Victorino 2007
Vino Victorino 2007
FICHA TÉCNICA
Bodega
D.O./Zona
Pais:
España
Tipo de Vino:
Tinto
Graduación (vol):
14,50%
Varietales:
Tinta de Toro
Precio aproximado
Precio Aprox:
De 30 a 49,9 €
PUNTUACIÓN
Nota de cata NOTA MEDIA:
8.98
/
95
Nota de cata CALIDAD-PRECIO:
6,8
Opiniones de Victorino
OPINIONES
29

Rojo picota de ribete en transición al granate con dominio aún del violáceo, capa alta

Intensidad media alta, notas terrosas predominantes con fruta negra y madera ensamblada perfectamente. Moviendo aparecen los balsámicos con terruño por encima.

Boca madura, con potencia, estructura, amable y sedoso, inicio licorosidad, buen volumen, rugosidad mineral, muy largo y bastante juvenil aún en boca. Tanino suave y dulce. El terruño se nota mucho.

finiquito mis existencias, por lo menos eso es lo que creo, de este vino en esta añada.

Sigue teniendo una nariz con cierta complejidad y bastante agradable.¡En boca es más suavito y más redondo, todo el conjunto sobresaliente y muy bebible.

Vino fácil de beber y con mucha sapidez, atractivo y con muy buena RCP.

Color picota intenso de capa alta. Lágrima densa que tiñe copa.
Intensidad media-alta en nariz, fruta negra madura, regaliz, pimienta, balsámicos.
En boca correcto sin llamar la atención. Guardaba mejor recuerdo de otras añadas, y quizás el único fallo fue abrirlo pocos dias después de un Alabaster (el cual si me dio la talla).

Segunda botella que abro y sigue sin convencerme, excelente en nariz,ricos lacteos,fruta negra/roja madura,finos tostados un punto mineral...pero en boca esta descompensado a mi juicio, le falta fruta y le sobra contundencia.

Una lastima,la botella que me queda al dejare en el fondo de la cava hasta sabe dios cuando.

Unos meses después, no me ha resultado tan magnífico como en la última cata. O quizás sí , pero solo en partes no en conjunto. Potencia, ahora fina tanicidad, marcada acidez, leves cremosos, pero tanto en nariz como en boca con cierta irregularidad sin sensación de coherencia. En boca me resultó casi desconcertante, con una acidez saltona que marcaba en exceso, sin demasiada profundidad frutal. habrá que probar otra

En su momento justo. Toda la potencia Eguren en Toro, domada , equilibrada, integrada y sin pérdidas frutales. Magnífico, voluptuoso, seductor

Localizo otra botella y sin dudarlo la adquiero, pues tengo grandes y gratos recuerdos de este vino y añada.
En nariz y en boca ha perdido un pelin de potencia, pero ha ganado en elegancia y equilibrio, pero lo importante es que sigue gozando de mucha fruta, minerales, especias y balsámicos entre otros aromas y sabores, ademas posee un largo y persistente final.
Un vino excelente en todo, hasta en precio.

Muy oscuro, borde morado, con una lágrima muy abundante, gruesa y muy densa.

En nariz tiene una buena intensidad, frutos dulces y maduros, al mover, algo especiado, algo de pegamento, tinta, chocolate, tostados.

En boca es donde mejor se mostró, masticable, muy buen cuerpo, envolvente, buena integración de la madera y la fruta, buen equilibrio, post gusto espectacular y larguisimo.
Es un vino contundente, potente, pero con una potencia bajo control, como aquellos deportivos que toman una curva a toda velocidad y parecen que van sobre raíles.

Lo decantamos con algo mas de una hora de antelación.

Picota muy cubierto, con ribete amoratado y abundante lágrima.

Nariz de elevada intensidad, golosa, que recibe con nítidos aromas lácteos que luego desaparecen y que dan paso a fruta negra madura, tostados, vainilla, chocolate, caramelo de café, bollería y regaliz.

Boca potente, con cuerpo, sedoso, acidez corta, taninos suaves, cálido, redondo. Larga persistencia. Muy buen vino.

Segundo Vitorino catado por un servidor, después que tiempo atrás me dieran a probar la añada 2008.
El "bicho", viste y luce un picota granatoso oscuro de capa alta, con un fino ribete granate y una abundante lágrima en el cristal de la copa, medio atintada.
Decantado con una hora más o menos, antes de su servicio, el vino está listo para la plaza:
Faena olfativa: conviene meter y meter la nariz. "Entrar al trapo una y otra vez". No por pereza del vino, si no porque lentamente y poco a poco (quién tiene prisa??), nos va mostrando cosas interesantes: el primer golpe es directo (notas animales, cueros y tierra húmeda; establo). Agitando comienza a desfilar la fruta roja y negra madura. Ciertos tintes licorosos y minerales (me cuesta a la Tinta de Toro encontrarle la sensación mineral, aunque la tenga). Más aparte de esos dejes licorosos: balsámicos (menta, eucalipto...). regresa algo la tierra (Hojarasca; mojada, húmeda...) Menuda faena. Complejidad y alegría (Snif, snif!!)
Faena gustativa: la bestia se suelta (tiene mucha guerra todavía, a pesar que no es violento en el trago). Quizás esté por crecer más que ese redondo 2008 y algo más manso.
Ataque decidido, bastante potente, junto a una acidez todavía notable. Buen desarrollo en el paladar, a veces cálido (no pesado), a veces frutal. La barrica se vuelve a mostrar fusionada con la fruta y algunas especias. Final de grata y larga persistencia con un postgusto frutal y retronasal tostado ligeramente acompañado de café.

Dos orejas!!!
Aún le queda "tela"; sobretodo en boca.

Cookies en verema.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra Ver política de cookies.

Aceptar