El Vinculo Gran Reserva 'Paraje La Golosa' 2002

Vino El Vinculo Gran Reserva 'Paraje La Golosa' 2002

Puntuación del vino
Puntuación sobre 100:
95
Puntuación Media:
9,1
Calidad-precio:
5,3

Bodega: El Vínculo
D.O./Zona: D.O. La Mancha
País: España
Tipo de vino: Tinto
Graduación (vol): 14,00%
Varietales: 100% Tempranillo
Precio aproximado: De 20 a 29,9 €
Descripción
Otros vinos catados de esta bodega

Elaboración: Viñedos de más de 60 años de suelos arenosos, con una crianza de 24 meses en barricas de roble francés

Varietales: 100% Tempranillo

6 Opiniones de El Vinculo Gran Reserva 'Paraje La Golosa'

Color rojo picota, de capa alta, lágrima densa y tintada, ribete teja.
En nariz ya denota una gran elegancia y complejidad, con intensidad alta, con cuave y fina fruta madura muy presente, con un toque algo licoroso, junto con limpia madera nueva de calidad, suaves y agradables tostados, especias dulces, agradables especiados, un toque de vainilla, algo de laca de uñas, con cierto frescor general. Una nariz fresca y con gran elegancia.
En boca tiene una agradable y fresca entrada, equilibrado y sedoso, taninos todavía presentes pero muy integrados y suaves, frutoso, finos tostados y regaliz, algo balsámico, suave amargor final, acidez muy equilibrada. Postgusto medio-largo. Todavia en buen momento de consumo.

Elegancia y potencia conjuntada, presenta un color rojo picota oscuro, de ribete teja, capa alta, fina lágrima de lenta caída que tiñe la copa. En nariz es de alta intensidad aromàtica, complejo, con muchos matices, se aprecia fruta negra madura, compotada, algo licorosa, fina madera limpia muy bien integrada, aromas dulces, cacao, bastante especiado y balsámico, suave recuerdo a cuero y algo floral. En boca es sedoso, con un agradable entrada, amplio en boca, suave astrigencia, tanino abellotado, fruta negra, algo de chocolate/cacao, acidez muy equilibrada, ligero amargor final, largo postguto frutal y terroso. Un tinto muy redondo, con gran elegància y complejidad. Un excelente vino de guarda de Alejandro Fernández de larga vida. Vino catado a lo largo de tres dies, en general, más frutal el primer dia y més especiado y balsámico posteriormente.

Nueva botella de este tinto de Alejandro Fernández en cuya cata mantengo lo que ya expuse en la anterior botella catada alla en 2012. Sigue espléndido de forma, con capacidad aún de guarda, con una nariz de gran elegancia y complejidad y un extraordinario paso por boca con unos taninos fundentes y un largo final. Simplmente espléndido.

Abierto con bastante antelación, unas tres horas, color oscuro, ribete teja, muchisima lágrima.

En nariz es de intensidad medio-larga, y con una amplia gama de matices, compota de frutas, algo de licor, al mover, aromas dulces, especias finas, coñac, pan tostado con mantequilla, cenizas.

En boca tiene una entrada sedosa, se muestra potente pero bajo control, buen cuerpo, acidez correcta y equilibrado, post gusto largo y algo secante. En boca con menos matices que en nariz.

El vino esta bien, aunque había depositado muy buenas expectativas en el, que al final me han desinflado un poco.

Un excelente vino de Alejandro Fern´nadez que rezuma elegancia y potencia t delicadeza a la vez. Cereza picota granatoso con ribete rubí y buena capa. Nariz con una gran armonia entre fruta y madera, con una fruta madura bien acompañada de notas de cedro y sándalo, floral, especias dulces, pan tostado, café, balsámicos (laca de uñas, barniz, regaliz). En boca es aún más grande, sedoso, frutoso, equilibrado, elegante y largo con un postgusto en el que las notas florales y frutales son todo uno. grande y en un gran momento.

En La Mancha Aljandro Fernández elabora El Vínculo, un vino bastante alabado por las críticas. Habiendo probado el crianza y el reserva, debo decir que este Gran Reserva no tiene nada que ver, deja a los dos hermanos pequeños muy por debajo, siendo su tinto manchego más redondo con diferencia.

La botella se vende en una caja de madera de una unidad.

Rojo teja en copa, lágrima muy densa. Nariz de media intensidad, domina la crianza, cueros, mineral, terruño. En boca se nota la buan integración de la barrica con la uva, bastante goloso, taninos bien integrados, muy mineral, suave y sedoso paso, retronasal terroso.

Fue catado junto con un Pesquera Reserva de 2006. En la línea de los riberas de Alejandro Fernández, este tempranillo me ha gustado mucho. Listo para disfrutar ahora mismo.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar