Opiniones de El Vinculo crianza
OPINIONES
5

Botella bordelesa y etiquetado típico de El Vínculo Crianza. Corcho largo y grueso de excelente calidad y factura (corcho que valdría para un Reserva ó Gran Reserva de postín).

Descorchado 1 hora y pico antes de beberlo y mantenido a temperatura con jarra térmica.

Visual: rojo picota de capa alta, ribete cereza-granatoso sutilmente atejado ya, limpio, brillante y con excelente y abundante lágrima.

Nariz: fruta negra madura pero con un punto de frescor aún, ciruelas, uvas pasas, regaliz, ahumados potentes, trufa muy perceptible, finas maderas, tabaco rubio, pimienta negra, tostados, coco, vainilla, chocolate amargo, cacao, toffee, jalea real, herbáceos, tomillo, mueble nuevo, ligeros cueros, monte bajo y tierra húmeda. Muy buena complejidad pero que, con tiempo, se acrecienta.

Boca: ataque poderoso y con volumen medio-alto, buena densidad, bastante estructura, expansivo en boca, notable acidez, mucha fruta negra madura en el paso por boca, tanino muy poderoso que aún se agarra ligeramente a las encías y que augura muchos años de vida por delante (5 ó más). Un vino con fondo tostado, con notas ligerísimamente amieladas (pero dentro de su sequedad), con taninazo, potente pero, a la vez agradable. El final es largo, bastante largo, con todo lo anteriormente citado en postgusto y retronasal junto a un toque ligeramente amargo, la astringencia de su noble tanino y esa fruta negra junto a ese monte bajo y herbáceos, trufa, chocolate, tabaco rubio, vainilla y coco en retronasal que lo redondean fenomenalmente bien.

Muy buen vino este El Vínculo Crianza 2009. En momento óptimo de consumo con 7 años ya, pero con al menos un lustro más de vida por delante. Su PVP normal ronda los 10-14€, pero en oferta lo pude conseguir por algunos euros menos de 10... en cualquier caso, una RCP excelente (tanto por lo que ofrece en visual, nariz y boca como por su capacidad potencial de envejecimiento en estupendas condiciones).

  • El Vínculo Crianza 2009

    El Vínculo Crianza 2009

Picota con la orilla amarronada. Aroma potente, hay ciruela muy madura envuelta en alcohol, especias tanto punzantes, pimienta negra, como dulces; coco, clavo... con un halo de frescura y alguna nota compleja de trufa. Tiene su cuerpo, su acidez... para fresco en conjunto pese a su fruta madura, cuenta con viveza y te devuelve unos ahumados en retronasal. Un vino al que le quedan sus kilómetros.

Los vinos de Alejandro Fernández rara vez defraudan y este no es una excepción. Cereza picota con tendencia ya hacia los ocres y atejados, ofrece una nariz extraordinaria con ese bouquet que sólo él sabe imprimir a sus vinos. Pura elegancia donde la fruta ya madura se funde sin solución de continuidad con una madera que la complementa y ennoblece, finos cueros, ceras, ebanistería, todo ello muy sutil, junto a especias como el clavo, la canela y la vainilla, destellos de café, cacao, tabaco rubio y ligeros balsámicos.
En boca es pura seda y terciopelo, frutoso, elegante, placentero, muy medido en todas sus dimensiones y con un final largo que te pide más.
Grande como siempre y a un precio muy razonable. Coincido con mis anteriores compañeros de cata en que este vino no ha dicho aún su última palabra teniendo todavía vida por delante.

Borde granate, capa alta, con una lágrima bastante densa.

En nariz, intensidad alta, frutos negros en licor, chocolate, algo de bollería, caña de azúcar, toques especiados y un punto balsámico.

En boca, es muy denso, carnoso, con gran cuerpo, potente, quizás demasiado, algo desbocado, postgusto medio-largo.
Conste que su potencia y sus taninos no molestan, el vino está muy bueno, pero creo que este vino tiene años por delante todavía, acabará de asentarse y será un vinazo.

Rojo picota, ribete granate/ rubí, bastante cubierto, lágrima media casi transparente.,
Nariz muy intensa , cálida y golosa, a frutas en compota, cacao, coco.
En boca en inicialmente aterciopelado, pasa suave con buena acidez, taninos bastante presentes pero sin malas aristas, denso, y final frutal, licoroso muy largo y persistente. Dominio de los sabores a frutas negras, jaleas, todo con mucho cuerpo y peso.
Un vino con mayúsculas.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar