Almirez 2012
Vino Almirez 2012
FICHA TÉCNICA
Bodega
D.O./Zona
Pais:
España
Tipo de Vino:
Tinto
Crianza:
Con crianza
Graduación (vol):
14,50%
Varietales:
100% Tinta de Toro
Precio aproximado
Precio Aprox:
De 10 a 19,9 €
PUNTUACIÓN
Nota de cata NOTA MEDIA:
8.67
/
93
Nota de cata CALIDAD-PRECIO:
8,7
ELABORACIÓN
El vino Almirez 2012 es un tinto monovarietal de Tinta de Toro procedente de viñedos de edad media (entre 15 y 65 años) cultivados en suelo arcillo-arenoso. Vendimia manual con rigurosa selección de los frutos en mejor estado. En bodega, la uva se despalilla y prensa para pasar posteriormente a la fermentación con pisado y ligeros remontados durante un periodo de 8 días a una temperatura controlada de entre 24-28ºC. El vino macera durante 16 días con los hollejos y después realiza la fermentación maloláctica en barricas nuevas de roble francés. Almirez 2012 envejece durante 14 meses en barrica de roble francés (30%) y barricas de vino (70%).
OTROS VINOS CATADOS DE ESTA BODEGA
Opiniones de Almirez
OPINIONES
11

5 años y pico han transcurrido desde la última cata colgada en Verema este magnífico vino. ¿Qué me he encontrado?. El corcho, en el que se significa el nombra del vino, en perfecto estado. Eso sí, la cara que está en contacto con el vino muy tintada.

      A la vista, mantiene su capa alta. Permanece limpio, brillante y sin sedimentos en lo último de la botella. Con un color rojo picota con notas teja y un ribete con las mismas características. Su lágrima continua siendo abundante, gruesa y muy lenta en su carrera por el cáliz de la copa y al que todavía tinta.

      En nariz sazonadas frutas negras en abundancia y ligeras rojas del bosque. Madera de su crianza muy bien integrada. El tiempo ha favorecido su ensamblamiento.  Y sin destacar.

      En boca está muy elegante, domado, con vida, aterciopelado, sedoso, con volumen, potente, seco, mineral, carnoso, equilibrado, muy frutal y con la madera de su crianza integrada. Mantiene una fresca acidez que invita a beber y que le va a dar varios años más de vida. Tiene los taninos bastante domados. Se perciben muy bien las abundantes frutas percibidas en la fase olfativa. Elegante, sabroso, frutal y potente paso de boca. Sigue siendo un vino muy, muy largo. Me da una permanencia de 3,50 minutos.

  

Color rojo picota de capa media alta, ribete leve granate pero con aún violáceo. Añada de punto de inflexión en el color, aparece el granate

Parecido al 11 y 14 en nariz, más marcado el carácter mineral que el frutal, y en el 12 tiene más predominio. Aromas mentolados, Nariz muy apetecible y apasionante, fruta y terruño. Mucho cascajo al mover.

Boca de toro muy clara, portento en madera, le falta algo más de fruta, madera muy presente, buena acidez, falta botella, tanino secante, final amargo aún, potencia por controlar.

Vino encerrado en una botella borgoñona que está vestida con una original etiqueta en su diseño y tapada con un correcto corcho que está impregnado de vino por su contacto con el mismo.
A la vista un vino con un color rojo picota de capa alta, limpio y brillante. Menisco granatoso y con algunas, pero muy leves, notas teja. Lágrima gruesa, densa y muy lenta en su deslizamiento por el cáliz de la copa.
En nariz abundantes frutas negras y leves rojas que se están sazonando. Madera de calidad y que permanece en más primer plano del que a mí me gusta. Se integrará. Hay que darle tiempo. Lo podré comprobar pues me quedan varias botellas. Lo iré narrando.
En boca está duro pero tengo confianza en él y se hará mas sedoso y aterciopelado. Retornan con fuerza las buenas frutas percibidas en la fase olfativa. Muy mineral y seco. Con los taninos muy presentes. Madera de su crianza más en segundo plano que en la fase olfativa. Mantiene una elegante acidez que te invita a beber y que le va a dar buena senectud. Equilibrado. Grato y duro, mineral y seco paso de boca. Es largísimo. Me da una permanencia de 3,45 minutos.

No ha perdido ni un ápice de potencia frutal.Potente y poderoso, frutal, algo excesivo, tanicidad muy madura y presente. Concentrado

De borde morado, capa alta, lágrima abundante, densa y lenta.

Buena intensidad en nariz, frutos rojos en licor, nariz potente, especiada, clavo, balsámico, toque mineral, tinta.

En boca tiene una entrada densa, buen cuerpo, sorprendentemente pulido, fino, con un post gusto donde recupera la potencia de toro, largo y sobrio.

Presenta en copa una capa muy alta color picota.

Nariz muy intensa, fruta roja madura, cerezas y recuerdos de cacao, de la madera se siente el tostado, promete fuerza al paladar.

En boca el paso es fácil y de post-gusto largo, tanino ya agradable, pero es un Toro más potente que elegante, en el quizás aún queda por domar la frutosidad que tiene, mejorará en años venideros.

Es un Eguren , eso estaba claro, aunque a ciegas podría haber sido un Rioja, pero no lo fue, fue un Toro. Un Toro fresco, frutal, con recuerdos de bodega, cremas, tostados y cacao. Impresiona. En boca , super Eguren, también cremoso, voluminoso, largo y final ácido...

Alta capa con ribete rubí. A copa parada destaca en primer lugar su alta intensidad y sus finos aromas tostados de la barrica, muy marcados, pero también huele a roble, por debajo emerge la fruta, cereza crocante, en su punto, algo borracha, balsámicos. En boca, sabroso, goloso, tanino secante y mucha fruta. Fruta y madera invierten los papeles principal y secundario con respecto a la nariz, ahora la fruta está por encima y la madera está debajo, abrazándola, dándole soporte, con firmeza, pero no la machaca, la fruta está presente de manera muy marcada, muy presente, tanino algo duro, postgusto largo, concentración, equilibrio, acidez marcada, integrada, está vivo, le da frescura. Nariz más atractiva que la boca, no es untuoso, tiene brío. Final con un toque vegetal, no amargo, de la hoja de vid. Un vino para quedar bien sin gastar mucho dinero.

Probé ese Almirez en una cena con amigos y creo que me equivoqué porque no estaba con gente que disfruta catando un vino.
Yo disfruté por ver nuevamente un Almirez joven. Creo que todavía está muy cerrado. En la nariz muy bueno con esa fruta madura, torrefactos, denso.
En la boca bien, pero todavía con unos taninos muy potentes. Creo que es un vino fantástico, pero que debe estar más tiempo en botella.

Color picota brillante con borde violáceo, muy bonito. Capa alta.
Nariz de intensidad media, frutas negras maduras.
Boca con paso agradable, y taninos de larga duración:

Me ha gustado mucho este vino, es la segunda vez que lo pruebo y no me ha decepcionado.
Posiblemente mejoré en los próximos años.

Cookies en verema.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra Ver política de cookies.

Aceptar