Blog de Eugenio Saenz

François Chidaine, un mago de la chenin blanc

El curso superior del Loira, representado a través de sus dos principales zonas vinícolas, Anjou-Saumur y Turena, es el paraíso de la chenin blanc, una de nuestras uvas blancas preferidas. Originaria del valle de Anjou, es una variedad de racimos de medios a grandes y compactos, de baya pequeña y uniforme con epidermis verde-amarillenta, pulpa blanda y jugosa y cepas de elevado vigor. Enológicamente es muy versátil y se obtienen de ella tanto espumosos de buena acidez, como blancos secos afrutados y maduros, además de vinos semidulces y dulces muy equilibrados, aunque hay que prestar atención a su correcta maduración, ya que tiene un ciclo bastante largo. Suele igualmente aceptar bien las vinificaciones en madera.

Hoy hablaremos de un joven productor de Turena, François Chidaine, en cuyos vinos de las AOC Montlouis y Vouvray pudimos profundizar en detalle a través de una completa cata hace unos días en la Vinoteca La Fisna. François es un vigneron familiar que fundó su propia bodega en 1989 con vinos de Montlouis. Los primeros años fueron complicados y tras la retirada de su padre hereda sus parcelas y algunas de su tío, iniciando la conversión a biodinámica, proceso que completa en 2003. En la actualidad controla 20 has en Montlouis, 10,5 en Vouvray y 7 en la AOC Touraine. Junto con su esposa y su primo, posee una vinoteca llamada La Cave Insolite, situada en Montlouis. Su estilo se basa en una agricultura biodinámica (que por cierto, no menciona en las etiquetas), fermentaciones en barricas de 600 l y demi-muids nunca nuevos durante unos 6 meses y con levadura autóctona, siempre vinificando cada parcela por separado. No busca realizar malolácticas y las crianzas sobre lías suelen durar unos 11/12 meses en los propios demi-muids. Sus vinos muestran una chenin de gran tipismo, vinos que pueden parecer algo fofos y maduros en su juventud pero que a la hora de la verdad son definidos, delineados y con perspectivas de evolución, portadores de un estilo muy personal.

Antes de hablar de los vinos de la cata en sí, hay que comentar brevemente cómo han sido las últimas añadas en la zona, al menos las que tuvieron representación en la cata. La añada 2009 fue cálida y madura, generosa en cantidad y calidad, con vinos más inmediatos para beber. En cuanto a la 2010 tuvo un poco de todo, frío y sequía, hubo que seleccionar mucho, menos cantidad pero mucha calidad, con vinos para guardar. 2011 fue un año seco, sin lluvias hasta julio y mucha lluvia a partir de ese momento. Se adelantó la cosecha y la uva sufrió un tanto, con granos pequeños y poco mosto pero con calidad. Vinos más inmediatos. En cuanto al 2012 está siendo realmente complicado  con heladas en abril, con lluvias continuas después, se retrasará mucho la vendimia. El propio François la señala como una añada francamente difícil.

Vamos a repasar los 9 vinos de la cata dividiéndolos en las dos zonas que la protagonizaron, primero los de Montlouis y después los de Vouvray.

 

Montlouis-sur-loire

Una AOC  que ha vivido un poco a la sombra de Vouvray, sin embargo sus vinos poseen su propia identidad y no desmerecen en calidad con respecto a los de la AOC más conocida de la Turena. Chidaine es sin duda uno de los productores que más han trabajado en pos de prestigiar esta denominación. Fue fundada en 1938 con el nombre de Montlouis, pasando a denominase Montlouis-sur-Loire en 2002. Hablamos de unas 400 has de viñedo de chenin blanc que se reparten en tres comunas llamadas Montlouis-sur-loire, St Martin Le Beau y Lussault Sur Loire. Los suelos son de arcilla y arena con mezclas de pedernal y el clima es continental aunque influenciado por la notas oceánicas. Subsuelos de tiza calcárea.

François Chidaine Methode Traditionelle Brut

Como su propio nombre indica, se trata de un espumoso realizado por el método tradicional a partir de viñas jóvenes y un fruto maduro, con 12 meses de crianza en rimas y sin dosage. Se trata de un vino francamente interesante, con cierta complejidad y prestancia, frescura, acidez, ligereza, vino mineral, serio, muy gastronómico. Una magnífica alternativa como espumoso de calidad a un precio bastante ajustado, de lo mejor que hemos probado en este estilo en la zona.

François Chidaine Clos Habert 2009

Parcela de 3 has con viñas desde 25 hasta 60/80 años y suelos con arcilla y sílice. La uva se recoge en 4 pasadas y se vinifica como demi-sec, con unos 20 g/l de azúcar residual. En esta añada se muestra todavía un tanto falto de equilibrio, algo cerrado en nariz, que se va mostrando mineral y profunda con el aire, aunque en boca estaba un poco descompensado entre acidez y azúcar, curiosamente solo alcanzó los 11,7 g/l. Quizá fue el vino más flojo de la cata, pero parece una parcela con mucho potencial. Habrá que esperar al 2010.

François Chidaine Moelleux 2009

Se elabora solo en los años en los que se alcanza una perfecta madurez a partir de las parcelas Clos Renard y Les Epinais. Si la añada no es propicia, la uva se destina a Les Tuffeaux y Les Choisilles. Hay un 2% de la uva botrytizada. Con 5,18 g/l de acidez en sulfúrico y 40 g/l de azúcar residual, se trata de un vino francamente balanceado, maduro, complejo, herbáceo y balsámico en nariz y muy agradable en boca, con acidez y sabor, un paso redondo y con finura y un final frutal y mineral donde destaca ese dulzor contenido y perfectamente integrado que hace de este vino una delicia. Para tomar ahora y también para guardar, ya que es un vino que mejorará.

Además de estos vinos, François elabora en la AOC otros como Les Bournais (calizo, seco, más cercano a los vinos de Vouvray), Clos du Breuil (seco), Les Choisilles (viña vieja, vino seco y de guarda), Les Tuffaux (mezcla de parcelas, viña vieja, entre seco y semi-seco) y Les Lys “selection de grains nobles” (un moelleux de uva con botrytis en años propicios)

Vouvray

La AOC más conocida de la Turena abarca 2000 has de viñedo, con una tipología edafológica más diversa que la de Montlouis, suelos de calizas y arcillas, sílices y subsuelos de sustratos calizos. Está dividida en 8 comunas y se constituyó como denominación en 1936. Produce un 55% de vinos espumosos. De esta zona catamos 6 vinos que vamos a repasar.

François Chidaine Petillant Naturel 2009

Un vino cuya burbuja es natural y cuyo método de elaboración es ancestral. El carbónico procede de la primera y única fermentación y no hay licores ni de tirage ni de expedición. Partimos de una vendimia madura y con buenos grados de azúcares, cortando la fermentación reduciendo la temperatura y procediendo al embotellado en ese instante. Las crianzas duran un mínimo de 9 meses y se degüellan.

Este vino nos parece francamente interesante. Es intenso, fresco, limpio, maduro en nariz y directo en boca, ligero y armónico, con acidez, frutal, muy agradable, un vino de aperitivo delicioso por su ligereza y redondez, lo catamos junto con el espumoso de Montlouis y no le desmerecía siendo diferente en estilo. Un vino para probar.

François Chidaine Les Argiles 2009

François Chidaine Les Argiles 2010

François Chidaine Les Argiles 2011

Minivertical de 3 añadas de Les Argiles, un vino procedente de varias parcelas que rodean el Clos Baudoin, con edades medias de 40 años. Suelos de componente más arcilloso, de ahí el nombre del vino, que siempre es seco, en torno a los 4 g/l de residual.

El 2009 se muestra algo cerrado, necesita de aire para expresarse, pero resulta frutal y herbáceo. Es seco en boca, con acidez y cierta profundidad,  bebible en estos momentos, redondo, muy rico. 2010 es tremendamente limpio y directo, menos frutal y más mineral que 2009, con acidez, largo, estructurado, pura expresión de lo que es una chenin. Por último, 2011 está más cerrado y apretado, menos expresivo, con una acidez muy marcada, fino, con todo su desarrollo pendiente. Un gran vino este Les Argiles, una perfecta muestra de lo que debe ser una chenin blanc seca de Vouvray, muy recomendable.

François Chidaine Clos Baudoin 2009

François Chidaine Clos Baudoin 2010

Si existiera una clasificación de viñedos en Turena el estilo de Borgoña, no cabe duda de que Clos Baudoin figuraría como uno de los más prestigiosos Grand Cru. Este viñedo perteneció a Philippe Poniatowski, descendiente de la última familia real polaca y fue comprado por su abuelo, un prestigioso empresario. Producía un vino llamado “Aigle blanc” que era una mezcla de parcelas (incluyendo los famosos Le Mont y Le Haut Lieu), además del Clos en exclusiva, con excelentes resultados hasta que en 1997, la contratación de un mal gestor hizo que el nivel de los vinos bajase un tanto. Todos estos factores y la ausencia de herederos, forzaron el traspaso del viñedo y lo confió a François, que durante 5 años lo explotó entregando parte de los vinos al propio Philippe y a partir de ese tiempo ya sería único dueño. Durante este periodo, François ha recuperado la legendaria calidad de los vinos que produce.

Ambos vinos demuestran su enorme clase y son muestras de auténticas chenin de su zona vinificadas en seco. 2009 es muy mineral, menos frutal, ligeramente ahumado, seco en boca, con una magnífica acidez, todavía por desarrollar, muy serio. 2010 está más cerrado, es muy profundo, algo discreto, necesita de tiempo en botella y se le nota un poco más de residual final, puede que llegue más lejos que el anterior pero requiere de más tiempo. Con respecto a Les Argiles lo cierto es que ambos vinos muestran una gran calidad, vinos de gran expresión de terruño, con pequeños matices que los diferencian pero marcados por el sello personal de uno de los mejores productores de toda la ribera del Loira.

Hace ya un tiempo que descubrimos los vinos de François Chidaine y ya los teníamos anotados como magníficas referencias, pero nunca habíamos catado 9 de ellos en una sesión, algo que nos ha ayudado a confirmar a este productor como una auténtica referencia en Turena, como un productor en claro ascenso, como un mago de la chenin blanc, una de las uvas blancas que más nos atraen. Este productor dará todavía mucho que hablar en los próximos tiempos, además con una ventaja especial y es que sus vinos, al igual que los de algún otro productor de gran prestigio de la comarca, se pueden adquirir a precios muy ajustados si tenemos en cuenta su calidad y que van desde los 15 euros del Petillant Naturel hasta los 26 del Moelleaux, por lo que hablamos de vinos con una excelente RCP. El Loira en general y Turena en particular continúan siendo un paraíso en este aspecto y ojalá que siga así por mucho tiempo.

Así pues, anoten este nombre en su agenda: François Chidaine. Si les gusta la chenin blanc, no duden que estamos ante un mago. Y si quieren probar blancos con un enorme carácter, no quedarán decepcionados.

Un saludo,

Eugenio Sáenz de Miera Arnau.

(EuSaenz)

(*) La imagen del racimo de chenin blanc es de http://en.wikipedia.org

(**) El mapa vinícola del Loira es de http://www.terroir-france.com

(***) La fotografía del Clos Baudoin es de http://www.beauneimports.com

 

  1. #1

    Liron

    Este verano he leído un par de artículos sobre Vouvray y me gustaría catar alguno. Desde Murcia es muy difícil conseguirlos, imagino que en alguna de las tiendas de Madrid o Barcelona que tienen tienda online.
    Por cierto Eugenio, ¿para cuando un post con uno de tus homenajes tanto en casa como en algún restaurante? Se me ponen los dientes tan largos que después de leerte siempre organizo algo con mi mujer y mi cuñao y nos damos una buena cena en nuestra casa de campo. Jeje.
    Un saludo.

  2. #2

    EuSaenz

    en respuesta a Liron
    Ver mensaje de Liron

    En Madrid tienes vinos de la zona tanto en la propia Fisna como en Lavinia o Barolo, también en diversos restaurantes, además de Chidaine son impresionantes los clásicos Huet o Phlippe Foreau. Sobre homenajes el último fue en septiembre en El Padre con muy buenos vinos, puse comentario en la sección de restaurantes pero nada en el blog. Cada vez ando peor de tiempo, pero ese mes quiero ir a Coque y algo escribiré. El sábado pasado una amiga preparó un cocido madrileño y llevé yo los vinos (Parxet Titiana 09, Edetaria blanco 08 y Beryna 05), tampoco he puesto nada porque fue algo más festivo…de hecho terminamos la juerga a las 8am del domingo….

    Un saludo,
    Eugenio.

  3. #3

    Jose_J

    en respuesta a Liron
    Ver mensaje de Liron

    Puedes comprarlos a Iñaki Legorburu(La Fisna) y te los envían a Murcia. Yo suelo comprarles buenos borgoñas "genéricos", pero en el último también compré un Chidaine Clos Baudin.
    Un saludo.

  4. #4

    pask

    en respuesta a Liron
    Ver mensaje de Liron

    Buenas

    Puedes comprarlo en vila viniteca. Estuve en montluis y en su tienda hace 2 años. Diria ademas que su pareja/mujer es de murcia(jumilla) y que tiene alguna actividad por la zona.

    Me encantaron sus elaboraciones y sigo comprandolas, grandes productos.

  5. #5

    Josep_Gallego

    Buena cata y crónica. Hace años que los vinos de Chidane son una referencia cuando hablamos de Chenin y además a un precio bastante equilibrado. Gracias

  6. #6

    EuSaenz

    en respuesta a Josep_Gallego
    Ver mensaje de Josep_Gallego

    Gracias Josep, siempre me trae buenos recuerdos mi época de blogger (esta entrada es de 2012) y estuvo muy bien aquella cata de Chidaine en La Fisna. Un gran productor sin duda.

    Un saludo,
    Eugenio.

Herramientas del blog


Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar