El Alma del Vino

Vouette & sorbée fidèle champagne extra brut.



Un brut non dosé, coupage de chardonnay y pinot noir, afianzado en la muy sublime condición de Agricultura biológica. El espumoso Vouette&Sorbée Fidèle Extra Brut elaborado por la bodega propiedad de Bertrand y Hélène Gautherot llega hasta mi presencia con la difícil argumentación de estar considerado como un alumno aventajado de la escuela Selosse. Fermentación natural a través de las levaduras del viñedo y la pruina de la uva, todo natural amigos mios. De hecho Gautherot presume desde 1998 de no permitir la entrada en su bodega de materiales, productos ó ingredientes no naturales. Maloláctica eso sí, pero sin clarificación y dosaje.
Su descorche tuvo las siguientes conclusiones personales :

Color amarillo dorado brillante, con rosario abundante de burbujas pequeñas. Nariz que comienza mostrando recuerdos de pan de molde, pastelería y flores blancas. Se hace intensa la presencia olfativa panificadora. Para algunos de los presentes, incluso excesiva como si fuera un defecto. Yo lo he considerado propiedad pura del espumoso, más que defecto virtud. Si te gusta bien, de lo contrario buscar algo mejor. Demuestra pureza, un golpe contundente, preciso y precioso. Retiro y vuelvo a la carga tras remover la copa. En segundo combate me llena la nariz de ahumados y minerales. Como si estuviera delante de una trucha sahumada. Y por detrás piedra, roca, granito. Comienzo a intuir que es un champaña que precisa tiempo para completar su capacidad expresiva. Nada de flechazos a primera vista. Hay que conocerlo a fondo para enamorarse. En poco menos de seis minutos pasa del pan de pueblo recién horneado, del brioche y la mantequilla confitera a la tierra que vió nacer a las uvas.
Ya en boca se muestra muy estructurado, potente y pleno de sensaciones. Intensidad cremosa en el recorrido, mantiene un golpe certero a pan y mantequilla, que va dejando paso en un peldaño posterior a fruta blanca y almendra. El golpe carbónico es amable, nada de trombas. Acidez bien integrada. Persistencia. En su epílogo descubro notas de cítricos, tal vez piel de naranja; que van abriéndose hasta alcanzar el climax con un mineral que recuerda a la tierra limpia y que pone la guinda final a una delirante montaña rusa.
Sólo un consejo : si tienen delante una botella de este champaña no la abran cualquier día. Esperen a estar tranquilos, tomense su tiempo y cojan papel y lápiz para apuntar todo lo que les vaya surgiendo. Puede que incluso lleguen a escribir un poema sin darse cuenta.
Muy recomendable.


"La comida es la parte material de la alimentación; el vino, la parte espiritual" (Alejandro Dumas).
Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar