El Vínculo crianza 2013

Vino El Vínculo crianza 2013

Puntuación del vino
Puntuación sobre 100:
95
Puntuación Media:
9,1
Calidad-precio:
10,0

Bodega: El Vínculo
D.O./Zona: D.O. La Mancha
País: España
Tipo de vino: Tinto
Crianza: Con crianza
Graduación (vol): 14,50%
Varietales: Tempranillo 100%
Precio aproximado: De 5 a 9,9 €
Descripción
Otros vinos catados de esta bodega

Elaboración: Viñedo La Alameda con una superficie de 80 hectáreas y vides con 25 años de media. El suelo es una mezcla de arenosos y arcillosos en todo el terreno. Envejecimiento de 16 meses en barrica de roble Americano. Embotellado en Julio de 2016 permaneciendo seis meses redondeándose antes de salir al mercado. Acidez total (g/l): 4.97. Azúcar (g/l): 0.35. Enóloga: Eva María Fernández.

Varietales: Tempranillo 100%

3 Opiniones de El Vínculo crianza

Otro de los vinazos tremendos de Alejandro Fernández... creo que poco más que decir.

La nariz es un canto a su tierra, con una tempranillo madura, que te muestra picotas, ciruelas, moras, flores marchitas, tierra húmeda... Es dulce, con esos toques avainillados y amaderados, con bombón licoroso muy suave, matorral, ahumados y esas notas balsámicas que le dan tanto frescor. Hay mina de lápiz, tabaco y notas sutiles de cuero. Nariz con cuerpo, potente.

La boca es carnosa, intensa, con esa fruta bien madura y jugosa, con ese toque dulce, pero acompañado por notas amargosas y mentolados, por flores y monte bajo, por tabaco de pipa y cueros, champiñones y notas trufadas, con ese toque de chocolate tan delicioso. Los ahumados y las notas de madera, se vuelven cremosos, con un tanino jugoso y rudo aún, que junto con su buena acidez hacen que este vino sea sápido y tenga una buena vida por delante. 

Vinazo espectacular. De lo mejor que se puede encontrar en este rango de precios. Y cómo no, de Alejandro Fernández. Lástima que la bodega parece que se va a ir al garete, porque joyas como estas no se encuentran fácilmente.

Si tenemos en cuenta sus poco más de 11 euros estamos ante una relación calidad precio única. Un vino que se puede definir con elegancia y complejidad, Alejandro Fernández saca lo mejor del Tempranillo manchego en un vino que se viste de picota von tonos granates. Nariz excelente con fruta en sazón, higo, ciruela, especias dulces como la nuez moscada, la vainilla y el clavo, balsámicos de regaliz rojo, notas de tabaco rubio, finos cueros, cedro, aromas de trufa, cacao y fondo terroso.

En boca sigue el espectáculo con un vino muy pulido y equilibrado, carnoso, sedoso, con una acidez que se funde con la fruta en un final muy largo en el que vuelven por retro mucho de lo ya percibido en nariz. Otro Vinazo de Alejandro.

Nos han traído como regalo este crianza manchego elaborado por el gran maestro Alejandro Fernández. Leo que "La bodega manchega El Vínculo es el particular homenaje de Alejandro Fernández a su padre, quien tuvo su propia bodega con el mismo nombre en tierras del Duero." Pues veamos qué nos depara. Lo abrimos y lo dejamos respirar por espacio de una hora y media y lo atemperamos hasta los 16°C para su valoración. Corcho de calidad, compacto y con la base tintada aproximadamente un mm.

VISUAL: Presenta un color rojo picota de capa alta con un amplio ribete cardenalicio. Su lágrima es tintada, esbelta y muy abundante (92).

OLFATIVA: A copa parada emana aromas a pan de higo y a compota de ciruelas. Al agitar surgen notas herbáceas de mucho frescor (hierbabuena y menta), balsámicos de eucalipto así como unos finos especiados de nuez moscada y clavo. Si seguimos acercando la copa aparecen apuntes tostados, recuerdos minerales arcillosos, fúngicos de níscalos así como terciarios de cuero curtido, tabaco de pipa, chocolate negro con unos sutiles toques finales amaderados de ebanistería. Tremendo en su complejidad y con una intensidad media-alta (93).

GUSTATIVA: En boca se presenta carnoso, amplio y con mucho cuerpo. Cremoso, de acidez media-alta y con los taninos presentes aunque bastante pulidos. Vinazo con una estructura poderosa, pétreo y de cierta mineralidad. En retronasal se nos antoja balsámico con recuerdos licorosos y amaderados. Post-gusto carnoso y acompotado, persistente durante dos minutos y 50 segundos con un final bastante secante. Un vino que categorizaríamos de "parkerizado" sin dudarlo. Tremendo poderío el de este vino, con vida por delante, con toda seguridad estará en todo lo alto al menos 5 años más. Vinazo! (91).

La RCP la considero excelente. Sobresaliente tempranillo del maestro por debajo de 10 euros la botella.

MARIDAJE: Pues nos tomamos este vino en tres ágapes. En el primero acompañó un suculento entrecotte a la salvia en donde las notas herbáceas y balsámicas fueron el contrapunto perfecto a la jugosita carne. En el segundo round se vio las caras con un "lomaco" de albacora al eneldo y unas gambas al ajillo. Acierto pleno pues la combinación de apuntes minerales con los salinos del pescado fue toda una delicia. Y para terminar no podía faltar nuestro surtido de embutidos, jamón y queso. Armonía absoluta entre las notas acompotadas y licorosas con los recuerdos especiados y cárnicos del embutido y como no, excepcional con el queso añejo manchego. Disfrute de los "güenos" de verdad, ):

Salud-os!!

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.

Cerrar