El Vínculo Reserva 2007
Vino El Vínculo Reserva 2007
FICHA TÉCNICA
Bodega
D.O./Zona
Pais:
España
Tipo de Vino:
Tinto
Crianza:
Con crianza
Graduación (vol):
15,00%
Varietales:
Tempranillo 100% Superficie de viñedo: 80 hectáreas. Edad: 25 años de media. Suelo: Mezcla de arenosos y arcillosos en todo el terreno.
Precio aproximado
Precio Aprox:
De 10 a 19,9 €
PUNTUACIÓN
Nota de cata NOTA MEDIA:
9.13
/
96
Nota de cata CALIDAD-PRECIO:
10,0
ELABORACIÓN
Viñedos arrendados en acuerdos con viticultores de la zona. Situados entre los 750 y 650 metros de altitud en terreno semillano en descenso de Norte a Sur con orientación Sur. Vendimia: Manual. Tras un otoño en la media y un invierno seco, las cepas arrancaron con agua gracias a las numerosas lluvias de abril, que en temperaturas fue bastante fresco y ayudó a que no hubiese problemáticas de hongos. El verano, seco, pero con lluvias intermitentes, permitió el buen desarrollo de la vid. Vinificación: Despalillado y fermentación en acero inoxidable. Envejecimiento: 24 meses en barrica de roble americano y 12 meses en botella.
OTROS VINOS CATADOS DE ESTA BODEGA
Opiniones de El Vínculo Reserva
OPINIONES
4

Corcho que sale nuevo, entero, largo, grueso y apenas bañado menos de 1 mm en vino rojo picota oscuro. Huele muy bien.

Abierto y decantado hora y media antes de su consumo.

Visual

Rojo picota oscuro, de capa alta, ribete cereza-anaranjado-transparente, limpio, brillante y con buena y abundante lágrima, ancha, de lenta caída. (9,3)

Nariz

De bastante intensidad a fruta negra madura y licorosa, ligeros lácteos cremosos, ahumados, finas maderas, regaliz, coco, vainilla, toffee, chocolate, cacao, tinta china, notas minerales, potentes mentolado-balsámicos y ligera crema pastelera. (9,2)

Muy buena nariz, intensa y compleja.

Boca

Ataque potente y contundente, sabroso, seco pero ligeramente goloso, sedoso, elegante, de buena acidez para sus 15º de alcohol, vino entre fresco y cálido (a medio camino), muy mentolado y balsámico que le aportan frescura, de bastante densidad, gran cuerpo y estupenda estructura en el paso por boca. Los taninos son potentes y firmes, con mucho nervio pero, a la vez, tan bien trabajados que son sabrosos y dulces (aunque con mucho margen de pulido).

El final es largo, con fruta negra madura, especias, regaliz, chocolate, toffee, herbáceos y mentolados con un fondo de madera fenomenal; en vía retronasal se repiten sensaciones y aparecen notas de tinta china, minerales y de finas maderas que lo rematan fantásticamente bien. (9,3)

Boca estupenda que, por lo que veo, ha mejorado desde la última vez que lo probé. El vino se ha redondeado un poco, tanto los taninos como la integración de esos 15º de alcohol en el conjunto.

Excelente RCP para lo que ofrece.

 

Corcho largo y grueso poco bañado en vino rojo rubí granate por el interior hasta menos de 1 mm (sorprendente para la edad de este vino). Huele muy bien.

Visual: rojo picota de capa alta, ribete cereza-atejado-transparente, limpio, brillante y de muy buena y abundante lágrima de lenta caída. Buena visual pero se observa ligeramente más evolucionado que la botella que caté el año pasado.

Nariz: fruta roja y, sobre todo, negra madura sin llegar a un exceso de licor, notas a eucalipto, mentolados y balsámicos potentes, clavo, hierbabuena, regaliz, laurel, pimienta negra, ligeros recuerdos terrosos y minerales, tostados, maderas finas, tabaco rubio, cacao, chocolate y notas que (muy levemente) recuerdan a incienso. Nariz madura y compleja pero, a la vez, muy fresca y balsámica. Excelente.

Boca: ataque potente, jugoso a fruta negra madura, sabroso y muy seco pero, a la vez, con recuerdos muy sutilmente dulzones, de muy buen volumen, estupenda estructura, densidad media-alta, muy buenos balsámicos en el paso por boca que, unidos a una acidez bastante alta, le confieren una frescura notable (e inusitada) en un vino manchego de 15% de volumen alcohólico y 24 meses de crianza en barrica.

En el paso por boca, se aprecia un vino potente pero aún joven y fresco (para tener casi una década de vida) conjugado con una muy buena dosis de golosidad. Tiene un tanino potente pero sabroso, rico y elegante dentro de su (aún) astringencia. Sorprendente.

El final es muy largo, a frutos negros maduros, con notas tostadas, a regaliz, balsámicos y a chocolate en retrogusto y con una retronasal especiada, a tabaco rubio, herbáceos, recuerdos minerales y mentolados que lo rematan excelentemente bien.

Excelente vino con un (mínimo) de un lustro más de vida en botella. PVP 18-19€ (aunque conseguido por 5-6€ menos la botella). Excelente RCP en cualquier caso.

He de reconocer que estoy actualmente enganchado a estos vinos de Alejandro Fernández, todo lo que pruebo de este hombre y de su hija me parecen maravillosos, vinos complejos y elegantes, de gran volumen, me parece que trata la tempranillo de una manera grandiosa,tal vez diría que arcaica y eso me encanta, noto un nexo de personalidad arrolladora entre sus vinos tintos y en este caso este Vinculo reserva 2007 me ha fascinado.

De color picota y ribete granate tirando hacia el teja, con una capa media-alta muestra signos de evolución, con una lágrima que corre con avidez dejando unas bonitas piernas a su paso, tiñe la copa.

En nariz, nada mas abrir noté golosinas de fresas durante los primeros segundos y a copa movida apareció el laurel, mentolados y eucalipto, cuero, cacaos, torrefactos, vainilla acompañados por una fruta negra madura, licorosa, mora negra y ensamblado con la madera en un conjunto de gran complejidad y armonía, la nariz, como me sucede con los vinos de Alejandro, es puro vicio, no dejo de meter la nariz una y otra vez, disfrutando como loco y escudriñando nuevos aromas.

En boca es voluptuoso, elegante, con una gran acidez y ligera astringencia con unos taninos presentes pero muy agradables y dulces, la fruta negra madura y licorosa aparece en primer lugar, cacao, regaliz, ahumados, barrica, tabaco mas negro que rubio (puro tal vez) torrefactos y una persistencia brutal, el retronasal es puro vicio, mentolados, fruta negra, regaliz, torrefactos y madera.

Un vino que invita a una y otra copa.

Y cierro aprovechando para aplaudir una frase del propio Alejandro Fernández: "El vino es salud, el vino da alegría, da potencia y es muy bueno para hacer el amor..."

A la salud de Alejandro, que a día de hoy continua trabajando cada día en campo, visitando diariamente sus diferentes pagos y ofreciéndonos junto a su equipo, estas joyas.

Botella bordelesa de etiquetado sobrio de fondo blanco (el Crianza o el Crianza de Edición Limitada tiene un etiquetado mucho más llamativo). Cápsula de color azul marino similar en grafía al crianza (aunque éste último en color negro).

Corcho bastante largo y grueso, casi nada bañado en vino color granate claro (muy poco bañado para sus 8 años y pico, bastante menos que su hermano el Crianza 2011 Edición Limitada catado ayer).

Le damos 1-2 horas de oxigenación desde el descorche.

Visual: rojo picota oscuro de capa alta, ribete cereza-transparente con ligeros destellos granate-violáceos que para nada denotan sus más de 8 años de vida y 24 meses de barrica americana. Se ve un vino muy joven, poderoso, limpio, brillante y con muy buena y abundante lágrima de rápida caída.

Nariz: algo cerrado de inicio. Al darle una hora o más empieza a fluir tremendamente: frutos negros maduros licorosos, especias, regaliz, tomillo, monte bajo, eucalipto, laurel, mentolado-balsámicos poderosos, toques a coco rallado, vainilla sutil, canela en rama, herbáceos, notas amieladas, tostados, chocolate, torrefactos, muy ligeros cueros y madera americana fina de mucha calidad. Muy complejo y fresco en nariz: nada alcohólico (a pesar de sus 15º de alcohol) si no se sirve a más de 16-17ºC.

Boca: entrada bastante poderosa y de muy buen volumen y densidad, muy estructurado, de tanino tremendo y más que perceptible en encías pero, a la vez, dulce y muy bien trabajado. Acidez muy alta. Muy agradable en el paso por boca aunque con un buen toque de astringencia que dice que a este vino le quedan muchísima evolución y vida en botella. El final es largo, muy muy largo con un poco de amargor final y con recuerdos en retronasal y retrogusto a frutos negros, chocolate, especias, regaliz, toffee, herbáceos, tomillo y un sinfín de notas sutiles que invitan a una y otra copa.

Este "El Vínculo Reserva 2007" es un nuevo vinazo de Alejandro Fernández (o de su hija, Eva María), muy joven a sus más de 8 años de vida: joven, tánico pero con tanino muy bien trabajado, con bastante alcohol que apenas se percibe ni en nariz ni boca, estructura tremenda pero, a la vez, con una acidez muy alta, lo que lo hace muy fresco y muy fácil de beber y disfrutar (recordemos que tiene un 15% de graduación alcohólica).

Un Reserva excelente que lo tiene todo para mejorar y aguantar en botella. Pueden esperarse cosas muy buenas de él en el futuro: si es bien conservado, le auguro, como mínimo, una década más de vida (al año 2026 creo que va a llegar sin ningún tipo de problemas).

Su RCP es excelente. El PVP normal ronda los 19-20€ y se corresponde con ello, pero si la compra se referencia a BodeBoca (14€) la RCP creo que es sublime teniendo en cuenta el corcho, todas las fases de cata, el disfrute que aporta y la potencial mejora y vida en botella que augura.

  • El Vínculo Reserva 2007

    El Vínculo Reserva 2007

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar