Cair Cuvée Luci & Begoña 2011

Vino Cair Cuvée Luci & Begoña 2011

Puntuación del vino
Puntuación sobre 100:
90
Puntuación Media:
8,1
Calidad-precio:
8,2

Bodega: Dominio De Cair
D.O./Zona: D.O. Ribera del Duero
País: España
Tipo de vino: Tinto
Crianza: Con crianza
Graduación (vol): 14,50%
Varietales: 85% Tempranillo y 15% Merlot
Precio aproximado: De 5 a 9,9 €
Descripción
Otros vinos catados de esta bodega

Elaboración: El vino Cair Cuvée Luci & Begoña 2011 se elabora con uva Tempranillo y Merlot procedentes de viñedos de entre 20 y 25 años de media de edad y situados a 900 metros de altitud. En bodega, tras el despalillado y el prensado, la uva fermenta durante 15 días en depósitos de acero inoxidable. A continuación, realiza una crianza de 9 meses en barricas de roble francés (60%) y americano (40%). Por último, se embotella y madura otros 6 meses más en botella antes de su comercialización.

Varietales: 85% Tempranillo y 15% Merlot

Consumo: Lo ideal son 16ºC.

Envejecimiento: Hasta el año 2015 conservará todas sus cualidades.

14 Opiniones de Cair Cuvée Luci & Begoña

Tiene un color rojo picota de capa media y brillante como la granadina.
En nariz se aprecian aromas vegetales de pimiento rojo y verde, notas ahumadas, balsámicos de bosque y madera de ramas de árbol.
En boca es sedoso y elegante, con fruta roja madura pero sin compotar y un equilibrio de estructura y largura óptimo.
Un vino muy disfrutable especialmente si se degusta a una temperatura más fresca que cálida. Muy versátil y apropiado para diferentes momentos.

De color rojo picota ribete violáceo, capa media/alta. Limpio y brillante. Lagrima densa.
En nariz es intenso en aromas, muy equilibrado. Fruta negra/roja muy madura. Notas especiadas y balsámicas. Aparecen también recuerdos lácteos muy agradables.

En boca es amplio , sabroso, frutal con cuerpo y muy equilibrado . Su paso es sedoso, con un tanino dulce. Final largo y persistente.

Un gran vino, fino y muy elegante.

Abro esta otra botella dos años más tarde desde la anterior y la noto más ribereña, con aromas de frutillos silvestres de espectro negro sobre notitas de sotobosque, tostados y sensaciones terrosas. En boca es rico, muy sápido, estructurado y con unos taninos que tienen a dulcificarse en el posgusto, la retronasal si es más madurita y mentolada.  Largo y con impronta. Todo lo demás permanece parecido a la anterior cata, pero si reconozco que esta botella me ha gustado mucho más. Si tenemos en cuenta que tiene una crianza de 9 meses y la fecha en la que estamos, la uva base de este vino tuvo que ser muy buena, ya que lo noto muy entero y estructurado.

Rojo cereza oscuro de capa alta e irisaciones hacia el color teja. Nariz algo abigarrada, reducida (al principio) y que traslada notas vegetales, tierra y de hojarasca. Aromas de frutillos del bosque maduros, especias, tabaco, canela y vainilla, al final aparece un fondo maduro con pinceladas de pimienta y tinta china. En boca desarrolla sabores de fruta más pasa – madura que lo hace algo lento en el paso y pausado, dejando sensaciones vegetales, de cacao y tueste en la evolución y posgusto. Retronasal vegetal y de café / cacao. Un vino con cierta sensación de implosión sensorial, al bajarle la temperatura y tras la aireación mejora, pero deja como una sensación de estar tuneado o de no haber integrado bien las variedades utilizadas. Sin defectos, pero con un perfil distinto a lo que yo entiendo como Ribera del Duero, también es verdad que quizás haya pasado su mejor momento. De todas formas, muy entretenido de descifrar, eso lo tengo claro.

Su nombre, un homenaje a las mujeres de los viticultores que tanto aconsejan y acompañan.

Color picota tirando a marrón.
Nariz golosa, notas ahumadas, frutas tipo ciruela.
Boca buen pase, leve dulzor (esto es lo por lo que digo lo de amaderado por mujeres, es un toque muy especial que le hace diferente a los demás ribera), algun amargo de ese tanino que quiere salir y buen postgusto.

Color picota intenso con ribete granate, joven.
En boca fruta roja y negra con tostados, cacaos y regaliz por la madera. No es excesivamente complejo.
Fácil entrada en boca, aunque postgusto con excesiva madera.

Granate de buena capa. Nariz intensa y madura, con toques de chocolate, muchos especiados, sensaciones tostadas, ahumado, con fruta roja bien perfilada. En boca el ataque es bueno, el tanino vivo, con alguna arista por pulir, dulce, está bien de acidez, hay unos amargos ligeros, notable estructura, largo y con mucha materia. Yo diría que lo mejor está por venir.....

Nueva cata de este vino 10 días mas tarde, en esta ocasión la cata ha sido con un pequeño grupo.

La fase visual evidentemente es igual. En la nariz muy similar pero en esta ocasión la madera ha ponderado menos y se ha notado mas la fruta.

En la fase de la boca en esta ocasión también ha sido más recatada.

En conjunto me ha gustado más al no dominar tanto la madera sobre la fruta.

Color picota, con los ribetes y destellos donde predomina el color violáceo. Una capa alta y una buena lágrima.

En la nariz se aprecia con una intensidad alta, fruta de tipo negro y rojo, e inmediatamente va apareciendo detalles de la madera que al final acaban predominando.

En el paso por la boca llena la misma, pondera los detalles de la fruta de la madera, y como en la nariz la madera acaba predominando sobre todo en la sensación de la fase final.

Un vino que indudablemente tiene muchos seguidores por el predominio de la madera, pero dentro de este tipo me ha resultado interesante.

Tiene un color rojo picota con ribetes aún violáceos que marca juventud pese a su añada. Capa media-alta
En nariz tiene una intensidad media-alta, predomina la madera aunque bien integrada y tonos especiados
En la boca se muestra goloso, potente, con buena estructura, amplio, se manifiesta bien la barrica aunque no es desagradable. Con el paso del tiempo aparecen tonos de regaliz negro y cafe

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar