Malditos Camaradas

Voy a beber un vino canario

  Una de las emociones supremas de un vino es el alucinante "flashback" que te produce su precio    (no   en este caso del ejemplo pero podría ser tambien, no le quitemos protagonismo) y, sin pretensiones   didácticas, su capacidad de conmover con fuerza porque es un vino bien hecho.

 

  De aquí o de allá, no importa, trae su caracter racial de vino de zoma, parcela, territorio, pago o cascajos, la cuestión es que para ciertos vinos despues de haber seguido la trayectoria de muchos comentaristas y amigos del buen beber hay como una zona nebulosa, obtusa, opaca o de poca convicción a la hora de definirlos. Como un miedo escénico. Un pánico abierto. Sin rasgar la cortina.

No pasa nada. Su origen tambien está en la biblia.

 

  Despues de una tonga de tintilla y negramoll pongamos que cuando abrimos esta botella  (tempranillo) todo me pareció exótico, raro, diferente, una uva rioja o ribera rara y exotica con esas cerezas guindas de aspecto para vivir envasadas.

Cuando menos curioso es otra frase. Pongamos que hasta le añadimos el cassis. Y si vamos a lo mineral ya tenemos el volcán echando humo.

 

No te digo nada si es una shiraz o syrah. La rebelión de los clásicos o sus maestros pueden engolar teorias y postureos que asustan al aficionado y hasta nos facilitan viejísimas teorias de arrivadas y fardos por la borda hasta cubrir el muelle de una alfombra de hollejos para descubrir el big ban de todas las cepas.

 

Asi que me imagino comentando este vino del ejemplo como una rareza, una incrustación en tierra de nadie, una parcela insólita, unos matices que ya he captado en otras ocasiones o que me preparo para seguir durante 35mil copas más disfrutando del mismo y repetido sabor a exótico y raro, cuando menos curioso.

 

May darling Clementine” (John Ford) un film psicológico más que épico. Para pasar la tarde con el gran maestro.

 

  1. #1

    EduardoM-Pons

    Magnífico y muy personal vino, como para mí todos los de Mariano, pero esos VS es difícil superarlos, salvo cuando lo mineral de su "hermano ¿mayor?" de una buena añada hace encender todo Timanfaya.
    Encantado de volver a leerte por aquí.
    Saludos

  2. #2

    PedroCarroquino

    en respuesta a EduardoM-Pons
    Ver mensaje de EduardoM-Pons

    Desde luego, muy exótico dentro de su rareza. Es cuestión de habituarse a Castilla.
    Yo tambien me alegro me comentes. Saludos


Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar