. Siempre dicen que cuesta dar con un gran Borgoña, pero que cuando llegas a él te olvidas de todo lo demás. Y este es un caso. Un vino de muy altos vuelos.

Leroy Pommard Les Vignots 1981

Hablar de madame Leroy es hablar de uno de los mitos del vino mundial de todos los tiempos. Co-directora del Domaine de la Romanée-Conti y propietaria de un 25% del mismo, funda en 1988 su propio Domaine comprando parcelas en los viñedos más importantes de Borgoña. Las disputas internas la relevan de su cargo en DRC. Poco a poco va imponiendo su estilo, basado en la biodinámica más radical y los rendimientos microscópicos y sus vinos se cotizan a precios incluso más elevados que los del mismo DRC, llegando a ser auténticos símbolos del más alto nivel de calidad. Sus grand crus, entre los que se encuentran Corton-Charlemagne, Chambertin, Muisgny o Romanée-St-Vivant, son vinos que están entre los más grandes del mundo y desgraciadamente inalcazables para quienes todavía no hemos tenido la ocasión de catarlos. Igualmente disponen de una facción négociant, Maison Leroy, que igualmente produce vinos de gran calidad.

Este Pomamrd corresponde a esta última parte y procede un “lieu-dit” que actualmente forma parte del Domaine. Es un vino ya maduro, elegante, en la parte final de su consumo, sin mucho margen de evolución, con una nariz compleja y elegante y un paso por boca perfectamente balanceado y ligero, que sin duda resulta muy placentero. Comentábamos que los grandes vinos, con el paso del tiempo, van convergiendo en estas maravillas tan sumamente elegantes, en vinos que da gusto beber y disfrutar. Y este vino, a pesar de proceder de un modesto “villages”, ha aguatando el tiempo con clase y distinción.

Así pues una interesante cata de una zona que si bien está considerada como menor en Borgoña por sus vinos de marcado carácter tánico y terroso, lo cierto es que en manos de grandes elaboradores es capaz de ofrecernos vinos de una gran clase, elegancia y capacidad de envejecer. Los vinos están ahí. Simplemente hay que buscarlos, catarlos y disfrutarlos. ¡Y que viva la Borgoña!

Saludos,

Eugenio Sáenz de Miera Arnau

(EuSaenz)

(*) La fotografía del pueblo de Pommard y el plano vinícola de la AOC son de http://jockovino.com

  1. #1

    Jose_J

    Hola Eugenio.
    por curiosidad, por cuanto sale una cata de éstas(por persona) de borgoñas variados en la enoteca barolo?
    En Murcia no se organiza nada parecido, aunque cuando estaba trabajando en Madrid el problema era que salía de trabajar muy, muy tarde.

  2. #2

    EuSaenz

    en respuesta a Jose_J
    Ver mensaje de Jose_J

    Entre 45 y 55 pavos, depende del nivel de los vinos. En Barolo son a las 20:30, cuando cierran la tienda, por lo que siempre suele dar tiempo. El próximo mes toca Gevrey-Chambertin. Me están pareciendo muy interesantes, no solo por poder catar vinos por pueblos sino por contar con la presencia de Luis Gutiérrez, pocas personas en España conocen la Borgoña mejor que él.

    Saludos,
    Eugenio.

  3. #3

    J_de_Castro

    Eugenio,

    Gracias por el artículo.

    Muy interesante para conocer los Villages, unos vinos que sin ser los más reputados suelen ser los más asequibles, así que es todavía más oportuno tener información para poder elegir las opciones más interesantes.

    En mi opinión el problema es que la oferta que se puede encontrar en España de vinos de Borgoña es muy limitada: suelen ser los vinos de gama media-alta de las bodegas más conocidas a unos precios, a menudo, desorbitados y sin mucha coherencia con la calidad de la añada. Las pequeñas bodegas con vinos de gama baja no se atreven, y tampoco tienen mucho interés, la verdad, a entrar en un mercado como el español, con una gran oferta de vinos locales compitiendo en todos los rangos de precio y con unos costes de transporte y distribución, lógicamente, menores. Sin embargo, hay cositas muy interesantes en Borgoña, y en otras muchas zonas de Francia, para distribuidores avispados.

  4. #4

    EuSaenz

    en respuesta a J_de_Castro
    Ver mensaje de J_de_Castro

    Gracias a ti por leerme.

    Afortunadamente cada vez hay más distribuidores avispados que traen buenos productores de Borgoña, pequeños vignerons con productos de muy buen nivel y sin pasarse con lo precios. Vamos mejorando poco a poco.

    Saludos,
    Eugenio.

  5. #5

    Jose_J

    en respuesta a EuSaenz
    Ver mensaje de EuSaenz

    Es la mejor forma de poder catar borgoñas, con gente que la conoce perfectamente. Buenos precios los de las catas.
    Cuando trabajaba en Reuter sí que salía a buena hora(6 p.m.) y hubiera podido aprovechar las catas, pero la mayor parte del tiempo trabajé en Accenture, que antes de las 12 de la noche no salí casi ningún día.
    Saludos

  6. #6

    EuSaenz

    en respuesta a Jose_J
    Ver mensaje de Jose_J

    Jolines, Accenture…lagarto lagarto. Los tengo aquí al lado, jeje.

  7. #7

    Jose_J

    en respuesta a EuSaenz
    Ver mensaje de EuSaenz

    Sí, cuando mire donde estaba la enoteca Barolo ví que estaba "cerca" de la nueva sede de accenture y microsoft, entre otros.
    Saludos

  8. #8

    Vvidlan

    A esta finálmente no pude ir. Afortunadamente está habiendo muy buenas catas de vinos franceses en Madrid, con muy buen nivel, con personas que conocen la zona también a la perfección y que a mi me resultan más didácticos.

  9. #9

    EuSaenz

    en respuesta a Vvidlan
    Ver mensaje de Vvidlan

    Sí, la verdad es que entre Barolo, Latintorería, Lavinia, la UEC, Borgovins y algunos más, si tienes tiempo y afición hay mucho y bueno donde elegir. La verdad es que últimamente estamos coincidiendo en muchas y que siga así, claro. La semana que viene voy a la de Burdeos del 2001 en la UEC.

  10. #10

    Gondorff

    en respuesta a EuSaenz
    Ver mensaje de EuSaenz

    Hola Eugenio:
    De nuevo felicidades por tu blog, en el que todos aprendemos. Por cierto, ¿quiénes son los de "Borgovins"?, ¿tienen algún catálogo de lo que importan con tarifa?. También me gustaría saber si tienen tienda en Madrid, y si es así, y ya que estamos, que me recomiendes algún tinto borgoñón de hasta 70€, difícil de encontrar en otros sitios para esta noche, que me han entrado ganas.
    Mil gracias, y recibe un cordial saludo

  11. #11

    juanjus

    en respuesta a EuSaenz
    Ver mensaje de EuSaenz

    hola Eugenio,
    Un placer conocerte en persona el Lunes pasado, aunque como vistes estaba en plena "faena" y mucha gente, no pudimos conversar o catar juntos, he visto que te toca Gevrey próximamente, te sugiero, sin ánimo de obligación, el viñedo Lavaut Sant Jacques, incluso si hablas con la amiga que nos presentó, tienes una vertical estupenda del 06,07,08 de Confuron,...
    Ya me cuentas
    Saludos cordiales,

  12. #12

    EuSaenz

    en respuesta a Gondorff
    Ver mensaje de Gondorff

    Prueba por aquí:

    http://borgovinsl.wordpress.com/

    El amigo Iñaki es un verdadero apasionado de Borgoña y está haciendo un gran trabajo en la importación de los vinos de una serie de productores de gran interés.

    ¿Sobre 70 euros? Un Clos des Chenes de Lafarge, el domingo abrí un 2004 y aluciné. Un pedazo de Volnay.

    Saludos,
    Eugenio.

  13. #13

    EuSaenz

    en respuesta a juanjus
    Ver mensaje de juanjus

    No te preocupes, ya sé que estabas muy liado, a ver si nos vemos en otra ocasión con más calma. De Grvrey me encantan los vinos de Rousseau, no se me olvidan un Clos del Ruchottes y un Clos de la Roche ambos del 99. ¡Enormes! O su Lavaux St jaques o mejor todavía su Clos de St jaques.

    El de Confuron que me dices, es JJ Confuron o Confuron-Cotetidot?

    Por cierto, magnífico el Barolo Le Vigne 2006 de Sandrone, quizá el mejor tinto del otro día...

    Saludos,
    Eugenio.

  14. #14

    juanjus

    en respuesta a EuSaenz
    Ver mensaje de EuSaenz

    Gracias por entenderlo, la verdad me hubiese gustado más conversar y probar algo contigo. Hombre, Rousseau son palabras mayores!!!, he tenido pocas ocasiones de probarlo pero la verdad es de gran potencia y sabor concentrado.

    Si me referia a Confuron-Cotetidot. Pena que no te gustasen Los Mugnier que habían al lado, ahi discrepo a mi me pareció de lo mejor, la elegancia y finura de sus vinos, sin olvidar la persistencia de esas pequeñas gominolas de frambuesas y cerezas en boca, un derroche de perfeccionamiento,...

    Por supuesto Sandrone era algo increíble también y el 2002 espectacular, aunque me decantaba más por la Pinot,...

  15. #15

    Gondorff

    en respuesta a EuSaenz
    Ver mensaje de EuSaenz

    Muchas gracias por la recomendación. A ver si este fin de semana puedo comprarlo, y ya te cuento. Veo que Joseph Drouhin también elabora otro Clos de Chenes, aunque bastante más caro. Yo de Volnay, de 2005, probé hace poco un Premier Cru Cailleret de Domaine de la Pousse D'or, rico, rico.
    Recibe un cordial saludo

  16. #16

    EuSaenz

    en respuesta a Gondorff
    Ver mensaje de Gondorff

    Mi opinión: olvídate de Drouhin y píllate el Lafarge, no hay color.


Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar