Románico 2009
Vino Románico 2009
FICHA TÉCNICA
Bodega
D.O./Zona
Pais:
España
Tipo de Vino:
Tinto
Graduación (vol):
14,50%
Varietales:
100 % Tinta de Toro. Cepas de edad aprox. entre 15-20 años.
Precio aproximado
Precio Aprox:
De 5 a 9,9 €
PUNTUACIÓN
Nota de cata NOTA MEDIA:
8.44
/
92
Nota de cata CALIDAD-PRECIO:
8,5
Opiniones de Románico
OPINIONES
8

Hoy he abierto otra botella de este Románico y continua dando las mismas buenas sensaciones. Continúa ese rojo picota con ribete morado y capa media-alta, diría que se ha mantenido imperturbable durante el último año. La nariz invita a beber con mucha fruta roja y lácteos (hace un año no los recuerdo tan presentes), algún toque balsámico, tabaco. Y en boca esa potencia contenida, buena acidez y longitud, tanino presente pero maduro. De esos vinos que piden otra copa después de la última.

En fin, que sigue siendo un vino muy disfrutable y a muy buen precio.

Me sorprende que almirez con mayor crianza en barrica esté en el mercado una añada superior a este Románico con bastantes meses de crianza en barrica.
La Buena RCP no es discutible, un vino a muy buen precio por presentación y empaque de la bodega que lo produce, aunque lo he encontrado excesivamente nervioso para ser un 2009, donde la acidez está aún sin encontrar un buen equilibrio, hay que cuidar la temperatura porque su calidez será protagonista. Presenta buena base de fruta roja con notas de crianza en barrica con tostados medios, aunque sin demasiado protagonismo en nariz, pero si en boca, su tanicidad está aún por afinarse.

Vino color picota madura con ribete amoratado, capa media alta, limpio, brillante y lágrima fina.
En nariz con intensidad media, fruta tanto negra como roja, moras, frambuesas, fresas y cerezas, mostrandose de una forma expresiva y elegante, con compañía de un sauve tostado y fino caramelo.
El paso por boca, suave, calido, goloso, afrutado, cerezas, cuerpo medio, buena acidez, equilibrado y con un tanino aterciopelado y maduro.
Retronasal, afrutada.
Posgusto, medio largo y muy bueno.

Es un vino que sin tener una gran complejidad está muy bueno.

En un principio el vino se demuestra lo que es,joven con poca barrica,un poco alcolico en un principio,color violetaceo,media capa,en boca bastante fruta fresca,un poco goloso,madera justa y un con un retrogusto bastante justito.La verdad hay que decir que para el precio que tiene esta bastante correcto.
Lo probare mas adelante para haber si se a pulido un poquito

Que un vino que no llega a los 8 € ofrezca la calidad de este Románico es algo que pienso que se debe remarcar. Me voy a pasar por la tienda a la que pueda a arramblar con unas cuantas botellas más porque realmente vale la pena.

Color rojo picota con ribete violáceo. Capa media-alta. En nariz mucha fruta roja madura, balsámicos, tabaco y alguna leve punta alcohólica pero que no molesta demasiado.

Paso por boca sedoso pero con un buen volumen. Mucha fruta en boca,tanino suave, madera bien integrada, buena acidez, equilibrado. No te cansas de beber, una copa pide otra. Bastante largo.

Ahora vuelvo, que me voy a por más...

Tanto en nariz como en boca recuerda a un vino de maceracion carbonica pero con algo mas de complejidad.
En nariz es de intensidad media, con mucho caracter frutal algo licoroso, destacan los aromas frorales (violetas, rosas), muchos lacteos, las notas de crianza se dejan ver sin sobreponerse a nada, aromas especiados y un toque balsamico.
En boca destaca por su frescura, acidez marcada, es sabroso, goloso, con ese punto que parece carbonico que no es molesto, la madera esta muy bien integrada como todos los vinos de esta bodega, final de intensidad media con muchos recuerdos afrutados y ligeros ahumados.
Personalmente me gusta mas el Almirez, pero reconozco que tiene una buena relacion calidad precio.

A la vista se muestra con un color picota, apreciándose unos destellos y ribetes de color violáceos, lagrima densa y ancha. Capa de tipo alta.

En la nariz se presenta con una intensidad de tipo alta, con sus detalles de fruta, fresco, notas de madera fina, con detalles especiados, torrefactos, algo de alcohol y en conjunto: muy vino, muy Toro y muy buena nariz.

En la boca se muestra con potencia, sabroso, buena acidez, los taninos muy presentes, pero ligeramente dulces y desde luego sin resultar astringentes. Fase final larga con su madera y fruta muy bien integradas.
Etiqueta clara con su dibujo de una especie de Estela romana, como las que tenemos en Cantabria (exposición de Estelas en Barros. Los Corrales de Buelna), con el año en números romanos y contraetiqueta con buena información.

Como conclusión, vino potente, muy vino y muy Toro, que esta no muy lejos de su hermano Almirez en la cata (más Toro) y lejos en el precio.

Cata realizada en Zamora, pues en Cantabria no he conseguido una botella (tampoco me he obsesionado en conseguirla). Compradas posteriormente, botellas en un establecimiento de la Plaza Mayor de Zamora, a un precio de 6.90 euros, con lo que la relación precio son su hermanos de bodega es muy buena.

Tomada la botella junto a nuestra compañera Alternativa, que me dijo: te voy a pedir un vino que te va a sorprender. Pero si es Romanico, que le tenia ganas y si me sorprendio.

Alabaster, Victorino, Almirez...Todos ellos vinos tintos; todos ellos Toros bien bravos y cada uno con su personalidad, maneras y hechuras.
En este caso, toca que vea luz la criatura más joven de los Eguren: Románico.
Los Eguren siguen recorriendo la senda de Toro con unas Tempranillos llenas de sensaciones.
Al igual que sus hermanos, se presenta con un vestido bastante elegante. Botella de aire borgoñón; etiqueta con una especie de rosetón de origen románico; contraetiqueta en la que aparecen consejos tales como "conservación del vino a temperatura constante no superior a 16ºC". Humedad cercana al 80% y sobretodo "ambiente oscuro y silencioso". Todos son cuidados para la nueva criatura de los Eguren. Me gusta. Incluso ya le apuntan vida: de 2011 a 2016. El tapón, siliconado y con el logo de la familia estampado.

Se presenta con un picota oscuro de tintes granatosos y un ribete sutil y vivo. Capa media-alta, tirando a alta. Vela un poquito la copa con leves atintados y en el cristal marca una lágrima, por momentos, consistente.
La nariz requiere su tiempo y calma. El vino, al cabo de dos-tres horas resulta realmente expresivo y mucho más bebible que al comienzo. Como buen Toro Eguren, el exígeno le imprime personalidad y gana enteros de manera apreciable.
Mientras, la nariz muestra muchas cosas interesantes. Lo primero que llama la atención a copa parada, es una sensación bastante perceptible de levaduras, bollería fina (la masa de croissants), o quizás galletas. Bien. Agitando, la cosa comienza a cambiar y desfila ante mi nariz aromas de fruta roja con un toque de licor, notas torrefactas, suaves tostados (no excesivamente marcados) de la crianza, y con mucho más tiempo, la fruta se vuelve algo más madura y negra (grosella, cereza, arándano). Puntas de especias "tempranilleras" (vainilla, pimienta, clavo...). Creo que esta fase está muy conseguida. Tanto, que por momentos me parece mejor que su hermano Almirez.
La boca no anda mal, aunque desde luego no supera a la nariz. Tiene buena acidez y no es excesivamente alcohólica. Cálido sí, con alguna leve astringencia. Se aprecian los taninos de la madera y quizás ciertas notas torrefactas que ya se percibían en la fase olfativa. Margen de mejora por supuesto debe de tener (como buen astado de Eguren), aunque se deja beber ahora. Finaliza con un postgusto torrefacto y especiado por igual.
No resulta mal el hallazgo, tanto para beberlo ahora como para dejarlo reposar en la vinoteca un tiempo, cosa esta última, bastante recomendable.

Cookies en verema.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra Ver política de cookies.

Aceptar