Federico Paternina Gran Reserva 1970

Vino Federico Paternina Gran Reserva 1970

Puntuación del vino
Puntuación sobre 100:
95
Puntuación Media:
9,1
Calidad-precio:
-

Bodega: Bodegas Federico Paternina
D.O./Zona: D.O.Ca Rioja
País: España
Tipo de vino: Tinto
Crianza: Con crianza
Precio aproximado: Desconocido
Descripción
Otros vinos catados de esta bodega

2 Opiniones de Federico Paternina Gran Reserva

De color rubí amarronado de capa media-baja, clarísimo, con sensación de gran evolución. Reflejos atejados, ambarinos y cobrizos pero sin mucho brillo, mate. Hay un finísimo granulado en suspensión que no acaba de precipitarse. Borde amplio, teja.

Se confirma la impresión inicial de que estamos ante un vino ya bastante evolucionado. Aromas iniciales de media intensidad que traen licorosos y un tímido enranciado, medicamentoso, con notas de bálsamo, duelas envinadas, establo y un discreto fondo de cueros, casi animal. Respira lentamente, sin prisas, sacándose los años de encima. Aumenta en suavidad, salen cremosos, nuez moscada y un recuerdo de hojas de mate y piel de naranja. Hay cada vez más apuntes de hierbas aromáticas, té de roca, hojas secas. Lleno de detalles aunque algo castido por los años. Nada molesto en su conjunto pero curioso.

En boca nos encontramos lo mejor. Fresco, acídulo, nervioso, dotado de una acidez intensa que matiza ese posible exceso de dulcedumbre, muy al estilo de los viejos Paternina. Hay un rastro de vainilla que se suma a la fruta roja reducida y a los amargosos. Se bebe con mucho placer. Hay más botellas así que seguiremos su pista. Buen vino!!!

Más información del vino: http://vinosclasicos.blogspot.com.es/2014/11/paternina-1970-gran-reserva.html

Siguiendo con nuestro "flash back" por el mundo viejuno de los Riojas hoy nos hemos topado con este Paternina. Nombre indisolublemente asociado a los albures de la industria del vino en este país.

Etiqueta amarilla botella nº655305.

Al abrirlo, encontramos un vino de color evolucionado, marrones, ocres, ribete transparente y capa media de aspecto limpio. Irisaciones cobrizas.

En nariz, aparecen olores a rebotica, licorosos, chuches de fresa ácida, ahumados, ceniza y algo de cueros.

En la fase gustativa nos llama la atención esa acidez tan característica de los Riojas de esta época.Cuerpo ligero, vivaz, con un suave amargor muy agradable, con mucha definición y excelente permanencia. Personalidad por los cuatro costados, integración plena, recuerdos de fruta roja sin madurar y ... excelente "bouquet".

Lástima del posterior devenir que sufrió esta bodega

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar