Primero 2018

Vino Primero 2018

Puntuación del vino
Puntuación sobre 100:
92
Puntuación Media:
8,4
Calidad-precio:
10,0

Bodega: Bodegas Fariña
D.O./Zona: D.O. Toro
País: España
Tipo de vino: Tinto
Graduación (vol): 13.5%%
Varietales: 100% Tinta de Toro
Precio aproximado: Desconocido
Vino de la quincena
Descripción
Otros vinos catados de esta bodega

3 Opiniones de Primero


De color rojo picota con ribete violáceo casi azulado.

En nariz encontramos un vino fresco, intenso, cargado de notas frutales y florales con ligeros toques lácteos.

En boca es un vino con buena acidez, de nuevo gran frescura, paso ligero cargado de fruta, taninos vivos y final de media persistencia.

En esta XIII edición el premio nacional de pintura de B. Fariña recayó en la pintora granadina Purificación Villafranca Castillo. Este año nos presenta una colorida, moderna y original etiqueta que vestirá a 150.000 botellas.

      Vino encerrado en una botella bordelesa qye está cerrada con un correcto corcho identificado con el nombre de la bodega.  

      A la vista un color rojo granate y violáceo. Limpio y brillante con una capa alta y con una lágrima fina, abundante y lenta en su recorrido por el cáliz de la copa al que tinta. Ribete violáceo y granatoso.

      En nariz encuentro una explosion de frescas frutas negras y rojas sazonándose. Notas lácticas y balsámicas.

      En boca muchísima fruta fresca, elegante, opulento, con volumen, domado, equilibrado y manteniendo una fresca acidez que invita a beber y beber. Con los taninos casi domados. Gratísimo, frutal y fresco paso de boca. Es un vino largo. Me da una permanencia de 2,30 minutos.

Es de un color rojo picota, capa alta y ribete violáceo. Lágrimas densas y fijas.

Es de un aroma sereno y franco, se reconoce la maceración carbónica sin exageraciones, sin goloseo. Sin perdida por ello de identidad y personalidad. Se siente la fruta negra, por un lado palpitante (mora, arándano) y por otro densa y serena (cereza y cassis). Es amplio, algo denso, concentrado, fresco e intenso. Pero sin atosigar.

En boca sigue la estela de lo apreciado en nariz, es fresco, ligero, frutal, una acidez limpia y jugosa, le da fluidez al conjunto, el tanino se agarra, tiene nervio y sedosidad. Algo maduro, ya está hecho, perfecto para su consumo, golosote e invita al siguiente trago sin cansar, pese a su cuerpo y carácter. Le seguiré la pista...

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.

Cerrar