Conde de los Andes Gran Reserva 1964

Vino Conde de los Andes Gran Reserva 1964

Puntuación del vino
Puntuación sobre 100:
90
Puntuación Media:
8,0
Calidad-precio:
-

Bodega: Bodegas Federico Paternina
D.O./Zona: D.O.Ca Rioja
País: España
Tipo de vino: Tinto
Graduación (vol): 12º%
Varietales: Inmensa Mayoría de Tempranillo, pudiendo tener Mazuelo y Graciano.
Precio aproximado: Desconocido
Descripción
Otros vinos catados de esta bodega

Elaboración: Minimo de 36 meses en barrica de roble.

Varietales: Inmensa Mayoría de Tempranillo, pudiendo tener Mazuelo y Graciano.

4 Opiniones de Conde de los Andes Gran Reserva

La nariz me pareció rara al principio, muy húmeda, sucia, se despeja con el tiempo.
Flores secas, madera vieja, hongos...
En boca me parece delicioso, vigoroso aún en las primeras sensaciones, con buena estructura de entrada aunque no se prolonga demasiado en el tiempo. Bien con unas codornices escabechadas...

La última botella y como casi siempre suele ocurrir es la mejor.
En nariz la intensidad es mediana, el dominio de la madera vieja es total, aunque aquí con el cuero y los tabacos, aparece un pelin de fruta confitada, también especias.
En boca es muy suave, paso de boca con buen equilibrio, aunque con poco cuerpo, retronasal dominado por las maderas y final con persistencia a "más de lo mismo".
El mejor de todos los decrépitos del 64.

Dos botellas más bebidas y sigue predominando absolutamente los aromas terciarios y a maderas viejas, total falta de frutas.
En boca muy decaido, sin cuerpo, sólo con retronasal a terciarios y a madera, toques especiados.
Ya digo más abajo que no me gusta este tipo de vino.

He catado varias botellas de este vino, ya que lo compre a buen precio en un pueblo de Cadiz, por los años 90.

Color rubí muy atejado.
Aroma de mediana intensidad claramente a terciarios (cueros, tabacos..), las maderas viejas estan muy presentes, toques de ebanistería, especias y muy tenuamente un pelin frutal.
En boca es suave, paso de boca muy aterciopelado, con signos de declive total, recuerdos de cueros, tabacos, especias y claramente madera vieja, ningun signo frutal en boca, final con cierta persistencia.
Una pena que este vino me costará 10.000 ptas. de los años 90 una botella.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar