El joven Baco

Vacaciones y el vino de Baleares

Cuando llegué a casa tras mi último viaje por La Toscana mi vida volvió a ser la misma de siempre. Trabajo, cenas, vino, más vino y juergas varias. Pero bueno, la verdad es que no han habido muchas novedades de lo que podemos considerar realmente importante, es decir, amores y/o nuevos flechazos. ¿Qué por qué? Pues básicamente porque yo no estoy dispuesta a aguantar más tonterías y porque estoy harta de que me regalen ramos de flores y bombones sin parar. En fin, que tengo una paciencia infinita.

 

Sin hombres, pero con vino por favor

Así que por ese motivo, ¡y no por ningún otro!, han brillado por su ausencia. Y oye, mejor, mucho mejor así. Menos distracciones porque de esta manera no me marean en mi ardua tarea del conocimiento de los vinos; pues entre catas, eventos, comidas maridadas y la euforia que demuestro en cada uno de los brindis finales de las cenas ya tengo bastante trabajo.

Como ya sabéis he nacido para catar vinos y perderme en el mundo del enoturismo y, dado el porte que tengo y las armas de mujer con las que nací, creo sinceramente que todo va a cambiar (aunque no me hace ninguna falta) con las próximas vacaciones, ¡qué ya las tengo a la vuelta de la esquina!

Veréis este año me escapo con unas amigas a una isla pequeña, sí bastante pequeña, que no desierta (eso no lo podría soportar). ¿A qué no sabéis dónde me voy? ¡A Formentera!

 

Playa Formentera 
Playa de Formentera

El Mediterráneo: la cuna de la vitivinicultura

Formentera, ese pequeño trocito de tierra del Mediterráneo me espera con las manos abiertas y con un montón de copas de cristal dispuestas a que se llenen de un buen vino balear. ¿Vino de Baleares? Sí, yo también me hice esa misma pregunta. 

Al principio me dije a mí misma que en las islas no había vino ya que está plagada de playas de tierra blanca y trozos de mar “azulito claro”, y claro, no pegan mucho las cepas con un paisaje tan paradisiaco, ¿no? Pero, estamos hablando del Mediterráneo, una zona privilegiada donde las haya, que consta de un largo currículum en todo lo que respecta al cultivo de viñedos y a los restos arqueológicos vitivinícolas que demuestran, por goleada, la arraigada tradición vinícola que estaba instaurada en las personas que vivían en todo el Arco Mediterráneo.

Resulta que Formentera está ahí, enraizada en el cálido mar Mediterráneo, y claro, si hay árboles e higueras, también debe haber cepas, ¿O no? Es pura lógica. Así que poco a poco fui investigando y vi que sí elaboran vino, poco, pero sí que hay. De todas formas, aunque haya poca cosa, con mi imaginación y los grandes dotes de winelover que me caracterizan, me imagino lo que puede ser una cata de vinos baleares en un idílico escenario con el mar de fondo y bajo la ténue luz del sol al atardecer. ¡Es que voy a flipar! Por poner un ejemplo, creo que la isla de Espalmador sería un buen lugar para catar, brindar, y cómo no, beber un buen vino de Baleares. Sí, sí. Os enseñaré las fotos, tranquilidad.

 

Sombrillas en la playa
Sombrillas en la playa

Me han hablado de algunos vinos de las Islas como por ejemplo ÀN de la Bodega Ànima Negra, Gallines i Foques o el vino de la Bodega 4 Kilos. Todos estos vinos son de Mallorca pero espero encontrar alguno de la propia tierra de Formentera porque ya que voy a estar allí pues sería lo idóneo, ¿no? Leyendo por internet he encontrado este vino: Cap de Barbaria, un vino tinto que tiene pinta de ser bueno y no parece muy caro, creo que lo probaré. Hasta el momento he encontrado sólo dos bodegas, Cap de Babaria y Terramoll, como son pocas iré a visitarlas sin falta.

 

¿Cómo será el vino balear?

Volviendo al vino balear, el tinto me lo imagino cálido, con sabor a mar, oscuro y profundo como el alma del mar mediterráneo. Fantaseo con las cepas, y sospecho que son pequeñas por su escasa cantidad de agua, las uvas deben ser dulces, sabrosas y suculentas, maduras e incluso algún matiz que recuerde a los higos que rondan por los caminos que llevan a las playas. Todo está en mi mente, pronto llegará la hora de saber si voy bien encaminada. ¡Qué ganas tengo de llegar!

¿Y cuáles son las variedades que más utilizan en baleares?

Se cultivan las dos clases, tintas y blancas. Aquí os pongo las que más suelen cultivarse.

Variedades tintas: Manto negro, Callet, Gargollassa, Cabernet sauvignon, Fogoneu, Merlot, Monastrell, Syrah, Tempranillo y Pinot noir.

Variedades blancas: Prensal (moll), Chardonnay, Macabeo, Malvasía, Moscatel de Alejandría, Moscatel de grano menudo, Parellada, Riesling, Sauvignon blanc.

Viñedo
Viñedo

Lo que hace la ilusión; ni siquiera he probado el vino balear, y ya me gusta y todo. ¡Si es que no hay nada como ir predispuesta a algo! Creo que el Manto negro me a encantar, el nombre ya me gusta aunque quizá no guarde mucha relación con la idea de los vinos baleares que tengo en la cabeza. Pero bueno, qué más da. La cuestión es probarlo y disfrutarlo.

En los tiempos que vivimos hay que aprender a proyectar y estoy convencida de que a base de forzar y visualizar las cosas podemos hacer que las cosas nos salgan mejor. Así que yo lo tengo bastante claro: vino de baleares, mar y un apuesto hombre que me llene la copa cada vez que se vacíe, sí, lo sé, reniego de ellos pero no puedo dejar de pensar en mi príncipe azul, tan azul como el mar Mediterráneo.

Sin ir más lejos estoy proyectado seriamente mi tipazo y mi nuevo noviazgo isleño. Para ello, he empezado el régimen (para caber bien en el bikini aunque el vino sigue formando parte de mis menús diarios) y estoy convencida de que será la forma más segura de que mi visita en la isla deje huella.

Ya os contaré mi viaje a la vuelta y os diré si el vino de baleares es como me lo imagino: si encuentro el pino, la higuera, la sequedad que da calor del sol y el monte bajo que lleva a los turistas -como yo- a las playas más bonitas os lo haré saber sin falta. Y si no, también. 

¡Hasta la próxima! Os contaré mis aventuras a la vuelta. 
 

  1. #1

    Ralfilauren

    ¡Esperemos que te lo pases bien en nuestras islas! yo soy de Mallorca, en primer lugar en Formentera solo conozco las dos bodegas que tu citas, no puedo añadir nombres, por proximidad es interesante y supongo que será facil encontrar vinos de la vecina Ibiza, a destacar las bodegas Can Rich, Can Maymó, Sa Cova y Ibizkus Wines. Como curiosidad decir que la Monastrell es considerada uva autóctona en ambas islas y no en Mallorca ni Menorca (aunque esté autorizada) lo que nos demuestra la importancia de la comunicación marítima en el pasado y el gran contacto de las pitiusas con el levante peninsular.
    En Ibiza y Formentera tiran mucho de rosado, una gran parte de su producción está destinada a este tipo de vino que va perfecto para el calor, aguas cristalinas...
    Como haces referencia al vino de las Islas Baleares en general te recomiendo que pruebes algo de Menorca también, Binifadet, Binitord... pero sobretodo quiero hacerte dos recomendaciones de vinos de Mallorca.
    En cuanto a tintos hay dos DO, Binissalem y Pla i Llevant, hay muchos vinos fuera de DO espectaculares o sea que no te ciñas a los de la DO. En la zona de Binissalem domina la Mantonegro, dicen que tiene sus similitudes con la Garnacha, o sea que si eres garnachera te va a molar, mucha fruta madura, regaliz en nariz... te recomiendo el vino "Desconfío de la gente que no bebe" de las Bodegas Ribas. Seguimos con tintos, en la zona de Pla i Llevant, sobretodo en Felanitx, la reina es la Callet, una uva muy delicada, sutil, especial... los mejores exponentes son los que has citado 4 Kilos y AN, pero hay más... Miquel y Toni Gelabert, Armero Adrover, Vi d'Auba...
    La uva Fogoneu y Fogoneu Francès practicamente solo se utiliza para coupages o ensanblajes.
    La Gorgollassa, una uva recuperada, también muy delicada como la Callet, puedes encontrar cosas interesantes como la de Can Majoral, Galmés i Ribot, el vino Sibila de Can Xanet...
    A parte de aquí, sucedaneos con variedades francesas están bien pero yo te recomiendo que te decidas por variedades más locales.
    El gran salto de calidad para mí está en los blancos, creo que hemos encontrado nuestra piedra angular, no has citado la variedad Giró Ros, esta se autorizó hace pocos años juntamente con la Gorgollassa, después de varios años de burocracia...
    Me tiene enamorado, en coupeage o ensamblaje con la Premsal, sola... A destacar la de Can Majoral, en Galmés i Ribot también la trabajan muy bien, Miquel y Toni Gelabert, un vino llamado QBQ de Miquel Oliver...
    Si te mola el rollo natural, vinos diferentes... no te puedes perder los vinos de Eloi Cedo y su proyecto Sistema Vinari, su emblemático Cható Paquita.
    En general, busca, prueba, disfruta, relajate, refrescate en aguas cristalinas... y si surge el amor, que surja...

  2. #2

    Tempranilla Jones

    en respuesta a Ralfilauren
    Ver mensaje de Ralfilauren

    ¡Gracias por tanta información! Pues ¿sabes qué? No probé ningún rosado, si lo llego a saber antes.

    Estoy empezando en esto del vino pero las garnachas me gustan, y mucho. ¿Realmente se parece a la Mantonegro? ¡Entonces será una maravilla!

    Verás, probé Merluzo blanco, con uvas merlot vinificadas como si fuera blanc de noir. Me gustó pero no era para tirar cohetes. ¡Pero genial, lo chulo es ir probando cosas diferentes!

    También probé "Desconfío" me gustó mucho, caro, carísimo pero bueno.

    Por lo que veo, he de pasar mucho más tiempo libre por las islas. ¡Están llenas de sorpresas y de italianos! Jajajaja.

    ¡Saludos!

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar